Steve Jobs quiso ser astronauta

Steve Jobs quiso ser astronauta
1 comentario

¿Quién no ha querido ser astronauta de joven? El atractivo de ir a la luna, de montar en un cohete ha cautivado siempre a muchos. Muchos entre los que se incluye a Steve Jobs. Lo que ocurre es que él no era precisamente un niño cuando se planteó esta idea.

Steve Jobs tenía entonces 30 años. Justo el momento en el que la junta directiva de la empresa que había fundado le pedía que abandonara el puesto. Un punto de inflexión que, como posteriormente él mismo reconoció, fue toda una bendición, pues le permitió explorar otras perspectivas antes de volver a una Apple listo para colocarla donde está ahora mismo.

¿Qué habría sido de Apple?

Corría el año 1985 cuando Steve Jobs se vio forzado a dejar su compañía. Pero no solo su compañía, también su enfoque. El proyecto de Steve Jobs era el de llevar un ordenador a cada uno de nosotros, de simplificar la informática y acercar la tecnología a todos los públicos. Cuando se vio fuera de Apple su entusiasmo y su naturaleza innovadora tuvo que tomar otro enfoque.

Uno de los que tomó fue el de apuntarse para volar en el Space Shuttle como un astronauta civil. Una clasificación de astronauta que no proviene de las fuerzas aéreas o del ejército, pero que pasa el mismo entrenamiento y capacitación para formar parte de la tripulación. Tal como nos recuerdan en INC.com, Steve Jobs no fue aceptado para la misión.

Tampoco llevó a cabo la idea de abrir una compañía de ordenadores en la Unión Soviética, lo que si hizo fue animarse con un estudio de animación que tenía entre manos una curiosa propuesta de película. La que más tarde se lanzó como Toy Story fue uno de los proyectos de Steve Jobs en Pixar, que luego vendió a Disney.

También, como ya sabemos, fundó NeXT, la compañía que le llevó de vuelta a Apple con un sistema operativo que sentó las bases para el actual macOS. Afortunadamente, Steve Jobs supo enfocar su creatividad de la mejor forma posible, una que, com él mismo reconoce, le permitió  explorar otras posibilidades antes de su vuelta a Apple.

A saber qué hubiera podido ser de Apple si el hombre que conducía sin matrícula en su mercedes hubiera entrado como parte de la tripulación del Space Shuttle. Solo podemos imaginarlo. Pero parece claro que la posición de Apple a día de hoy es, en parte, gracias a que Steve Jobs, aunque quiso ser astronauta, siguió dedicado a su pasión para con los ordenadores y la tecnología.

En Applesfera | Qué fue de Tony Fadell, el 'padre del iPod' que acabó diseñando productos para Google

DISCLAIMER | La foto de portada es un montaje para ilustrar este artículo.

Temas
Inicio