Publicidad

El ocaso del iPhone en el negocio de Apple que ha pasado desapercibido para Wall Street
General

El ocaso del iPhone en el negocio de Apple que ha pasado desapercibido para Wall Street

Wall Street suele tomar ciertos parámetros de una empresa para juzgar rápidamente su marcha. En el caso de Apple, hubo un tiempo que fue el iPod. Y después lo ha sido el iPhone, salvo por unos breves instantes en que el iPad parecía tomar el relevo. Para los inversores, el iPhone se ha convertido en una obsesión.

Es un termómetro que indica de un vistazo cómo rinde Apple. Hasta el punto de que esa obsesión se ha convertido en el talón de Aquiles de Apple: la compañía era demasiado dependiente del iPhone. Y, en cierto modo, era verdad. Hasta ahora, cuando la historia ha empezado a cambiar sin que casi nadie se dé cuenta.

"The iPhone company" es cada vez menos iPhone

Sobre Ingresos

Con la presentación de resultados de esta semana, podemos construir un episodio más del negocio de Apple. Esta gráfica representa dos variables: los ingresos generados por el iPhone y el resto del negocio durante los últimos tres años. En el resto del negocio "No iPhone" se incluyen el Mac, iPad, Wearables y hogar y Servicios. Como vemos, su evolución ha sido de lo más interesante en los últimos años.

Ambas variables se calculan sobre el total de ingresos, por lo que entre ambas se suma el 100%. Esto hace que cuando una sube, la otra baja en perfecta sincronía. Como vemos, en el Q1 de 2018 partimos de un 70% para el iPhone y un 30% para el resto del negocio. Si miramos el otro extremo, la cosa cambia: 59% vs 41%.

iPhone 12

Entre medias, vemos como cada vez se acercan más una a la otra, hasta el punto en que el negocio "no iPhone" supera al del iPhone varias veces. La evolución ha sido así:

  • Trimestres que el negocio "no iPhone" ha estado por encima en 2018: 0.
  • Trimestres que el negocio "no iPhone" ha estado por encima en 2019: 1.
  • Trimestres que el negocio "no iPhone" ha estado por encima en 2020: 3.

Hemos pasado de ver cómo nunca se tocaban a superar al iPhone en 3 de los 4 trimestres del año. Con unos inversores obsesionados con el punto débil que suponía el dominio del iPhone, este cambio en el peso del negocio apenas ha tenido repercusión en los medios. Pero aún hay más.

El iPhone y su crecimiento plano en 2020

Crecimiento

Otra variable que ha captado poca atención (más bien ninguna) es la contribución al crecimiento entre ambos tipos de ingresos. Durante todo 2020, el crecimiento (es decir, lo que se ha ganado extra comparado con el año anterior) se ha repartido de la siguiente manera:

Wall Street sigue ciego ante el desarrollo del negocio de Apple, obsesionado con un producto que ya no tiene la enorme influencia en sus cuentas que tuvo antaño
  • Crecimiento total: 26.452 millones de dólares.
  • Crecimiento iPhone: 1.065 millones de dólares.
  • Crecimiento no iPhone: 25.387 millones de dólares.

En otras palabras, el iPhone solo ha contribuido un 4,2% del crecimiento total en 2020. Los mayores drivers de crecimiento son, en este orden, Servicios, Wearables y Hogar, iPad y Mac. El iPhone está en último lugar.

Si tomamos los ingresos totales, tenemos otro dato que apunta en la misma dirección. Durante todo 2020, Apple ingresó 294.135 millones de dólares. De ellos, 147.421 millones son responsabilidad del iPhone, mientras que los 146.714 millones restantes son de los otros segmentos de Apple. Es la primera vez en mucho tiempo que el iPhone está a punto de dejar de ser el protagonista de las cuentas de Apple.

Un ecosistema que va viento en popa

Wall Street

De todas estas cifras y gráficas podemos sacar varias conclusiones. Entre ellas, que el iPhone va camino de ceder su protagonismo al resto del ecosistema. Sin duda, el iPhone es una pieza fundamental del mismo, pero su peso va descendiendo conforme avanzan otros segmentos de la compañía. Servicios ha generado mucho entusiasmo entre los inversores, liderando el crecimiento y monetizando el pegamento que conecta los dispositivos Apple.

El iPhone ha actuado de "anzuelo" para captar usuarios e introducirlos en el ecosistema

El Apple Watch, los AirPods, el iPad y, en menor medida, el Mac, también están aportando su granito de arena. A pesar de ello, el iPhone sigue siendo el caballo de Troya con el que entrar en las vidas de los usuarios. Cuanto más tiempo permanece un usuario con un iPhone, más probabilidades hay de que adquiera más productos y servicios de la manzana.

Mac m1

Así, el iPhone puede dar lugar a la compra de unos AirPods, después al Apple Watch. También a una suscripción a iCloud, Apple TV+ o Apple One, así como una de las numerosas suscripciones que se venden desde la App Store. De modo que los usuarios van zambulléndose cada vez más profundo en el ecosistema. Pero casi siempre se empieza desde el iPhone.

Gracias a que Apple se ha centrado en construir un ecosistema que engloba las categorías más importantes de tecnología, cuenta con un negocio mucho más estable. Y cuando el iPhone se estanca o retrocede, es capaz no solo de mantener el crecimiento, sino continuar con él.

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio