Publicidad

iOS y iPadOS no necesitan que expulses los discos externos como en macOS: te explicamos porqué
iOS

iOS y iPadOS no necesitan que expulses los discos externos como en macOS: te explicamos porqué

Llevamos, al menos los que tenemos ya cierta edad, toda una vida con una regla de oro en la informática: antes de desconectar físicamente un pendrive o un disco externo de un ordenador siempre debemos expulsarlo adecuadamente del ordenador si no queremos arriesgarnos a perder datos.

Sin embargo, y aunque ambos sistemas puedan ahora trabajar con esas unidades de almacenamiento externas, ni iOS ni iPadOS tienen opciones visibles de expulsarlas antes de quitar el cable físicamente del dispositivo. ¿Cómo podemos entonces hacer esta operación? ¿O es que ha dejado de ser necesaria?

La solución es sencilla: no hace falta expulsar los pendrives o discos externos. Puedes quitar físicamente el cable directamente, aunque cuidado: para hacerlo debes haber terminado de hacer copias y/o traslados de datos entre el dispositivo y el disco externo. Si lo haces en pleno proceso de copia sí que te arriesgas a perder o corromper datos.

Pero si ya has terminado de copiar o mover archivos y has cerrado cualquier archivo almacenado en el disco externo que estabas viendo desde alguna aplicación, puedes expulsar el disco directamente sin problemas. Eso es debido a cómo prioriza iOS la escritura de datos.

Cómo te libra iOS de la expulsión manual de discos externos

Ipad Pendrive

En sistemas como macOS o Windows se utiliza un método de escritura de datos y tareas llamado 'write caching' que no cuesta demasiado de entender con un ejemplo. Imagina que copias un PDF de tu ordenador a un pendrive que has conectado. Aunque la interfaz te indique que la copia se ha hecho correctamente, el archivo PDF se habrá copiado en la memoria caché del sistema y habrá puesto la tarea de escribir el archivo en el pendrive en una cola de tareas que el sistema tiene pendientes de hacer.

Cuando expulsas el disco adecuadamente, macOS y Windows priorizan la copia de ese archivo PDF y hasta que no se ha hecho realmente no te indican que puedes desconectar el pendrive del ordenador. Si lo haces "a lo bruto", la copia pendiente queda anulada y te arriesgas a perder esos datos.

iOS y iPadOS, por otro lado, no ponen la copia o el traslado de archivos en una cola de tareas. Lo hacen de inmediato, de modo que sólo hace falta que cerremos los archivos abiertos y terminemos esas copias para poder desconectar las unidades de almacenamiento externas sin problemas. Da miedo, pero es seguro. Hay quien para estar todavía más seguros cierran manualmente la aplicación Archivos, aunque en teoría no es necesario.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios