Compartir
Publicidad

One More Thing y el cuento de Pedro y el Lobo

One More Thing y el cuento de Pedro y el Lobo
Guardar
4 Comentarios
Publicidad

Tanto va el cántaro a la fuente... que al final se rompe.

Esto me pasó a mi. Empecé con un iPod 3G de 15 Gb que vendí a mi cuñado, y después ya ha sido un constante ir y venir de iPods: Minis, videos y nanos que han ido colocándose entre los miembros de la familia. El nano para la esposa, el mini de 6 Gb a la hermana y reciéntemente el iPod vídeo, que lo cogió un día mi padre, y en su casa se quedó...

¡No hay problema Curro!...vas ahorrando y en cuanto salga el nuevo te lo agencias. Encima será táctil, y Bluetooth... Y con una pantalla enorme y muchísima autonomía... o eso anuncian para la próxima Keynote. Pero pasa el tiempo y no se sabe nada. Y necesitas un reproductor mp3. Total, que acabas yendo a comprarte uno cuando te encuentras al amigo de turno... - ¡Nooooooo, estás locooooo! ¿Qué haces mirándote un iPod? en la próxima keynote anunciarán el nuevo, ya con otro procesador y altavoces, y batería de permanganato potásico y pantalla de leds que bailarán al ritmo de la música...

Lo cierto es que no hay ni una sola evidencia real del tan ansiado iPod táctil y ya estamos desprestigiando al iPod vídeo, al último de la saga... al que nos volvía locos y hacía del iPod Photo todo un clásico... Y ese es, para mí, el gran éxito de Apple, que vende tan bien sus productos que ya no es que los quieras, sino que los necesitas... todos...

Así que esperas a que llegue la gran Keynote y por fin lo anuncien, mientras la mujer, la hermana y el padre disfrutan de sus nano, mini y vídeo que un día fueron tuyos... y que tan bien funcionan.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos