Compartir
Publicidad

Especial evolución de productos Apple: iBook / MacBook

Especial evolución de productos Apple: iBook / MacBook
Guardar
46 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy hablaremos de la gama de portátiles de más éxito para Apple, para muchos el icono que representó el despegue de Apple después de la cercanía de la bancarrota a finales de los noventa y que marcó el regreso de Jobs: Los geniales iBook / MacBooks, dos arquitecturas completamente distintas para una gama imbatible.

Apple sufría una de las peores crisis de su historia a finales de los noventa. Los productos que la directiva vigente lanzaban al mercado no cuajaban entre un público que, o no los necesitaba o estaban fuera de su alcance. Jobs regresó en aquel momento para intentar reflotar un barco que todos ya daban por hundido.

Y el milagro se llamó iMac, un ordenador revolucionario para la época, en la que incluso estéticamente rompía con todo lo conocido. De carcasa translúcida, colores vivos e incorporando novedades tecnológicas como el USB, en detrimento de las (todavía usadas en aquella época) disqueteras.

iBook, un portátil nunca visto

ibooks_aps.jpeg

Sin embargo, existía un segmento en el mercado de la informática en la que el iMac no podía competir, y se trataba de los portátiles. Era un mercado en auge, con complicados rivales y poco margen de maniobra (o al menos no tanta como con la creación del iMac).

Pero de nuevo, abrió la chistera de trucos y obtuvo lo que hoy en día es uno de los ordenadores más reconocibles (y reconocidos) de los últimos tiempos: Nació el primer iBook, un ordenador con una forma rompedora y divertida, con distintos colores y adoptando todos los estándares que su hermano mayor, el iMac, tenía. De hecho, el iBook se presentó como “el iMac para llevar”. Y era precioso.

MacWorld 1999: La primera presentación del iBook.
Éstas son las keynotes que muchos echamos de menos…

Fue un éxito rotundo de ventas. Marcó un antes y un después en el diseño de la línea de portátiles domésticos de Apple, y fue rápidamente posicionado dentro de películas y series de televisión, como símbolo de una nueva generación de ordenadores Apple radicalmente distintos a todo lo conocido anteriormente.

Presentación del nuevo iBook en 2001:
Jobs le da caña a Dell

Con el paso del tiempo, Apple actualizó las características hardware de la máquina añadiendo procesadores más veloces, partiendo en su primer modelo de un Power PC G3 hasta montar un Power PC G4.

Como curiosidad, conviene saber que éste fue el momento del nacimiento del famoso rumor de las pantallas táctiles. Como leéis, en el 2000 ya se rumoreaba sobre iBooks con pantallas táctiles y una versión de Mac OS X preparada para hacer uso de esta tecnología. Toda una apuesta que no se materializó hasta el 2007 con el iPhone y hasta hace unas semanas, con el iPad.

El momento del rediseño

ibook_2g_aps.jpeg

En 2001 Apple se dió cuenta del tremendo éxito del iBook y le lavó completamente la cara: Un nuevo iBook rediseñado vería la luz el 1 de Mayo de ese año, con la familiar apariencia de policarbonato blanco que han marcado la línea de productos de Apple, extendiéndose a otras gamas, como los primeros iMac G5, el iPod o incluso el actual iPhone 3G S.

El cambio de diseño fue en su momento criticado por quienes consideraban este nuevo iBook una máquina “distinta” a la colorida versión anterior. Apple reinventó el producto para conseguir que fuera más portable y ligero, sin renunciar a las características técnicas que demandaba el mercado. Lo usuarios lo entendieron finalmente y el blanco se quedó dentro de la marca de la manzana como el color “de moda”.

Con este nuevo rediseño, se cambió uno de las marcas “de la casa” a la hora de hacer un portátil: La manzanita iluminada. Y es que, por si nunca habéis visto un iBook de primera generación, éstos la tienen girada 180º con respecto a como la encontramos hoy en día. Es decir, en cuanto abrimos la tapa del portátil, queda boca abajo. También ocurrió con los PowerBooks de la época, pero se rectificó en los nuevos iBooks blanco, consolidando un diseño por el que se diferenciaba un Mac de cualquier otro PC a primera vista.

“It’s true”: Llegan los procesadores Intel

macbook_intel_aps.jpg

Uno de los acontecimientos más importantes en la historia de Apple fue el cambio de procesadores PowerPC (con su fabulosa arquitectura RISC) a Intel, para utilizar la conocida arquitectura x86. Steve Jobs lo anunció el 6 de Junio de 2005, en la WWDC, pero no sería hasta la MacWorld de 2006 cuando vimos el primer Mac con procesador Intel: El iMac. Y como “One More Thing…” nada más y nada menos… que el MacBook Pro.

Aquí llegó el cambio de nombre. Apple quería que cualquier ordenador de su marca llevase la palabra “Mac” en su nombre, y acabando de esa manera con las palabras “PowerBook”, “iBook”... hasta que utilizase “iBooks” hace unas semanas para bautizar a su tienda de libros digitales para el iPad.

Y sin embargo no fue el sucesor del iBook el que vimos como primer portátil migrado a Intel. Ello llegó en Mayo del mismo año, cuando salió oficialmente el primer “MacBook”, sustituyendo completamente a la gama iBook e incluso al PowerBook de 12”, segmento que querían que perteneciese por completo a la gama doméstica.

Encontrando su lugar en la familia

macbook-alu_familia_aps.jpg

El MacBook ha continuado avanzando a lo largo de los años sin apenas variar en el diseño. Se han incorporado novedades como la salida mini display port, la carcasa unibody de policarbonato, pantallas de mejor calidad, actualización de procesadores y características… pero nada que rompa estéticamente con lo que ya conocemos.

Al parecer, Apple quería potenciar ese mercado de los portátiles de “pocas” pulgadas, en parte para capear el temporal de críticas que demandaban un portátil ultraligero y potente. MacBook Air aparte, el MacBook contó con su momento más extraño con el lanzamiento del MacBook de aluminio, que no era más que un MacBook Pro de 13”.

La localización de este nuevo portátil de la familia MacBook no acababa de estar bien definida, y algunos usuarios incluso preferían un MacBook de aluminio a un MacBook Pro. Para otros, al igual que pasó con el rediseño del iBook de colores, aquel cambio rompía con el estereotipo de MacBook blanco clásico y en Apple también acabaron viéndolo así.

Y pusieron remedio. En la WWDC de 2009, Phill Schiller anunció que el MacBook de aluminio sería rebautizado como MacBook Pro, y que el nuevo MacBook unibody de policarbonato blanco sería el único de su gama y mantendría la tradición del diseño que los caracterizó durante años.

Un ordenador mítico

ibook-g3-clamshell-por-raneko.jpeg

La evolución de este ordenador que ha entrado en la historia de la informática pasa por incorporar tecnologías útiles pero a la vez asequibles: Recordemos que es un portátil orientado al mercado de consumo y tiene que cumplir con unos requisitos de precios para salir al mercado.

Sin embargo, no creo que nadie olvide nunca a los iBook. Fueron el primer “caballo de troya” para mucha gente que, gracias a su atractivo diseño, se fijó por primera vez (y para siempre… como siempre) en el mundo de la manzana.

Y es que es inevitable no ver uno de aquellos primeros iBooks y no sorprendernos todavía con lo especial, atrevido y divertido del diseño. Un diseño que salvó a Apple y que demuestra que las cosas bien hechas, no se olvidan jamás… Ni aunque les cambien el nombre.

Imagen | iBook G3, por Raneko (Flickr)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos