La Union Europea propone leyes para que Apple y el resto de plataformas escaneen contenidos frente a la pornografía infantil

La Union Europea propone leyes para que Apple y el resto de plataformas escaneen contenidos frente a la pornografía infantil
3 comentarios

El 6 de agosto del año pasado Apple anunció nuevas medidas para proteger a la infancia. Medidas que incluían la detección de pornografía infantil en los servidores de iCloud, nuevos sistemas para evitar que los menores vieran desnudos en Mensajes y información adicional disponible al preguntar a Siri. El primer grupo de medidas, sin embargo, no entraron en vigor.

La normativa obligará al escaneo frente a contenidos ilegales

No entraron en vigor porque hubo algunas voces críticas con el sistema, alegando que se podría abusar de él y en general pintando la resbaladiza cuesta de Apple en el análisis de fotos de abusos infantiles. Por todo ello Apple retrasó la implementación y trabaja desde entonces en pulir los sistemas para hacerlos aún mejores.

En Applesfera ya explicamos con todo lujo de detalles cómo funcionan las nuevas medidas de escaneo de contenido contra abusos a menores en iCloud y Mensajes. Unas medidas que, ahora, tendrán que volver.

La Unión Europea ha anunciado una nueva ley, que propone una serie de medidas para evitar que las plataformas online puedan usarse para ciertos abusos:

"Para abordar eficazmente el uso indebido de los servicios en línea con fines de abuso sexual infantil, se necesitan normas claras, con condiciones y salvaguardas sólidas. Las normas propuestas obligarán a los proveedores a detectar, denunciar y eliminar el material de abuso sexual infantil en sus servicios. Los proveedores tendrán que evaluar y mitigar el riesgo de uso indebido de sus servicios y las medidas adoptadas deben ser proporcionales a ese riesgo y estar sujetas a condiciones y salvaguardias sólidas".

Privacidad y seguridad tienen que ir de la mano

Si bien los expertos en seguridad todavía deben de poder analizar las propuestas debidamente, algunos comentarios, como el hecho por Ylva Johansson, comisaria europea de asuntos interiores, son un poco preocupantes.

"Los abusadores se esconden detrás del cifrado de extremo a extremo; es fácil de usar pero casi imposible de descifrar, lo que dificulta que las fuerzas del orden investiguen y enjuicien los delitos".

En su momento, ya no hicimos eco de las reacciones que las medidas propuestas habían generado:

"El profesor de criptografía en la Universidad Johns Hopkins, Matthew Green, se mostró muy crítico estos días con las medidas que va a tomar Apple. Y precisamente apunta hacia ese punto débil, en el que incluso si confiamos en Apple, el responsable de esa base de datos es quien realmente tiene el poder en sus manos".
"Otros, como el profesor de ingeniería de seguridad en la Universidad de Cambridge Ross Anderson, apuntan a que las medidas simplemente convierten la vigilancia de ciudadanos en masa a una vigilancia distribuida que se ejecuta en los dispositivos en vez de en la nube".

Por ahora tendremos que esperar a ver cómo se desarrollan los acontecimientos y a confiar en que Apple, y el resto de las empresas y gobiernos, encuentren una forma de evitar el mal uso de las herramientas online sin tener que poner en riesgo nuestra privacidad.

Temas
Inicio