Compartir
Publicidad
Publicidad

Algo se muere en el alma, cuando un disco duro se va

Algo se muere en el alma, cuando un disco duro se va
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como diría Jorge Manrique si viviera en nuestra época "Nuestros discos duros son los ríos que van a dar a un Punto Limpio (nada de tirarlos a la basura, y mucho menos al mar), que es el morir". En Applesfera hemos recomendado tener instalado AppleJack, hacer copias de seguridad, etc. Pero no hay nada más cierto que la muerte y, para el disco duro de mi PowerBook de 12", esta certeza se acercaba sin yo saberlo.

Ocurrió hace un mes. Curiosamente SMARTreporter, un programa que sirve para verificar la información S.M.A.R.T. de nuestros discos no se había quejado ni notificado fallos, pero el PowerBook decidió no arrancar y, en su defecto, imitar los sonidos de un aserradero. Tras un cierto momento de pánico (no tenía backup de algunas fotos), decidí ejecutar la utilidad de discos DiskWarrior. Las noticias no fueron buenas. El disco tenía errores graves en la estructura de archivos que DiskWarrior no podía reparar. Tras la primera fase de negación, decidí saltarme las fases de anhelo, ira, depresión y llegar a la aceptación lo más rápidamente posible. Para ello fui a comprar un disco duro nuevo e instalarlo yo mismo. El elegido fue un disco de 80 Gb de 7200 RPM. He de decir que no se recomienda instalar un disco de 7200 por el calor en dicha máquina, pero decidí arriesgarme de todas maneras.

Antes de nada intenté recuperar los datos. Para ello conecté el portátil en modo disco firewire a un Powermac G5 dual. Conseguí recuperar la información del disco duro, a paso de tortuga en algunos casos. A veces hacía falta inclinar el portátil (suena a broma pero es totalmente cierto) para que "cayeran" los datos más deprisa al G5, todo ello amenizado con sonidos de torno de dentista. Tras acabar la copia y un suspiro por mi parte (las fotos estaban a buen recaudo) intenté reiniciar el portátil.

Sorpresa sorpresa (no, Isabel Gemio no tiene nada que ver con esto). El PowerBook decide arrancar. Miro la información de SMARTreporter, no hay errores. Reinicio en modo usuario único y ejecuto AppleJack. Éste repara algunos errores y, tras ello, ejecuto DiskWarrior de nuevo. DiskWarrior dice que está correcto, que no hay problemas con el disco duro. O sea, que el disco duro está bien. Un servidor decide no fiarse y cambiar el disco duro. Como el proceso es largo y laborioso, os lo contaré en otra entrada en Applesfera.

Moralejas de esta historia. Haced copias de seguridad, instalad AppleJack, y cruzad los dedos. Dad una segunda oportunidad al disco duro. Conectad y arrancad el ordenador en modo firewire si tenéis ocasión e intentad recuperar los datos desde otro sistema. Otra posibilidad es arrancar desde un disco duro externo e intentad volcar la información en el mismo. Los Mac son buenos ordenadores, pero ordenadores al fin y al cabo, y sus discos duros también tienen derecho a pasar a mejor vida.

Más información | AppleJack, SMARTreporter, DiskWarrior

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos