Compartir
Publicidad
Así es como Apple debería replantear Time Machine tras nueve años subido en los laureles
macOS

Así es como Apple debería replantear Time Machine tras nueve años subido en los laureles

Publicidad
Publicidad

Hace unos meses, comentaba a modo de sugerencias algunos de los caminos que podría tomar Time Machine para modernizarse. La herramienta de copias de seguridad automáticas de OS X sigue cumpliendo sus objetivos más o menos correctamente, pero lleva nueve años sin ningún cambio importante y las últimas novedades de Apple han hecho que ese cambio ya empiece a ser realmente necesario.

¿A qué novedades me refiero? Pues al nuevo MacBook, por ejemplo, cuya ausencia casi total de cables hace que la idea de conectarle un disco duro externo para hacer esas copias de seguridad sea muy difícil. Y más cuando ese cable único es el que se usa para cargar el portátil. Eso, junto al éxito de otros servicios en la red, han hecho que Time Machine quede como algo a reparar urgentemente.

La idea de Time Machine, desde sus principios, ha sido la de promover las copias de seguridad automáticas sin ningún esfuerzo extra por parte del usuario. Conectas un disco externo, activas Time Machine, y listo. Se llevó a cabo de una forma inmejorable, llevándose los aplausos del público en cuanto Scott Forstall lo presentó junto a otras características estrenadas en OS X Leopard. Podéis comprobarlo vosotros mismos en el minuto 31:13 de este vídeo:

Pues lo siento, pero hay una mala noticia: Time Machine ya no es esa herramienta perfecta que era antes. A medida que ha pasado el tiempo, le han ido creciendo los defectos. Veámoslos junto con las posibles soluciones.

El espacio y tiempo de las copias: ¿y si aprendemos de iCloud?

El primero de ellos: las copias de seguridad son demasiado grandes y largas. Time Machine hace un clon de todo el sistema, cuando quizás algo más eficiente podría ser aprender de las copias de seguridad en iOS a través de iCloud y copiar sólo las preferencias personales. Reinstalar un sistema de cero y recuperarlo a raíz de una copia de Time Machine nos va a ocupar el mismo tiempo, así que ¿para qué molestarse?

Una copia de seguridad puede durar horas, pero... ¿casi un día o incluso más? En pleno 2015, no

Es inconcebible que alguien que quiera hacer una copia de todo su sistema tenga que esperar, literalmente, casi veinte horas para conseguirlo. A las alturas a las que estamos, debería ser mucho más rápido. Por supuesto que hay casos con fototecas de cientos de GB de espacio, pero esos casos no suelen ser los comunes.

¿De verdad alguien cuya carpeta personal de usuario ocupe, digamos unos 20 GB, tiene que esperar casi todo un día para tenerlos salvaguardados en un disco externo? Una solución podría ser limitar el tamaño de las copias excluyendo los archivos del sistema y las aplicaciones por defecto. Todo lo que se pueda reinstalar, como ya ocurre con iOS, que no se añada a la copia de seguridad. En cuanto a la configuración y ajustes personales de OS X y las aplicaciones, bastaría con poder guardarlas y sincronizarlas desde la nube. Desarrolladores, eso ya es cosa vuestra.

Contradicciones: Time Machine y su traición cuando se llena el disco

Time Machine Preferencias

Este es uno de los grandes motivos por el que he terminado desactivando Time Machine en todos mis Macs y espabilándome por mi cuenta con sistemas alternativos. Os pongo lo que se puede leer textualmente en el panel de preferencias de Time Machine:

Cuando el disco se llene se irán eliminando las copias de seguridad más antiguas.

Lo entendéis, ¿verdad? el disco duro de Time Machine viene a ser como una "pila" de copias de seguridad, a la que nuevas copias se van apilando encima periódicamente. Y cuando la pila llega al techo llenando todo el espacio del disco, pues Time Machine elimina la copia que queda más abajo de la pila (la más antigua) y hace espacio para las nuevas copias de seguridad. Así, cuanto más grande sea ese disco, más alta será la pila y "más al pasado" podremos ir.

Time Machine se contradice a sí mismo

Lamentablemente, no son pocos los casos en los que he visto a personas quejándose de que Time Machine simplemente no hace eso. En cuanto la herramienta detecta que el disco de copias de seguridad está lleno, la copia actual se interrumpe y se advierte al usuario: o recortas archivos de la copia, o compras un disco más grande. También puedes borrar las copias de seguridad manualmente del disco a través del Finder, pero eso puede llevar a desastres.

Puede que a ti no te ocurra. No pasa siempre. Pero en mis clases de formación no son pocos los casos que he visto, y es realmente frustrante. La solución es simple: que Time Machine cumpla con lo que afirma en su panel de preferencias y elimine en todos los casos todas las copias antiguas que hagan falta para dar paso a las nuevas.

¿Donde enchufo el disco? La idea de un Time Machine exclusivamente inalámbrico

Time Capsule

Finales de abril del 2015, un feliz nuevo propietario del nuevo MacBook se dispone a conectar su disco externo para usarlo en Time Machine. Oh, oh: necesita cargar el ordenador y por lo tanto tiene todos los puertos ocupados. La idea de un futuro sin cables que ha tenido Apple manda al garete toda la idea de Time Machine.

O no, porque siempre podemos optar por un Airport Time Capsule o conectar ese disco a un Airport Extreme, pero ya estamos hablando de un desembolso adicional que Apple no te pide necesariamente. Otras opciones aquí pueden ser discos que se conectan al router por Ethernet.

La nube ya es reina de nuestros datos, así que Apple debería pensar en algo. Quizás, si seguimos pensando en la idea de poder hacer copias de seguridad en iCloud excluyendo los archivos de sistema y aplicaciones, podríamos llevar Time Machine a la propia nube de la compañía. Matamos dos pájaros de un tiro, porque ayuda a la idea de negocio de que los usuarios se amplíen el espacio de iCloud y al mismo tiempo se hace competencia contra los cientos de GB gratuitos que se ceden en otros servicios rivales.

Cuando retocar la interfaz no basta: replantear de cero el modo de hacer copias en los Mac

Time Machine

Algo que llama la atención, y que quizás sea algo que lleve incluso a un cambio de nombre: el concepto entero de Time Machine se basa en una interfaz y una idea de uso completamente skeuomórficas. Ver todas las ventanas del Finder del presente y pasado alrededor de un vórtice espaciotemporal era una buena idea en los tiempos de OS X Snow Leopard y de iOS 6, pero ahora todo ha cambiado.

Scott Forstall se fue, y con la venida de Tim Cook todo el skeumorfismo ha sido reemplazado por una interfaz más simple y básica. Al cabo del tiempo lo hemos ido agradeciendo a nivel general, pero fijaos en los cambios que ha sufrido Time Machine: la idea de "una máquina del tiempo" sigue ahí pero sin las estrellas que le daban el skeumorfismo a la interfaz. Ahora sólo tenemos la idea, cumpliendo a medias con esa sensación de estar en una máquina del tiempo.

Por lo tanto, no me extrañaría en absoluto que en Cupertino estén trabajando en reenfocar las copias de seguridad en algo que deje de seguir la idea de una "máquina del tiempo". Una copia de seguridad que sea igual de transparente y cómoda, pero más simple y diferente.

¿Cómo? sinceramente, ni idea. Pero es el mismo rumbo que ha elegido Apple el que me confirma que el Time Machine actual tiene que cambiar. Y francamente, yo no esperaría mucho en hacerlo.

Imagen | Garry Knight
En Applesfera | ¿Tienes problemas con Time Machine? Aquí tienes un listado de los más comunes y cómo solucionarlos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio