Compartir
Publicidad

iCloud: el fin de una era y el inicio de otra para iTunes

iCloud: el fin de una era y el inicio de otra para iTunes
71 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con la llegada de iCloud, al final ha pasado. Todos estos años pidiendo una solución al final han dado resultado: se acerca el fin de la “sincronización obligada”. El fin de iTunes como programa encadenado a nuestros dispositivos. Gracias a la combinación de iCloud y de iOS 5, podremos liberar un puerto USB de nuestros ordenadores y gestionar todo el contenido de nuestros dispositivos usando los servidores de Apple.

La keynote de hace unas semanas ha hecho que miremos a iTunes con otros ojos: como un programa que seguirá estando ahí en el futuro, pero del que afortunadamente podremos depender menos. Y no estoy diciendo que iTunes sea una mala aplicación, pero no son pocos los que dicen que es responsable de demasiadas funciones. De hecho, mientras Steve Jobs nos explicaba el problema de la sincronización y de cómo el Mac ha sido hasta ahora el centro de nuestros datos, por dentro me preguntaba: “¿El Mac es el centro de todo? ¿O quizá iTunes?”

Este otoño, cuando iOS 5 aparezca, la opción de sincronización aún estará ahí. Todos aquellos que gestionen una librería de música no comprada desde iTunes (prefiero no profundizar en su origen), o los que dependan de otro servicio para sus agendas y calendarios… todos podrán seguir sincronizando si quieren. Pero la mayoría podrá dejar de hacerlo, y con el tiempo cada vez serán menos los que sincronicen. Apple ha construido varios centros de datos para que eso ocurra.

iCloud

Entonces, si miramos más hacia el futuro… ¿qué cambios puede tener iTunes? El programa que muchos ven como algo demasiado cargado podría empezar a librarse de varias funcionalidades. ¿Por qué tener la funcionalidad de realizar y gestionar copias de seguridad cuando el iPhone lo hace automáticamente con iCloud sin que nos demos cuenta? ¿Por qué tener la funcionalidad de integrar la agenda/calendario/correos para la sincronización con los dispositivos iOS cuando iCloud nos los mantiene completamente actualizados? Pasando a largo plazo, la pregunta es sencilla: ¿Por qué tener la función de sincronización si iCloud la hace absurda?

Un iTunes simple, que no sea ese centro neurálgico de nuestros dispositivos como lo es ahora. Un reproductor de audio y vídeo, simple y llanamente. Hace tres años opinaba que todas estas funciones de sincronización podrían pasar a iSync, pero Apple ha ido más allá y la utilidad desaparecerá en OS X Lion. Son esas pequeñas señales que nos dejan entrever que Apple e iCloud quieren coger todas nuestras costumbres adoptadas con iOS y darles la vuelta completamente.

Un futuro así, no obstante, depende muchísimo de nuestras reacciones y del comportamiento de iCloud. ¿Qué pasa si por lo que sea seguimos prefiriendo sincronizar? ¿Qué pasa si los servidores de iCloud son lentos y tienen fallos? Apple ha invertido sumas milmillonarias para evitarlo, pero todos conocemos la ley de Murphy. El futuro de iTunes pinta muy interesante, pero como siempre depende de nosotros.

Imagen inicial | Tom Raftery

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio