Elon Musk ha cometido un gran error: Twitter es lo que es gracias a sus aplicaciones de terceros para el iPhone

Elon Musk ha cometido un gran error: Twitter es lo que es gracias a sus aplicaciones de terceros para el iPhone
18 comentarios

Twitter está escribiendo una parte muy negra de su historia. Sí, más allá de todo lo que ha ocurrido tras la llegada de Elon Musk como CEO de la empresa, hay que añadir otra pasada de frenada más. Desde hace unos días, todas las aplicaciones de terceros más populares para usar el servicio han quedado inutilizadas.

Al principio se creía que era un error de la API del servicio, pero ahora todo parece indicar que Tweetbot, Twitterrific, Echofon y otros servicios pueden ver el fin de sus días. Puede verse cierta lógica en la decisión, otras redes sociales no permiten clientes alternativos... pero en el caso de Twiter puede haber sido una decisión fatal. En su historia está el motivo.

No hay confirmación, pero todos coinciden: es intencionado

Repasemos lo que ha ocurrido. Un buen día, de repente, los usuarios de Tweetbot, Twitterrific y otras aplicaciones de terceros populares para iOS se encontraron con errores como este:

Todo el mundo creyó que era un simple error, pero las sospechas enseguida despertaron por parte de los desarrolladores. Twitterrific y Tweetbot habían desaparecido de la lista de aplicaciones y servicios autorizados de las cuentas de todos los usuarios. Parecía que alguien había bloqueado el acceso de esas aplicaciones a la API de Twitter. Los desarrolladores han estado intentando contactar con la compañía en busca de explicaciones, pero a día de hoy no hay respuesta ni a ellos ni oficialmente. Así que reflejaron la situación en forma de avisos:

Hace tres días, The Information convertía las sospechas en algo más serio: sus fuentes afirmaban que Twitter había bloqueado el acceso a la API de los clientes de terceros más usados. Se estaba comentando en los canales internos de Slack de la compañía, y al parecer se está pensando en cómo comunicar la decisión al público.

Un último estertor ha sido el de los responsables de Tweetbot utilizando claves de acceso a la API alternativas que tenían en la recámara, pero con un acceso a tráfico mucho más limitado que ha terminado durando pocas horas:

Si estás acostumbrado a usar el cliente oficial de Twitter, esto no te afecta más allá de las críticas que puedas tener sobre ese cliente. Pero si llevabas tiempo usando twitterrific o Tweetbot, ahora quedas forzado a usar el cliente oficial y el impacto es grande. Sólo hace falta ver las quejas de muchos de esos usuarios, que directamente prometen largarse de la red social si la decisión no se revierte:

Y he aquí el primer problema que comporta este bloqueo a aplicaciones de terceros y la obligación a usar el cliente oficial: los usuarios de clientes como Tweetbot o Twitterrific son los llamados power users, aquellos que utilizan el servicio de forma más intensa y aportan más contenido de valor. Si esos usuarios se van, Twitter pierde mucho valor. Y todavía más si se van con críticas, bien justificadas cuando vemos que Twitter ha activado el bloqueo sin aviso, ni explicaciones a los desarrolladores. 

En pocas palabras, ética cero. Twitter ha hecho esto para mejorar los ingresos por publicidad que genera su cliente oficial, pero se ha llevado muchísima confianza por delante.

Si te cargas Tweetbot y Twitterrific, te cargas un parte de la historia de Twitter

El segundo problema es más importante aún: Twiter ha crecido con las ideas de sus usuarios pero también de sus aplicaciones no oficiales. Craig Hockenberry, uno de los responsables de Twitterrific, lo expone muy bien en una carta que recomiendo que leas de principio a fin: fue en Twitterrific donde se usó la palabra "tuit" por primera vez para nombrar un mensaje en Twitter.

Fue también ahí donde se usó por primera vez el icono de un pájaro para simbolizar el servicio. Fue ahí donde se implementó por primera vez un contador de caracteres a medida que escribías un tuit. Y fueron los usuarios los que inventaron el concepto de retweet, esos usuarios intensivos que hasta ahora han confiado en Tweetbot o Twitterrific.

Ahora esos usuarios están marchándose. Con sus ideas, sus ganas de aportar y sus iniciativas dedicadas a otros proyectos. Los creadores de Tweetbot ya están trabajando duro en Ivory, un cliente para iOS de Mastodon que puede ser parte clave para atraer a usuarios en el servicio. Y los desarrolladores de Twitterrific ya podrían estar planteándose hacer lo mismo.

No en vano Hockenberry alaba las posibilidades del estándar ActivityPub, sobre el que se basa Mastodon, en su carta:

"He estado en Mastodon desde que el estúpido millonario llegó a Twitter. Y me ha hecho pensar. [...] La federación expone muchas fuentes de datos que puedes querer seguir. No todas esas fuentes son de Mastodon: podrías estar al corriente del micro.blog o del Tumblr de alguien, o del Pixelfed de otra persona. Hay muchas aplicaciones y servicios a elegir.
Tengo la sensación de que es un buen momento para el surgir de un timeline universal. Es una noción que me entusiasma y no me entusiasmaba así desde XML"

Micro.blog viene a ser una alternativa federada de Wordpress. Pixelfed, una alternativa federada y abierta de Instagram. Tumblr ha expresado su intención de integrarse en el estándar ActivityPub y Medium ya lo ha hecho.

No quiero vender ningún servicio nuevo ni poner todas las esperanzas en algo porque sí, pero si todos los power users se interesan en una alternativa que potencien aplicaciones como Ivory, será como mínimo interesante ver qué ocurre en esas esferas. Y más cuando desarrolladores como Hockenberry creen sin tapujos que Twitter "terminará como una versión de 44.000 millones de dólares de MySpace".

Descansad en paz, Tweetbot y Twitterrific. Habéis formado parte de la historia de Twitter y deberíais estar orgullosos de ello. Por mucho que oficialmente no os lo reconozcan. Lamento que vuestro final haya sido así de vergonzoso.

Temas
Inicio