Publicidad

La empresa detrás de la fallida pantalla de zafiro del iPhone llega a un acuerdo con la SEC
iPhone

La empresa detrás de la fallida pantalla de zafiro del iPhone llega a un acuerdo con la SEC

Publicidad

Publicidad

En 2014 muchos dábamos por hecho que el iPhone de ese año contaría con una pantalla de zafiro. La compañía responsable de su desarrollo, GT Advanced, fue muy pública en su colaboración con Apple, pero al final acabó en la bancarrota. Ahora, cinco años después, la SEC acaba de llegar a un acuerdo con la empresa y su antiguo CEO.

Promesas incumplidas por GT Advanced

iPhone 5s

En 2014, GT Advanced ya era un proveedor habitual de Apple. Se encargaba por aquel entonces del zafiro que protegía la lente de la cámara y el botón de Touch ID del iPhone 5s. Parecía lógico que fueran ellos quienes se encargasen de explorar una pantalla de zafiro para el iPhone 6 de ese año.

Apple nunca reconoció estos planes, tal y como acostumbra la compañía a no revelar detalles de productos aún por desvelar. Desde MacRumors recogen el acuerdo de la SEC (el equivalente a la CNMV española) en la que se afirma lo siguiente:

Apple acordó adelantar 578 millones de dólares en cuatro pagos a GT a cambio de un cristal de zafiro que cumpliese determinados estándares técnicos. El acuerdo estaba siendo vigilado por el mercado muy de cerca y era esencial para los ingresos, deudas y valor bursátil de GT. A finales de abril de 2014, GT no pudo alcanzar los requerimientos, por lo que Apple no entregó 139 millones de dólares y le dio el derecho de recuperar los 306 millones de dólares adelantados a GT previamente.

Para evitar reconocer la deuda como pasivo circulante, lo cual habría tenido un impacto inmediato en su estado y como una preocupación constante, GT tomó una posición sin sustanciar de que Apple había roto parte del acuerdo, liberando a GT de sus obligaciones.

La SEC afirma que GT Advanced y su CEO Thomas Gutiérrez "pintaron una imagen excesivamente optimista" del desempeño de la compañía así como su capacidad para conseguir financiación. Poco tiempo después y como sabemos, anunciaron un plan de bancarrota y ahora es una compañía que está en manos privadas (no cotiza en bolsa).

Como consecuencia de las investigaciones, la SEC ha impuesto una multa de 140.000 dólares a Gutiérrez y la promesa de ambos en que "desistirían de futuras violaciones".

El olvidado zafiro del iPhone 6

Incluir un material tan sofisticado como el zafiro en un producto de tecnología de consumo era algo que solo podía hacerlo Apple. Recordemos que el año anterior, la compañía presentaba el iPhone 5s como una auténtica joya:

Que Apple quisiera diferenciarse de su competencia mediante una pantalla con mayor resistencia a arañazos a través del zafiro sonaba muy bien en 2014. Sin embargo y como ya sabemos, la historia no salió como se esperaba. Conseguir una pantalla con este material es relativamente fácil, el verdadero reto es fabricarla en cantidades de varios cientos de miles de unidades al día.

Esta apuesta realizada por Cupertino salió mal y el equipo de Apple tuvo que recurrir a Corning para utilizar el conocidísimo Gorilla Glass en sus iPhone. El mismo que utilizaba en modelos anteriores y que emplean numerosos competidores.

El zafiro nunca llegó a la pantalla de los iPhone 6 y iPhone 6 Plus. Pero eso no ha impedido que tengamos este material en otros dispositivos. La pantalla del Apple Watch de acero, la trasera de todos los Series 4 y las cámaras de los iPhone se protegen con zafiro.

Con este acuerdo entre la SEC y GT Advanced se pone fin a una de esas apuestas de Cupertino que rara vez tienen un resultado que no es el esperado. Por suerte, no tuvo grandes consecuencias para el fabricante del iPhone.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Inicio
Compartir