Compartir
Publicidad
Publicidad

Probamos FileMaker Pro 11, el gestor de bases de datos para Mac OS X

Probamos FileMaker Pro 11, el gestor de bases de datos para Mac OS X
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

FileMaker siempre ha sido la aplicación por excelencia de gestión de bases de datos avanzadas en Mac OS X. Llevo muchos años viéndola presente en ordenadores de Apple, y algunas grandes empresas no dudan en confiar en la aplicación. Hemos visto recientemente cómo la undécima versión del programa aparecía, con interesantes novedades en comparación con el anterior FileMaker 10. Veamos todas estas novedades con detalle para ver de lo que es capaz de hacer FileMaker 11.

La primera buena sorpresa aparece con sólo hacer click en el icono para iniciar el programa. Como usuario de FileMaker 10 desde hace tiempo, he podido advertir nada más abrir la nueva versión por primera vez que el rendimiento de la aplicación ha mejorado, y bastante. La carga de FileMaker 11 es rápida y gana sensación de estar trabajando con un programa que no ocupa recursos del sistema. Así, hablando de velocidad, FileMaker ha hecho los deberes.

Más accesibilidad para la gestión de las bases de datos

filemaker pro 11 ventana inicio
La ventana de inicio de FileMaker 11

Una vez FileMaker Pro 11 se ha iniciado, aparece ante nosotros una nueva ventana de inicio, desde la cual podemos abrir una base de datos existente, crear rápidamente una nueva base de datos con las tablas y atributos que queramos, o importar a partir de otros formatos de archivo una base de datos rápidamente. Es decir, desde la misma ventana de inicio podemos crear ya un esqueleto de la base de datos que queremos y ahorrar tiempo posterior de configuración en la sección de administración de la base de datos.

Además, también disponemos de ciertas plantillas de bases de datos comunes, por si queremos por ejemplo crear la base de datos del inventario de una tienda sin tener que complicarnos de tener que crear la base de datos desde cero (aunque siempre habrán retoques para adecuar la base de datos a las necesidades del usuario).

Otra forma de poder crear campos en la base de datos sin necesidad de acceder al panel de configuración es desde la misma vista como tabla, usando los botones con el símbolo ‘+’ para ir añadiendo tanto campos como tablas de datos:

filemaker pro 11 vista tabla
La vista por table de la base de datos en FileMaker 11. La interfaz no cambia mucho, pero los botones ‘+’ ayudan a agregar nuevos campos cómodamente.

Búsqueda y creación de informes simplificados

Hasta ahora, para realizar una búsqueda en FileMaker teníamos que rellenar ciertos campos de la base de datos para poder buscar alguna coincidencia. En comparación con la búsqueda del mismo Mac OS X, este modo para buscar los contactos era algo tosco y no muy intuitivo, además de que no ahorraba mucho tiempo.

Con FileMaker Pro 11 se ha mejorado la búsqueda, haciéndola más intuitiva y pudiendo encontrar cualquier campo sin tener que acceder a un formulario de búsqueda. Del mismo modo también se ha simplificado la creación de informes de las bases de datos, pudiendo hacer click en un simple botón y escogiendo un estilo para los susodichos.

Creación de gráficos

filemaker pro 11 graficos
Un gráfico creado a partir de una base de datos en FileMaker 11, sin la ayuda de ninguna otra aplicación.

Uno de los pilares del nuevo FileMaker es la creación de gráficos en los informes. Como si fuese información de una tabla excel, en la nueva versión del programa podemos seleccionar determinadas tablas de la base de datos (con una búsqueda, por ejemplo), activar la vista de presentación y desde allí crear un gráfico usando el botón destinado a tal efecto en la barra de herramientas.

Los gráficos pueden ser de cualquier tipo (barras, líneas, el clásico quesito), y podemos controlar qué tipo de datos podemos incluir en él. Para acentuar según qué datos en los informes estos gráficos serán de gran ayuda.

Los snapshots

Imaginémonos que queremos guardar una base de datos pero guardando la vista actual de ella para enviarlo a una persona que la necesita ver exactamente de ese modo. Hasta ahora cualquier persona podía abrir una base de datos guardada como archivo de FileMaker, pero a partir de ahora y si lo guardamos como formato snapshot podemos incluso guardar la vista actual de la base de datos y con todas sus preferencias, que se importan en el programa nada más abrir el archivo.

Para facilitar incluso el proceso de envío del archivo, FileMaker se integra con el programa de correos de Mac OS X y es capaz de generar un nuevo mensaje con el Snapshot de FileMaker generado e incluido como archivo adjunto del correo.

filemaker pro 11 inspector propiedades

El inspector

Si soléis trabajar con programas de Apple esto os va a gustar: FileMaker Pro 11 incluye un nuevo inspector para verificar y modificar de un vistazo las propiedades de la base de datos, como su presentación. Un inspector de este tipo integra el programa aún más con Mac OS X, que usa ese tipo de inspectores en todas las aplicaciones que requieran algunas opciones como cambiar el color, diseño o fuente de letra de algún elemento. Buenos ejemplos son TextEdit o todas las aplicaciones de la suite iWork.

Conclusiones

En esta actualización FileMaker se ha esforzado principalmente en simplificar la gestión de las bases de datos complejas, con nuevas funcionalidades que nos ahorran clicks y tiempo de espera entre otras cosas. El rendimiento también ha mejorado, aunque lo ha hecho menos la interfaz.

Seguimos ante una aplicación compleja y orientada a profesionales para la gestión de bases de datos de gran tamaño, pero dichos profesionales agradecerán algunas novedades a la hora de crear nuevas bases de datos, enviarlas para revisiones o modificarlas rápidamente con los nuevos elementos de la interfaz.

En cuanto a los precios, podemos obtener una licencia de FileMaker Pro 11 por 349 euros, y por 499 podemos adquirir la versión Advanced de la aplicación con opciones avanzadas de personalización y algunas opciones de diseño e importación a partir de varias tablas. La versión Server para poder gestionar bases de datos en línea se puede comprar por 999 euros, y si más de 250 personas tienen que gestionar esa base de datos el precio sube hasta los 2849 euros para FileMaker Server 10 Advanced.
Son desde luego precios altos, aunque se agradece ver que la versión estándar del programa no se eleva a más de 350 euros. Hay que decir también que FileMaker no es una aplicación de gestión de bases de datos indicada para el público general, y que para la mayoría de usuarios generales tendremos más que suficiente con la aplicación Bento 3, por apenas 40 euros, para poder gestionar bases de datos sencillas como inventarios de nuestras estanterías, información de los gadgets que tenemos…

Desde luego, no podemos terminar sin agradecer a María Rodríguez su colaboración con una copia de Filemaker 11 para poder escribir esta reseña.

Sitio oficial | FileMaker

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos