Steve Jobs tenía un equipo exclusivamente dedicado a abrir cajas todo el día. Estas eran sus razones

Steve Jobs tenía un equipo exclusivamente dedicado a abrir cajas todo el día. Estas eran sus razones
29 comentarios

Un equipo dentro de Apple dedicado exclusivamente a abrir cajas. Puede parecer una excentricidad, pero Steve Jobs tenía sus motivos y razones para dedicar las horas y sueldos de estas personas a abrir paquetes. La clave está en qué tipo de cajas abrían: las de los productos de Apple.

La experiencia de recibir un nuevo producto de Apple, abrir su caja, tocarlo, notar su peso y hacérnoslo nuestro es todo un ritual. Una experiencia que, aunque pasemos por alto, es la primera impresión de un dispositivo. Y las primeras impresiones duran, lo que Steve Jobs tenía muy claro.

Las primeras impresiones duran, y Steve Jobs lo sabía

Por ello, Steve Jobs, el hombre que conducía su mercedes sin matrícula y que quiso ser astronauta, creó un equipo para investigar la mejor forma de presentar los productos de la compañía. Un equipo del que desconocemos su estado actualmente, pues fácilmente podría haber sido absorbido dentro del departamento de marketing o algo parecido, pero cuyo principal objetivo sigue muy presente en la compañía.

Los productos de Apple vienen en una caja, generalmente blanca, que ha ido cambiando y evolucionando mucho con el tiempo. Hay algunos ejemplos notorios de lo que Apple se propone y consigue con su atención a la forma de embalar sus diferentes dispositivos. Uno de los más recientes es el del iMac M1. Un iMac que se rediseño por completo para hacerlo extremadamente delgado y muy liviano.


iMac
Caja del iMac M1.

En esta ocasión, Apple se decidió por una caja que, una vez semiabierta, requiere que cojamos al iMac con ambas manos para sacarlo. Este primer contacto nos hace notar lo delgado del diseño y sopesarlo lo poco pesado que es. Y este es solo uno de los ejemplos de como el embalaje de un producto comunica una historia muy concreta y sirve de carta de presentación.

Las pocas opciones de color de los primeros iPhone hacían que estos se presentaran con la pantalla hacia arriba en la caja. Ahora, con un frontal indistinguible entre varios modelos y con unos llamativos colores en la parte trasera, los iPhone se han dado la vuelta para mostrar primero su lado más distintivo.

Y todas estas decisiones tienen su origen en el equipo que Steve Jobs creó y al que encomendó dedicarse a abrir cajas. Un equipo, tal como nos recuerdan en INC.com responsable de crear prototipos de los envoltorios, probar opciones y evaluar las reacciones para determinar la mejor forma de presentar un nuevo dispositivo a un cliente. Un equipo que ha hecho que recibir nuestro nuevo producto de Apple sea todo un ritual.

Temas
Inicio