Compartir
Publicidad
¿Te aburre el ajedrez tradicional? Prueba Really Bad Chess y diviértete como nunca
Aplicaciones iOS

¿Te aburre el ajedrez tradicional? Prueba Really Bad Chess y diviértete como nunca

Publicidad
Publicidad

Salvo que seas un apasionado del ajedrez, de los que ve partidas en directo, es muy posible que el ajedrez no sea lo tuyo. Es más, seguramente se te ocurrirían mejores juegos de mesa con los que pasar el rato. Pero eso era antes de que Really Bad Chess hiciera su aparición en iOS. Porque ahora, las reglas han cambiado. Dale la bienvenida al juego que está rompiendo las normas del ajedrez tradicional. 

Really Bad Chess o el caos como forma de juego

Freeplay

De pequeño veía el ajedrez como un juego de paciencia, estrategia y anticipación. Interesante, pero con frecuencia aburrido. Su falta de versatilidad unida a que no era (ni es) fácil encontrar a alguien contra quien jugar hicieron que me olvidara de este deporte. Hasta hace unos días, cuando me topé con Really Bad Chess, un juego para iPhone que me hizo interesarme de nuevo por él.

Hace muchos años, mi obsesión era conseguir que uno de mis peones llegara al otro lado del tablero para convertirse en reina u otra ficha poderosa. Con este juego de iOS no hace falta, porque su principal funcionalidad es la de generar partidas equilibradas al dominio de cada jugador.

Diario

¿Qué quiere decir esto? Que nada más empezar la partida y si eres lo suficientemente poco hábil podrías estrenar un equipo de fichas que incluyen ocho caballos. O cuatro reinas. O cinco alfiles. Algo que para los aficionados o profesionales de este deporte será una aberración, pero que encierra un mundo de oportunidades para los poco dados a él.

El caos de este modo de juego es la manera que tiene Really Bad Chess de atraer a usuarios novatos, dándoles la posibilidad de derrotar a la máquina. Algo que no habrían podido hacer en una partida normal. No se trata de un orden aleatorio, ya que cada jugador irá subiendo o bajando su puntuación y en función de ella, tendrá mejores o peores fichas.

Intrigantes modos de juego

Ganar

En vez de contar con el mismo "equipo" de fichas con las que derrotar a una IA capaz de hacer un jaque mate en dos jugadas, ahora contarás con una pequeña o gran ventaja. La IA será siempre la misma, tal como asegura el desarrollador de Really Bad Chess. Lo que cambia son las fichas que recibirás.

Es curioso, pero conforme juegas vas aprendiendo y mejorando tu estrategia de una manera que no había visto nunca. Really Bad Chess no juega con las normas pero acabas aprendiendo el papel de cada figura y las posibilidades que tiene. Para mantener el aliciente y que sigamos jugando, dispone de varios modos de juego:

  • Desafío diario, en el que solo tenemos una oportunidad para ganar el tablero del día. Todo el mundo tiene la misma tabla con las mismas fichas.
  • Desafío semanal, para el que tendremos todas las oportunidades que queramos para ganar un tablero extremadamente difícil. Todos los jugadores tienen la misma partida.
  • Modo equilibrado, donde iremos ganando o perdiendo puntos en función de si ganamos, perdemos o nos retiramos. Cuantos más puntos tengamos, peores fichas nos tocarán.
  • Modo libre, con el que podremos jugar hasta el nivel máximo que hayamos conseguido y sin que afecte al ranking que hayamos conseguido.
  • Modo 1v1, para jugar uno contra otro con el mismo dispositivo.
Victoria

Existe además un botón para deshacer la última jugada (metedura de pata) que hayamos hecho. Pero son limitados. Podemos ganar más ganando partidas o viendo un video promocional dentro de la app. Really Bad Chess es una app gratuita, con compras in-app que eliminan los anuncios, nos dan más "deshacer" y habilitan el modo 1v1.

Si lo tuyo no es el ajedrez pero aún y todo te gustaría saber jugarlo mejor, este es el juego que estabas esperando. Pocas veces encontrarás un juego que cambie tanto tu forma de ver algo que te aburría hasta la muerte.

Descarga iTunes | Really Bad Chess para iOS, gratuita.

En Applesfera | Deep Green Chess se renueva y se hace universal.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos