Compartir
Publicidad

Nolan Bushnell, el hombre que contrató a Steve Jobs, habla sobre el terrible problema al que se enfrenta Apple

Nolan Bushnell, el hombre que contrató a Steve Jobs, habla sobre el terrible problema al que se enfrenta Apple
57 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Nolan Bushnell es una de las pocas personas que pueden decir que estuvieron en una entrevista de trabajo con Steve Jobs sentados en el lado de la mesa en el que se toman las decisiones y no al contrario. El cofundador de Atari, compañía en la que Jobs trabajó apenas cuatro años antes de crear Apple junto a su amigo Wozniak, ya había compartido en el pasado algunos de sus recuerdos sobre aquel joven y complejo Jobs con frases como "Muy a menudo era el tipo más inteligente en la sala, y se encargaba de que los demás lo supiesen." pero una reciente entrevista nos ha dejado nuevos comentarios sobre su antiguo pupilo y la compañía de la que podría haber sido socio.

"Steve me preguntó si pondría 50.000 dólares a cambio de un tercio de la compañía. Yo era tan listo que dije que no. Es casi gracioso cuando pienso en ello ahora, salvo cuando estoy llorando"

A sus 71 años, mientras Apple registra los mayores beneficios obtenidos en un solo trimestre por ninguna otra compañía, Bushnell recuerda este capítulo de su vida. "Steve y yo llegamos a ser amigos muy cercanos. Vivíamos a unos dos bloques el uno del otro y el aparecía algún sábado o domingo por la mañana en su moto para tomarnos una taza de té y hablar acerca de diferentes dilemas empresariales a los que se enfrentaba y sobre los que yo podía aconsejarle."

Cuando tuvo la oportunidad, Bushnell rechazó ese tercio de Apple al considerar que supondría un conflicto de intereses teniendo en cuenta que Atari también se dedicaba a hacer ordenadores. "Si... eso fue un gran error, ¿qué puedo decir?"

Cambiando de tema, Bushnell asegura que Apple podría enfrentarse en un futuro no demasiado lejano a un "terrible problema":

"Pienso que Apple tiene un terrible problema. Existe algo conocido como el 'extra del innovador' que significa que puedes conseguir un margen extraordinario gracias a tu innovación. Incluso aunque los 'fast followers' puedan llegar a igualar tus características, sigues siendo conocido como aquel que innova, así que tu marca tiene una imagen mejor. Ese extra solía tener una esperanza de vida de unos ochos años, pero ahora creo que se ha reducido hasta los cuatro como mucho. Si [Apple] no continua realizando algunas innovaciones realmente destacables, pronto podría despedirse de su habilidad para cobrar precios premium."

Es una teoría interesante, aunque quizás el error sea pensar que la clave del éxito de Apple puede reducirse simplemente a un único parámetro. Innovar es importante, por supuesto, pero si el iPhone puso patas arriba toda una industria no fue simplemente por ser innovador, sino por ofrecer además una experiencia realmente satisfactoria para sus usuarios.

Se ha repetido hasta la saciedad, Apple no suele ser el primero en nada, pero sí quien da en el clavo cuando llega. Apple Pay podría ser el ejemplo más reciente; un servicio que difícilmente puede etiquetarse de innovador pero que sin embargo está barriendo a sus competidores.

Quizás en abril, con suerte, volvamos a tener otro caso de estudio más con el lanzamiento del Apple Watch. Hasta entonces, lo que podemos dar por seguro es que cualquier compañía del planeta sueña con tener problemas tan terribles como los de Apple.

Vía | Cult of Mac

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio