Compartir
Publicidad

3 estrategias para instalar Leopard

3 estrategias para instalar Leopard
43 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer al escribir la entrada de la imagen de la semana, os comenté de pasada cómo iba a instalar Leopard. Como habéis preguntado que diera algunos detalles más sobre la instalación, creo que es mejor dedicarle una entrada al asunto. Para ello, voy a describir tres estrategias de instalación, una si no tenemos un disco duro de respaldo, otra si queremos hacer una instalación limpia y volcar de vuelta nuestros datos, y otra si queremos hacer múltiples instalaciones de Leopard en varias máquinas.

* Primera, para usuarios osados o que no cuenten con un disco duro de backup.

Lo primero, deciros que respeto vuestro valor como usuarios de informática pero, todos los discos duros tienen fecha de defunción, así que es una muy buena idea haceros con un disco duro externo. Podéis encontrar buenas ofertas a buenos precios.

Dicho esto, al no tener otro disco vuestra opción es actualizar el sistema operativo si no queréis perder vuestros datos actuales. Ojo, siempre podéis hacer, y es más que recomendable hacerlo, copias de seguridad en DVD, CD, un pendrive, en internet, etc. No digo que "suicidéis" vuestros datos. Lo que pasa es que os llevará mucho más tiempo y esfuerzo dejar todo de nuevo "en su sitio". Si tenéis poca música, desde el propio iTunes podéis hacer una copia de seguridad en la opción Archivo, Guardar copia de seguridad en el disco en uno o varios DVD. El resto de cosas a copiar lo tenéis en vuestra cuenta de usuario, como puede ser Documentos, Películas, Imágenes. Con hacer carpetas de grabación para volcar a DVD o CD vuestros datos y grabarlos en los correspondientes medios físicos, estaréis cubiertos en caso de problemas.

Pantalla de Onyx

Vamos a preparar nuestro ordenador para la actualización. Como primer paso os interesará bajaros una herramienta tipo Onyx (gratuita), con la que reparar permisos, ejecutar los scripts BSD de mantenimiento, reconstruir las bases de datos y reiniciar la base de datos LaunchServices, y realizar un Prebinding. Asimismo no estaría nada mal ir a la pestaña de limpieza y borrar cachés, cookies, etc. Si queréis hacer todo esto de un plumazo con Onyx, id a la pestaña automatizar, seleccionad todas las opciones y haced clic en Ejecutar.

AppFresh

Hay algunas aplicaciones como AppFresh, o incluso alguna versión Widget para Dashboard, como App Update, que nos permiten ver si las aplicaciones que tenemos instaladas son las últimas versiones y descargar nuevas versiones de las mismas. Esto es especialmente útil en vuestro caso, ya que puede que la aplicación no sea del todo compatible con Leopard. Para evitaros problemas, instalad las versiones más recientes de las mismas. Ojo con las versiones y las licencias de vuestras aplicaciones. Puede que la actualización implique pagar la licencia completa o una cantidad menor por pasar a la nueva versión.

El paso siguiente es actualizar el sistema operativo, cruzar los dedos y esperar a que todo funcione. Durante la instalación debéis indicar que queréis hacer una actualización del mismo y no una instalación nueva.

* Segunda, para usuarios precavidos que tengan un disco duro para backup.

Utilidad de discos
Como estamos hablando de usuarios precavidos, dichos usuarios ejecutan periódicamente las tareas de mantenimiento del sistema con Onyx o similar (ver estrategia anterior). Si no es así, podéis hacerlo ahora. A continuación, la idea es clonar nuestro disco de arranque en el disco externo. Para ello podemos utilizar herramientas de pago como Carbon Copy Cloner, o incluso la Utilidad de Discos de Tiger. Al hacerlo tendremos una copia exacta y arrancable de nuestro disco duro.

Para comprobar que todo ha ido bien, vamos a Preferencias del Sistema, Discos de Arranque, y seleccionamos como disco de arranque el disco duro externo. Reiniciamos el Mac y comprobamos que todo fué correctamente. Si es así, enhorabuena. ya estamos preparados. Desconectamos el disco externo y lo ponemos a buen recaudo, metemos el DVD de Leopard e instalamos el sistema operativo desde cero (sin hacer una actualización del mismo). Durante su instalación, nos preguntará si queremos migrar un usuario de otro disco. Conectamos el otro disco y le indicamos el usuario a migrar, y listo.

Asistente de migración

También es posible migrar el usuario más adelante. Para ello vamos a Aplicaciones, Utilidades, Asistente de Migración y seguimos los pasos que se indican allí. Es posible migrar sólo los datos de usuario, las aplicaciones, los ajustes de red, etc. por lo que deberemos seleccionar qué queremos volcar de vuelta a nuestro disco.

* Tercera, para usuarios que vayan a hacer varias instalaciones de Leopard en varias máquinas.

Si queremos instalar Leopard en varias máquinas, como por ejemplo si hemos comprado una licencia familiar de 5 instalaciones, podemos instalarlo en un disco externo, y luego clonar dicho disco en las máquinas destino. Este método es el que utilizan los informáticos de las empresas para instalar "chorrocientas" máquinas de forma rápida. Ojo, debemos migrar los usuarios y los datos al disco externo antes de "machacar" la información del disco de arranque de la máquina, porque si no lo perderemos todo. Evidentemente también es posible combinar la estrategia 2 y la 3, es decir, clonar nuestra máquina Tiger a un disco externo, instalar Leopard en otro disco externo, y desde ahí clonar Leopard al disco origen de la máquina, y luego migrar la información.

Como cada usuario es un mundo, he puesto sólo tres posibles caminos. Seguro que se os ocurre alguno más, pero con estos tres debería estar cubierto un gran porcentaje de los casos. Suerte y ya nos contaréis cómo os ha ido.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio