Publicidad

El icónico cubo de cristal de la Apple Store de Nueva York ya está de regreso

El icónico cubo de cristal de la Apple Store de Nueva York ya está de regreso
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Finalmente la compañía de la manzana presentó su nueva Apple Fifth Avenue, un espacio que ha sido completamente reinventado, y que está ubicado debajo de uno de los lugares más reconocidos de la ciudad de Nueva York. Con su distintivo y luminoso cubo de vidrio que se eleva sobre una plaza pública**, Apple Fifth Avenue está lista para retomar su lugar icónico.

La renovada tienda tiene casi el doble del tamaño de su versión original, con un techo más alto y más luz natural, y es un espacio que tiene mucha más luz natural. De acuerdo a Apple, esta tienda es el escenario perfecto para que los clientes descubran y prueben sus productos más nuevos. La Apple Fifth Avenue sigue siendo la única tienda minorista de Apple abierta las 24 horas del día, los 365 días del año.

"Nuestros clientes están en el centro de todo lo que hacemos, y Apple Fifth Avenue es para ellos, para inspirarlos y para proporcionar el mejor lugar para descubrir nuestros productos más nuevos (...) Estamos muy orgullosos de ser parte de esta gran ciudad donde pasan tantas cosas todos los días", dijo Tim Cook, CEO de Apple.

Una icónica tienda que abrió sus puertas desde 2006

Apple Store Fifth Avenue

Steve Jobs abrió la tienda en 2006 y personalmente dio la bienvenida a los primeros clientes en ingresar al cubo. Desde entonces, Apple Fifth Avenue ha recibido más de 57 millones de visitantes, un número que supera al número que reciben la Estatua de la Libertad o el Empire State Building. El cubo de vidrio ha sido un faro y un punto focal importante para el lanzamiento de productos desde el primer iPhone en 2007.

Este viernes, Apple Fifth Avenue estará lista para su lanzamiento más significativo de 2019, con el inicio de las ventas del iPhone 11, iPhone 11 Pro, iPhone 11 Pro Max y Apple Watch Series 5.

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir