Compartir
Publicidad
El largo camino de Imagination Technologies y la GPU de Apple
Apple

El largo camino de Imagination Technologies y la GPU de Apple

Publicidad
Publicidad

En el año 2010, Apple presentaba el iPad original. Entre otras tecnologías introducidas por el tablet de Apple, la compañía decidió que fuera el encargado de estrenar sus nuevos chips desarrollados in-house: el A4. Con posterioridad, el A4 llegó al iPhone 4 y desde entonces esta familia de chips se ha encargado de llevar a Apple a lo más alto del rendimiento y potencia en los sistemas móviles.

Antes de que llegara este momento, Samsung era la compañía encargada de diseñar y fabricar los chips del iPhone. Los chips de los coreanos estuvieron presentes en el iPhone desde el original hasta el iPhone 3GS. A partir del iPad y iPhone 4, la compañía de Cupertino se encargaría de su diseño, dejando la fabricación a un tercero (Samsung o TSMC). Sin embargo, los planes de Apple en cuanto al silicio que utilizan sus dispositivos no habían terminado ahí. 

Siguiendo el silicio de Apple

Imagination

La historia de la ambición de Apple por lanzar procesadores propios se remonta a 2008, cuando adquirieron PA Semi en uno de los movimientos estratégicos más importantes de la compañía. Años después, Apple siguió reforzando su tecnología, patentes y equipos adquiriendo Intrinsity en 2010 y después, en 2013, compraron Passif Semiconductors y PrimeSense.

Todas estas operaciones iban encaminadas al diseño de las CPU (unidad central de procesamiento) que montan el iPhone, iPad, Apple TV, Apple Watch y AirPods. Tras coronar los rankings de mejores chips móviles y llegando a rivalizar con algunos de nivel escritorio (a falta de que veamos la potencia del nuevo Samsung Galaxy S8), Apple ha puesto su mira en otro tipo de chip: la GPU.

El año pasado, el iPhone 6s del 2015 seguía batiendo a los mejores smartphones Android de 2016

En los últimos meses, estamos viendo cómo se repite de nuevo la historia pero de manera diferente. Imagination Technologies acaba de anunciar que Apple dejará de ser cliente en los próximos 15 a 24 meses. El anuncio es llamativo porque afirma que es Apple quien ha dado el aviso con tanta antelación:

Apple considera que no va a necesitar utilizar la propiedad intelectual en sus nuevos productos entre 15 meses y dos años, y que en consecuencia, no será obligada a pagar los royalties bajo el actual acuerdo de licencia y royalties.
IMG

Es un comunicado pensado para los accionistas de la compañía, que no deben estar muy contentos. De hecho, ayer perdía alrededor de dos tercios de su capitalización bursátil (ver imagen superior). A continuación, en el mismo anuncio, Imagination Technologies dice:

Apple no ha presentado ninguna prueba para corroborar la afirmación de que no va a necesitar la tecnología de Imagination, sin violar las patentes, propiedad intelectual e información confidencial de Imagination. Estas pruebas han sido pedidas por Imagination pero Apple ha rechazado proporcionarlas.

La cantidad de negocio que Imagination Technologies tiene en juego con Apple son unos 75 millones de euros (alrededor de un tercio del total de su facturación). Mucho dinero para una compañía como esta, pero apenas unos días de facturación para Apple. El equipo de Tim Cook parece bastante seguro de sí mismo a la hora de sustituir las GPU de Imagination Technologies. ¿Cómo piensan hacerlo exactamente?

La solución rápida: adquirir el talento

iphone

Para entender qué está pasando en todo este embrollo, es necesario retroceder al año 2008. En este año, Apple comenzaba a licenciar la tecnología de Imagination. Con posterioridad, se supo que además Apple había adquirido un 3,6% de las acciones de esta compañía que cotiza en la bolsa británica. En verano del año siguiente, Apple subió esa inversión hasta el 9,5%.

Hace justo un año surgió un rumor acerca de la posibilidad de que Apple adquiriera la compañía británica. Por razones que se desconocen, las charlas no llegaron a buen puerto. En apariencia, la relación siguió su curso hasta alcanzar alrededor de un tercio de la facturación de Imagination en la actualidad. Pero en las sombras, Apple había comenzado a contratar a personal clave de la compañía. Según informaba AppleInsider a finales del año pasado, Apple habría contratado alrededor de 25 personas en los últimos dos años, incluyendo al antiguo COO de Imagination Technologies (el director de operaciones).

Intrinsity

Hay quienes sugieren que la jugada de Apple es un intento por devaluar la compañía y adquirirla a precio de saldo. Pero esta teoría no tiene sentido por dos motivos:

  • Su capitalización bursátil antes del anuncio era de alrededor de 1.000 millones de libras (unos 1.175 millones de euros). No es una cifra muy elevada para Apple si tenemos en cuenta que pagó por Beats 3.000 millones de dólares.
  • Al tirar el valor de las acciones por los suelos, Apple corre el riesgo de que otras compañías la adquieran sin avisar. Candidatos hay en abundancia: Amazon, Google, Samsung, Softbank o Qualcomm por mencionar unos pocos.

Por lo que descartando una adquisición, Apple se ha contentado con contratar a personal clave. 25 empleados no son tantos si tenemos en cuenta que Imagination tiene un total de 1.500 según su perfil de LinkedIn. Aunque seguramente Apple haya podido atraer talento externo, tener ya un equipo propio y adquirido otras compañías pequeñas que han pasado desapercibidas.

¿Para qué quiere Apple una GPU propia?

ifixit

Apple obtiene los diseños de sus CPU de ARM mediante una licencia. Pero no los toma "tal cual" sino que los modifica bastante para acomodar sus necesidades. Con la GPU ocurre lo mismo. Imagination vendía los planos a Apple y ésta se encargaba de optimizarlos al máximo a sus dispositivos. De ahí que la compañía considere imposible que Apple pueda prescindir de sus licencias en el futuro.

Imaginemos ahora que Apple sí puede (de hecho, confían en que así será dentro de un par de años máximo). ¿Para qué utilizaría una GPU propia? La respuesta obvia es para personaliza aún más la potencia gráfica de sus dispositivos iOS, Apple TV y Apple Watch. Pero aquí hay algo más escondido.

Tener una GPU totalmente personalizada para aprendizaje automático y realidad aumentada va a ser clave para Apple en el futuro

Resulta que las "matemáticas" que se realizan en una GPU también sirven para alimentar métodos de inteligencia artificial y aprendizaje automático (machine learning). Es decir, cualquier cosa que tenga que ver con realidad aumentada y asistentes virtuales. Esto se traduce en mejoras para Siri y productos que hagan uso de la realidad aumentada como unas gafas, la cámara dual del iPhone 7 Plus e incluso el Apple Car.

Otras compañías hacen uso de la GPU para coches autónomos, de modo que esto último no es tan descabellado. En mi opinión, lo más inmediato es esperar una GPU de Apple para el iPhone de 2018, con posibles gafas de realidad aumentada para 2019. Veremos cómo se desenvuelve este episodio en los próximos meses.

En Applesfera | ¿Y si el futuro del Mac pasa por ARM y un iOS con esteroides?

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos