Publicidad

Lo que dijo Ahrendts y lo que ha dicho Cook: las reacciones de Apple frente a la demanda del iPhone X
iPhone

Lo que dijo Ahrendts y lo que ha dicho Cook: las reacciones de Apple frente a la demanda del iPhone X

Publicidad

Publicidad

Ya lo tenemos aquí. El iPhone X ya es una realidad en España, México y varios países más. Mucha gente, más de la esperada, se ha agolpado en las Apple Store de los países en los que el nuevo teléfono se ha lanzado hoy. Podemos decir ya, con total seguridad, que el iPhone X es todo un éxito.

Y parece que Apple ha espabilado bastante bien para paliar la demanda inicial del teléfono: los que lo habéis reservado podríais recibirlo incluso antes de lo esperado. Una buena reacción a lo que seguramente no esperaban en Cupertino, montones y montones de personas accediendo a adquirir un teléfono de más de 1150 euros.

"Un iPhone para cada necesidad"

portada

Ese hecho por sí sólo plantea ya un buen debate con muchos enfoques, pero quiero centrarme en uno en concreto: ¿ha cambiado esto la estrategia de Apple con su nuevo teléfono estrella? Nunca lo sabremos del cierto, pero hay algo que levanta sospechas para pensar en ello.

Hace casi dos semanas, en la inauguración de la Apple Store de Chicago, una alegre Angela Ahrendts declaraba en la CNBC que había una frase que resumía la estrategia de Apple para vender su smartphone: "un iPhone para todos". En otras palabras, que ahora mismo el abanico de iPhones que puedes comprar es amplísimo y que cada persona tiene un modelo adecuado a sus necesidades.

Ahrendts decía eso precisamente para aclarar que en las Apple Store no se iba a incentivar la venta del iPhone X por encima de otros teléfonos, que prefiere crear una relación con el cliente antes que vender un iPhone más caro a alguien que probablemente no lo necesita. Para hablar claro: si necesitas un iPhone para llamar y usar WhatsApp, con el SE tienes más que suficiente.

Si todos estáis dispuestos, vamos a por todas

Iphone X

Sin embargo, Tim Cook dijo algo curioso durante la rueda de prensa de los resultados financieros celebrada ayer. "Suavizó" el alto precio del iPhone X, señalando que hay muchos estadounidenses que pagan un iPhone a plazos y que esos plazos pueden ser de sólo 33 dólares mensuales. "Menos que un café al día en uno de esos sitios chulos de cafés", recalcó.

El CEO de Apple también recalcó que podemos obtener un descuento entregando nuestro iPhone antiguo que amortizaría en parte la compra del iPhone X. Pero al grano: mientras Ahrendts decía que había un iPhone para cada necesidad y sugería que el iPhone X sólo era el modelo insignia de una gama amplia de modelos, Cook cogió el toro por los cuernos y animó a todo el mundo a que considerara el iPhone X con varias firmas de decir "no es tan caro como crees".

No digo que este iPhone X fuera a ser un experimento con unidades limitadísimas, en Cupertino tenían claro que se iba a vender incluso al precio al que lo han puesto. Pero viendo cómo las ventas del iPhone 8 han sido quizás más bajas de lo esperado, a lo mejor a medio camino han preferido defender el iPhone X como el "nuevísimo" iPhone que todo el mundo va a querer tener.

Es decir: pueden haber visto que mucha más gente de lo esperado estaba dispuesta a gastarse más de 1150 euros por un iPhone, y quizás han preferido ir a por todas. Eso a largo plazo podría cambiar la forma en la que los iPhone se venden: si tanta gente aboga por los modelos nuevos quizás no valga la pena seguir vendiendo el iPhone 6s o el 7. Puede que veamos esos cambios en nomenclatura para el futuro como decía hace unas semanas.

Sea como sea, y viendo las colas en las Apple Store, en Cupertino deben haber pedido a los proveedores que fabriquen tantos iPhone X como puedan. Y después, deben haber descorchado la botella de Moët.

En Applesfera | iFixit expone el interior del iPhone X, por primera vez tenemos dos baterías en un iPhone

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios