Compartir
Publicidad

Resumen de la conferencia de Apple: "No somos perfectos, los teléfonos no son perfectos"

Resumen de la conferencia de Apple: "No somos perfectos, los teléfonos no son perfectos"
310 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tengo que reconocerlo y tengo que decirlo, “así si se hacen las cosas Apple”. Hasta este momento he estado bastante receloso con todo lo relacionado acerca del iPhone 4, no por los problemas en si, más bien por la actitud de Apple al respecto.

Una actitud de silencio e incluso diría que de superioridad. Se que la tienen y se que Steve Jobs es algo prepotente, nos lo ha demostrado la historia y muchas de sus actuaciones a lo largo de los años, pero algo como lo que ha pasado con el iPhone 4 no es una situación como para emplear esa actitud.

Apple ha decido poner las cartas sobre la mesa y mostrar de forma oficial hasta que punto es un problema real y hasta que punto la empresa se ha tomado en serio la situación.


iPhone 4 y su “Antennagate”

Es cierto, Apple ha decido poner la carne en el asador, pero claro… a su manera. Una rueda de prensa en la que han destacado al iPhone como el smartphone con mayor satisfacción del mercado, pero además han soltado una frase que pasará a la historia después del mítico “One more thing”.

No hemos conseguido romper las leyes de la física, todavía

Lo que Apple ha querido demostrar es que absolutamente todos los terminales actuales tienen “puntos conflictivos” que repercuten en la recepción del terminal empeorando la señal y cobertura del mismo.

Apple ha mostrado un vídeo con terminales de multitud de compañías y sistemas operativos, en todos ellos podemos ver lo mismo, todos pierden cobertura incluso llegando a cero si se cogen de una forma concreta. Absolutamente todos los teléfonos del mercado tienen problemas similares y de hecho el iPhone 4 se sitúa en la media en estos términos.

Pero por si fuera poco Apple también lo ha dejado claro, en esta ocasión ha sido mayor el ruido mediatico que el real. Un mísero 0,55% de los usuarios del iPhone 4 han realizado una queja forma a Apple por los problemas de recepción. Una cantidad ínfima para los 3 millones de unidades vendidas hasta el momento.

Agrupando todos los fallos, problemas, desperfectos y contentos de personas únicamente un 1,6% de ellas han devuelto el terminal, una cifra que choca de nuevo con el 6% de devoluciones que acumula el iPhone 3GS.

Parece que de nuevo Apple muestra que el ruido mediático ha sido excesivo y que en las ventas reales del terminal y la postura de los usuarios es muy favorable ya que apenas han recibido quejas reales. Aunque claro, algo preocupados deben de estar cuando han hecho una conferencia de propio sólo para decir que “nuestro terminal funciona igual que el resto”.

Estamos siendo completamente transparentes: el iPhone 4 pierde más llamadas que el 3GS, pero en porcentaje pierde menos de una llamada de cada cien

Durante la keynote también se ha comentado que la nueva versión de iOS 4.0.1 es recomendable para todos los terminales y aunque no mejora la cobertura, ofrece un calculo mucho más fiable y realista de la señal disponible en ese momento, tal y como comentamos en Applesfera.

Steve también ha dejado claro que el fin de Apple es hacer feliz a sus consumidores, el colofón final de esta frase se lo lleva una de las actuaciones. Todos los clientes que compren un iPhone 4 recibirán hasta Septiembre una funda iPhone Bumper o un descuento equivalente.

Para terminar han aprovechado para comentar que el terminal estará disponible en 17 países más a finales de mes, concretamente el 30 de Julio y que el iPhone 4 de color blanco aparecerá también a finales de mes pero en pequeñas cantidades.

Conclusiones


iphone-reception-pc-1055-rm-eng.jpg

Ha estado bien, Apple ha tenido la decencia de salir a la palestra y hablar sobre los problemas de su terminal. ¿Ha valido la pena? Creo que no.

Apple y en concreto Steve Jobs se han limitado a demostrar que su terminal tiene fallos, pero que todos los terminales del mercado los tienen y que no pueden hacer más esfuerzos en ese sentido. Siento una pequeña decepción y es que tengo la sensación de que pusieron en la balanza un termina bonito VS un terminal con un mejor funcionamiento y se quedaron con la primera opción.

¿Tal vez deberían de haber apostado por un diseño más continuista pero con una mejor recepción? ¿Son tan banales los fallos de cobertura del terminal para que Apple los entienda como “normal”? Pues parece que de nuevo la respuesta es si.

Apple no nos ha dado una solución, simplemente ha salido a dar la cara y demostrar que tienen la decencia de decir que su terminal tiene fallos, pero han escondido la mano al decir que “el resto de terminales también los tienen”. Siento recurrir a un refrán español para terminar esta entrada, pero creo que le vienen que ni pintado a la situación:

“Mal de muchos, consuelo de tontos”

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio