Compartir
Publicidad

Liberación del iPhone, el sueño de una noche de verano

Liberación del iPhone, el sueño de una noche de verano
35 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Casi dos años después de la salida del iPhone a la venta y con más de 10 millones de unidades vendidas en 88 países hay un tema que ha dejado de ser relevante, la liberación del terminal.

Cuando salió el iPhone sólo lo hizo en un país, Estados Unidos. En esa época la expectación rozaba niveles nunca vistos con un producto de Apple, la gente quería el terminal de cualquier manera y sin importar si funcionaba o no como teléfono.

Yo de hecho hice ese acto de fe de comprar un dispositivo que no sabía si algún día podría llegar a ser un teléfono. Lógicamente en ese mismo momento surgió en el mundo el movimiento “hay que liberar el iPhone de cualquier forma, incluso si es pagando”.

En Septiembre de ese mismo año empezó la pequeña “feria”, el iPhone ya podía ser liberado y todo el mundo que quería uno y dudaba de su compra se lanzó como loco a por uno de los terminales. 400, 500 y hasta 600 euros he visto cobrar por un iPhone de primera generación, el precio daba igual lo único que importaba era tener un iPhone.

Tener un iPhone libre era un problema, al menos en nuestro país, las tarifas en aquel momento no eran las mejores para un dispositivo con un consumo constante de datos.

Así que aquel dispositivo por el que tanto anhelabas se convertía en poco más que un iPod touch con el que podías llamar.

Esta mecánica duró hasta el 10 de Junio de 2008, cuando se anunció el nuevo iPhone 3G y la llegada de éste a la mayoría de mercados potenciales para el mismo. En ese mismo momento el juego al que habíamos estado jugando cambio radicalmente.

iphone-appstore.jpg

Liberar el iPhone pasó a un segundo plano, si querías un iPhone te hacías con él de forma legal y te olvidabas de juegos y dolores de cabeza.

Casi un año después el tema vuelve a ser de actualidad. ¿La razón? A la mayoría de personas que ya hemos pagado por ese contrato+iPhone aún nos quedan otros 12 meses para poder cambiar nuestro dispositivo, pero los rumores apuntan a que dentro de muy poco veremos un nuevo iPhone.

Ahora más que nunca la liberación del iPhone es un tema clave y de nuevo es cuestión de meses que estemos hablando de ello continuamente. Ahora no somos cuatro gatos los que esperamos para cambiar nuestro terminal, si no unos cuantos millones de personas.

¿Volveremos a ver terminales por Ebay con precios completamente desorbitados? Pues seguramente y con esto el ciclo que anteriormente describí volverá a empezar. Sólo hay una forma de poner freno a este efecto. Vender el iPhone libre.

Apple no tiene ni un pelo de tonta y hasta ahora ha usado las compañías como un mero método de posicionamiento global. ¿Ha llegado el momento de poner punto y final tal y como apuntaba Miguel López en su articulo?

Yo no sería tan radical pero si apuesto por un modelo intermedio como el que ha tomado Palm. Su estrategia es sencilla, si compras el terminal con un contrato su precio es bastante asequible, en caso contrario roza los 900 dólares.

¿Muy caro? Pues si ya que lo interesante es vender un contrato y no el terminal, pero desde luego es mejor que no ofrecerlo y montar de nuevo el “circo”. Tengo mis dudas de que Apple realmente se llegue a plantear esta opción, aunque desde luego apuesto por ella más que olvidarse de las compañías que ha usado hasta el momento.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos