Esos errores del autocorrector del iPhone tienen un porqué. Su creador nos dice cómo podemos afinar sus sugerencias

Esos errores del autocorrector del iPhone tienen un porqué. Su creador nos dice cómo podemos afinar sus sugerencias
14 comentarios

Gracias al autocorrector de nuestro iPhone o iPad, los textos que escribimos están libres de faltas de ortografía. En los últimos años, sin embargo, este mismo autocorrector parece obstinarse en sustituir ciertas palabras sin razón aparente. Lo cierto, pero, es que hay una razón, y también soluciones al respecto.

Un sistema que, con el tiempo, se ha vuelto más y más complejo

Ha sido el mismo creador del autocorrector, Ken Kocienda (del que os recomendamos uno de sus libros recientemente), quien ha concedido una entrevista para el Wall Street Journal, para hablar del autocorrector y de que, en algunos contextos concretos, parece no querer cooperar con nosotros a escribir ciertas palabras.

Según Kocienda, ha sido El Paso a sistemas más inteligentes, lo que ha causado que el autocorrector pueda no siempre funcionar como esperamos. Igual que en su momento Apple sorprendió al mundo con el teclado virtual del iPhone original, el autocorrector ha ido avanzando y ahora se alimenta de cuatro fuentes de información que se complementan, y en algunos casos neutralizan, para ofrecernos los diferentes resultados.

En primer lugar, encontramos un diccionario estático primario que, por cierto, no incluye insultos. Luego un segundo diccionario de "nunca autocompletar", también estático, que contiene groserías. Después pasamos a un diccionario dinámico personalizado que aprende de las palabras que escribimos. Y, por último, un sistema de Machine Learning que le permite aprender palabras y frases directamente de internet.

Así, independientemente De la Fuente de la que proceda la información del autocorrector, el sistema de corrección tratará de ofrecernos la mejor alternativa basándose en su diccionario primario y sus modificaciones. Las palabras malsonantes son las mejores candidatas a quedar substituidas por otras, pero no siempre son las únicas.

Suerte tenemos del autocorrector, aunque en algunas ocasiones pueda no acertar en sus acciones.

Afortunadamente, el sistema es lo suficientemente listo como para aprender lo que queremos escribir. Aquí es donde entra en juego el diccionario personalizado, que complementa el diccionario estático primario con las palabras que hayamos escrito por lo menos tres veces.

Sin embargo, tal como reconoce Kocienda, el sistema de inteligencia artificial que permite aprender al corrector de los textos de la red, puede dar lugar a resultados peculiares. Pues, en algunas ocasiones, acaba aprendiendo de malos hábitos que se están extendiendo en internet.

¿Y qué podemos hacer al respecto?

Brett Jordan Pompxtcvyho Unsplash

Por suerte, tenemos varios recursos para que el corrector de nuestro iPhone o iPad se comporte exactamente como nosotros queremos. El más simple, que ya hemos comentado, es el de escribir algunas palabras tres veces, para incluirlas en el diccionario. Otro es utilizar las sustituciones de texto en Ajustes > General > Teclado > Sustituciones de texto, pues las palabras o frases que añadamos tanto a Frase como a Función rápida se añadirán a nuestro diccionario dinámico.

Otra opción es guardar algunas palabras clave como contactos, algo que, Joanna Stern, autora del artículo en el WSJ, menciona. Al parecer la reportera ha guardado todos sus insultos favoritos como contactos y así puede escribirlos rápidamente en cualquier momento.

La verdad, tal como comenta Stern tras pasar una semana sin el corrector, es que este sistema nos ayuda enormemente a mejorar la calidad de los textos. Cierto es que en algunos casos parece no querer cooperar del todo con nosotros, pero, afortunadamente, tenemos recursos para mejorar la situación y asegurarnos de que escribimos exactamente lo que queremos escribir.

Imagen | Brett Jordan

Temas
Inicio