La UE quiere que el NFC del iPhone no sea exclusivo de Apple Pay. Apple dice que es una mala idea

La UE quiere que el NFC del iPhone no sea exclusivo de Apple Pay. Apple dice que es una mala idea
42 comentarios

La Unión Europea anunció ayer que ha mandado un pliego de cargos a Apple sobre el uso del chip NFC en el iPhone. Según la institución, el que solo el sistema operativo pueda acceder a este componente para realizar pagos contactless, afecta a las aplicaciones de terceros.

Una cuestión de seguridad en un componente muy importante

Recordemos que el chip NFC (Near Field Communication) es el que nos permite pagar con el iPhone a través de Apple Pay, mostrar tarjetas de cliente en determinados establecimientos o usar nuestro iPhone como substituto a las llaves del coche o de nuestra casa. Un chip por el que pasa información realmente importante y muy susceptible a querer ser comprometida.

La Unión Europea ha comunicado, sin embargo, que su visión preliminar del asunto es que Apple ha abusado de posición dominante en el mercado de los monederos digitales, al hacer que solo el sistema operativo pueda acceder al chip NFC de nuestros iPhone. Si bien está por ver si Apple cuenta con una posición dominante con su cuota de mercado, la Unión afirma que la maniobra ha buscado elevar la adopción de Apple Pay.

"Apple Pay establece estándares líderes en la industria en materia de privacidad y seguridad".

Tengamos en cuenta que estas averiguaciones preliminares no necesariamente significan que la Unión Europea vaya a proceder con el caso. Por ahora la institución está pendiente de la respuesta de Apple, la cuál se ha publicado en varios medios (vía 9to5mac):

"Hemos diseñado Apple Pay para proporcionar una forma fácil y segura para que los usuarios presenten digitalmente sus tarjetas de pago existentes y para que los bancos y otras instituciones financieras ofrezcan pagos sin contacto a sus clientes. Apple Pay es solo una de las muchas opciones disponibles para los consumidores europeos para realizar pagos, y ha garantizado la igualdad de acceso a NFC al tiempo que establece estándares líderes en la industria en materia de privacidad y seguridad".

Lo cierto es que en un momento en el que la Unión Europea, por otra parte, quiere forzar el poder instalar cualquier aplicación desde fuera del App Store la situación es delicada. Por una parte, estamos frente a un chip que maneja información muy sensible, ante lo que Apple tiene una serie de salvaguardas, incluyendo la revisión de las aplicaciones que acceden al App Store a la que no se les permite el acceso completo a la API privada del chip NFC. De conseguir la Unión Europea obligar a poder instalar apps desde cualquier procedencia y a permitir el acceso al NFC a las aplicaciones, la combinación se vuelve potencialmente arriesgada.

En todo caso, una resolución definitiva de esta situación puede tomar varios años. Una resolución a una queja que, tal como recogen en Bloomberg, ha sido interpuesta, entre otros, por PayPal. Veremos cómo evoluciona la situación.

Temas
Inicio