Compartir
Publicidad
Publicidad

5 pasos para convertir tu sistema en un Mac OS X minimalista

5 pasos para convertir tu sistema en un Mac OS X minimalista
Guardar
73 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchos de vosotros coincidiréis en que, hablando en términos de diseño, el escritorio de Mac OS X es uno de los mejores entre los de su competencia. Sin embargo, depende del tipo de uso que le des, tu escritorio y tu sistema pueden tener una apariencia completamente diferentes.

Pero para tener un ambiente de trabajo simple y adecuado, lo mejor es un espacio minimalista, simple y cuidado. Y Mac OS X es un sistema perfecto para poder ser minimalistas. En la entrada extendida, 5 puntos por los cuales es aconsejable pasar si queremos convertir el escritorio de nuestros Macs en algo parecido a la imagen superior.

1. Nada de iconos en el escritorio. El primer paso para tener un escritorio mínimo y atractico a la vista es eliminar todos los iconos que hayan en él. Para acceder a todos tus carpetas y discos, se puede recurrir a la barra lateral del Finder. Del mismo modo, en el Dock sólo tienen que haber los accesos directos a las aplicaciones y directorios que más uses.

apple macosx leopard barra minimalista
2. Cuantos menos iconos en la barra de menús, mejor. Un surtido de iconos auxiliares y de información en la barra de menús del sistema puede ser, a parte de antiestético, un foco de distracciones para el usuario, de modo que se aconseja eliminar todos los iconos de los cuales podamos prescindir para realizar nuestro trabajo. Incluso la fuente nos recomienda eliminar el icono de Spotlight usando la utilidad Onyx, de la cual hablamos ocasionalmente en Applesfera (cuidado, al eliminar el icono también eliminamos el atajo de teclado).

bowtie

3. Usa un controlador de iTunes más discreto. Para esto no hay más remedio que usar una aplicación de terceros, como por ejemplo Bowtie. Es altamente personalizable y algunos temas son muy discretos, ideales para el escritorio minimalista.

4. No uses iChat. Su ventana de contactos ocupa más espacio del que debería, y la personalización de Adium nos permite reducir dicha ventana a una simple lista con los nombres de nuestros amigos.

5. No uses cualquier fondo de escritorio. Un fondo de escritorio idóneo no tiene que ser muy colorido ni complejo: Tiene que ser una imagen con colores lisos y semejantes entre ellos, que no canse mucho a la vista. En la imagen superior, como podemos ver, una fotografía de una playa en blanco y negro no queda nada mal.

Personalmente no tengo un escritorio tan mínimo (me gusta, por ejemplo, poder observar la actividad de mis CPUs y su temperatura), aunque procuro seguir en cierta parte todos estos consejos para no terminar con un caos de iconos y distracciones en el escritorio en mi MacBook Pro.

Vía | The Apple Blog

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos