Compartir
Publicidad

Las Novedades y No-Novedades del WWDC2014

Las Novedades y No-Novedades del WWDC2014
23 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya perdí noches de sueño para ir al WWDC y con frecuencia soy tachado de “fanboy”, pero tengo que decir que, en mi opinión, el WWDC 2014 brilló por sus no-novedades. Se destaca tanto por su falta de novedades en hardware (y hace mucho que no ocurre esto), como por sus novedades en un frente totalmente inesperado: un nuevo lenguaje llamado Swift. En estos momentos estoy terminando de devorar las 800 páginas del eBook sobre la misma y hacer experimentos. Pronto escribiré un artículo detallado sobre Swift.

Sin embargo, vayamos por partes y veamos primero lo nuevo de cara al usuario. Aquí nos encontramos más con una evolución que una revolución, pero al menos vamos en el buen camino.

Plataforma única, múltiples clientes: cliente continuo

WWDC14 continuity

Esto era ya una tendencia desde hace algunos años, pero en las nuevas versiones de OSX e iOS son más marcadas que nunca. Tenemos un solo ordenador y un solo conjunto de datos, y todo está en la nube. Los dispositivos, ya sean Macs, iPhones o iPads son simples “ventanas” a esos datos y podemos pasar de uno a otro cuando más nos convenga. Este es, en el fondo, el uso que le estamos dando a nuestros dispositivos, y Apple se está adaptando a la demanda:

  • Podemos responder llamadas desde el Mac
  • Podemos iniciar un correo electrónico en el iPad, terminarlo en el iPhone y enviarlo desde el Mac.
  • Etc

En general, el estado de tus datos se preserva a medida que te mueves de un dispositivo a otro y estos funcionan como un mismo cliente continuo para tus datos.

Sin lugar a dudas, es algo necesario aunque no revolucionario. Queda por ver qué tipo de soporte va a dar Apple para que terceros puedan usar esta tecnología

Novedades en la Apps de OSX e iOS

WWDC14 Spotlight

Mail, recibe un buen repaso, al menos en aspecto estético y funcionalidades relacionadas con el cliente continuo. Ahora bien, no se habla para nada de mejoras en la estabilidad del software y sus funcionalidades básicas (o falta de las mismas). En mi opinión, todo esto llega ya muy tarde y Mail tiene una imagen casi tan mala como Outlook. A estas alturas del campeonato, poco me importa si Mail se viste de seda o de Prada: ya me he cambiado a Unibox y no pienso volver.

Spotlight también recibe mejoras, pero una vez no se trata de nada revolucionario, sino de ponerse al día con lo que ofrecen otras Apps de terceros. En este caso se trata de intentar alcanzar a Alfred, en cuya interfaz y funcionalidades se inspira fuertemente. Esto no tiene nada de malo per se (excepto tal vez para los desarrolladores de Alfred), pero no implica en una innovación (al menos no propia).

Messages también mejora, pero caemos en la misma situación de Spotlight. Aquí el “enemigo” a batir es Whatsapp. Sospecho que en esto caso Apple llega tarde. Da un poco igual las mejoras que introduzcan en Messages: Whatsapp cuenta con una ventaja enorme y difícil de batir, su número de usuarios. Si todas las personas con las que te comunicas están en una plataforma, en este caso Whatsapp, ¿por qué vas a cambiar? ¿Si todo el mundo está en Twitter, por qué cambiarte a App.net? La misma situación la tenemos con Messages.

Más de lo mismo con MailDrop, el Dropbox de Apple. Está bien poder decir “yo también lo tengo”, pero no tiene la relevancia necesaria como para salir en una Keynote.

El gigante parece haber despertado: Enterprise, Educación y Sanidad

Hace ya algunos años que vengo avisando que el gran mercado, “la última frontera”, para las Apps está fuera de la App Store. Son las Apps empresariales, muy especialmente las Fortune 500 y los mercados de educación y sanidad. Hoy por hoy, el mayor usuario de iPad del mundo, con mucha diferencia, es el departamento de educación de San Diego.

Al fin parece que Apple, a regañadientes por las bromas de Federighi, se ha dado cuenta que no puede seguir dando la espalda al mercado empresarial. No obstante, para poder atender este tipo de clientes, Apple tiene que cambiar muchas de sus formas de actuar y vender, siempre centradas en el mercado de consumo. Si el año pasado fue el año de China, éste podría ser el de las Apps Empresariales: esas que jamás verás en la App Store, pero que generarán el mayor valor, tanto para sus desarrolladores como para sus usuarios.

iOS traje y corbata
iOS se pone traje y corbata, y le queda de vicio.

¿Windows? Pues sí, Windows.

Algo que tal vez haya pasado desapercibido a muchos en esta Keynote es…Windows. En más de una ocasión se ha dejado caer que los nuevos productos en la nube tendrán cliente Windows. Aunque ha habido alguna broma sobre Windows 8 (salió un año antes que Mavericks, aun no ha superado el 10% de cuota de mercado y ni Balmer ha logrado encontrar el botón de inicio), la mala leche quedó reservada para Android.

Parece que Apple empieza a ver a Windows no ya como su némesis, sino de la misma forma que Microsoft veía a Apple hace años: un mercado inofensivo donde arrancar algunos billetes. Sic transit gloria frikii…

Nelson Simpsons
¿Windows? ¡Ha ha!

La familia: la red social que Facebook olvidó

Un toque de genio ha sido el soporte para el uso familiar de los dispositivos Apple. Integrando, dando facilidades para compartir datos de forma privada y cierto control sobre le uso que hacen niños de iPhones y iPads, Apple logra dar el primer golpe en la Red Social más antigua de todas: la familia. Curiosamente, es algo que Facebook no hizo nunca ya que jamás ha dado una importancia especial a las relaciones familiares de sus usuarios: todos son amigos y gracias. Es poco probable que el gigante de Menlo Park se quede quieto ante este órdago de Cupertino pero está claro quien ha pegado primero.

Novedades para programadores

WWDC14 programadores

Esto prometía ser lo más interesante, y lo había advertido Federighi. El principio resultó decepcionante. En vez de novedades reales, todo lo mostrado consistía en ponerse a la altura de lo que Google había anunciado el año pasado en Google IO o características intrínsecas de Android. A mi también me cuesta reconocerlo, pero las cosas como son.

Por un lado, tenemos a Testflightintegrado en la App Store, aportando así algunas de las cosas que los desarrolladores de Android dan por sentado, como la fácil distribución de betas. Algunas mejoras, ínfimas aunque necesarias en la App Store, como hacer que la búsqueda sea mínimamente funcional.

Algo que si llega a confirmarse, sería la mejor noticia para los desarrolladores iOS/OSX desde el principio de los tiempos, es la defunción de los “provisioning profiles”. Quiera Jobs que así sea y nos libremos por siempre jamás de esa maldición burocrática.

Las aplicaciones por fin dejan de ser islas incomunicadas entre si
Por otro lado, y mucho más interesante es el concepto de “extensiones” que permiten a las Apps comunicarse entre sí y ofrecer parte de sus funcionalidades a otras Apps. Las Apps dejan de ser islas incomunicadas entre sí. Esto es algo que Android tiene desde su cuna y que cuando es bien usado puede ser maravilla. También es cierto que las “Activities” y los “Intents” (las extensiones en el mundo Android) y la forma en que están implementadas son una de las causas de que el desarrollo para Android sea especialmente farragoso si comparado con iOS. Hay que ver con calma cómo es la implementación de Apple, pero no hay razón para temer: la calidad de las APIs de Apple ha sido siempre impecable y no tengo ninguna duda que seguirá siendo así en este caso. Sin embargo, una vez más es un movimiento defensivo que consiste en contraatacar al Gran Rival. Nada intrínsecamente innovador.

Siguiendo en esa tónica, aparece CloudKit: un Parse de Apple. La falta de un MBaaS (Mobile Backend as a Service) por parte de Apple ha sido un gran fallo durante muchos años. Otras empresas rellenaron ese hueco con mayor o menor acierto y la presencia de Apple en el Cloud Computing es nula. Incluso la “anquilosada” Microsoft ha sacado un producto sorprendentemente bueno con el cual tiene muchas posibilidades de hacerse con un hueco dominante en ese mercado: MS Azure.

Aquí Apple se lo juega a una sola carta: o acierta a la primera o tendrá que comprar a su competencia. De hecho, creo que Apple debería de haber comprado a Parse. Y a Heroku. Ya es tarde para ello, pero hay nuevas Startups en el mundo del cloud computing que están creciendo como la espuma, como es el caso de Digital Ocean. Este en concreto sería un buen candidato a compra con los cuartos que hayan sobrado después de marcarse un Beats. ;-)

De esta forma, y suponiendo que CloudKit funcione como es debido y se integre con Core Data, Apple tendría cubierto todo el espectro: desde la nube, al desktop y el móvil.

En la siguiente entrega: Swift, la gran novedad de este año para los desarrolladores.

En Applesfera | Todo sobre la WWDC14

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio