Por qué el MacBook Air M2 va a seguir rompiendo esquemas. Y este benchmark nos da la pista

Por qué el MacBook Air M2 va a seguir rompiendo esquemas. Y este benchmark nos da la pista
20 Comentarios

Empiezan a aflorar más detalles del MacBook Air M2 que se puso a la venta el pasado viernes. A pesar de que aún no ha llegado a manos de los nuevos propietarios, ya hay quien ha pasado un benchmark al MacBook Air M2. Gracias a este test, ya podemos sacar unas cuantas conclusiones. Entre ellas, que este Mac va a seguir rompiendo esquemas como su predecesor.

Misma potencia que un MacBook Pro M2, pero sin ventilador

Como decíamos, los primeros benchmarks del MacBook Air M2 ya están publicados. Así, un usuario de Twitter se topó con uno de los primeros y lo publicó en su perfil:

Como vemos, se trata de un análisis de rendimiento de Geekbench 5 para un modelo de Mac llamado Mac14,2, que es el correspondiente al nuevo modelo. Los resultados arrojan una puntuación similar a la del chip M2 en sus primeros benchmarks con el MacBook Pro M2. En concreto, se comparan así:

  • Test single core: 1.899 en el MacBook Air; 1.919 en el MacBook Pro.
  • Test multi core: 8.965 en el MacBook Air; 8.928 en el MacBook Pro.

Si comparamos las puntuaciones del MacBook Air M2 con el MacBook Air M1 de la generación anterior, obtenemos estos resultados:

Macbook Air M2
  • Test single core: 1.706 en el MacBook Air M1; 1.899 en el MacBook Air M2. Con un crecimiento del 11,3%.
  • Test multi core: 7.420 en el MacBook Air M1; 8.965 en el MacBook Air M2. Con un crecimiento del 20,8%.

La mejora del rendimiento es notable entre ambas generaciones. Ya vimos que el nuevo MacBook Pro con chip M2 es más potente que el Mac Pro, por lo que este MacBook Air M2 también sigue su estela. Eso sí, debemos tener en cuenta que los benchmarks han perdido cierto sentido y la comparativa no es del todo justa. Por lo que se hace necesario reinterpretar el rendimiento de Apple Silicon.

Este MacBook Air M2 promete hacer las delicias de sus nuevos dueños en términos de potencia y silencio

Dicho esto, no deja de ser sorprendente un aspecto clave del MacBook Air M2: su falta de ventilador. Y es que si la primera generación del MacBook Air con Apple Silicon tampoco incorporaba este elemento, la segunda sigue su estela estableciéndolo como seña inequívoca de su identidad. Lo consigue manteniendo los niveles de potencia y rendimiento del otro MacBook Pro M2.

Aunque esto tiene un matiz importante. Al no tener refrigeración activa y depender de la disipación de calor pasiva del diseño del propio MacBook Air, la potencia no puede ser sostenida durante el mismo tiempo. La ventaja del ventilador permite al MacBook Pro ejercer esa potencia sin miedo a la generación inherente de calor. Falta comprobar estos puntos en situaciones de la vida real. Pero desde luego apuntan a una dirección muy buena.

Temas
Inicio