Apple investiga incorporar más feedback háptico en los Mac, según una nueva patente
Rumores

Apple investiga incorporar más feedback háptico en los Mac, según una nueva patente

El feedback háptico que tanta importancia tiene en dispositivos como el Apple Watch o el iPhone no está presente en otros. En el iPad, por ejemplo, no hay ninguna clase de respuesta a nuestras interacciones en esta forma y en el Mac estas se reducen a los clics del trackpad. Esto podría cambiar en futuros dispositivos, o al menos esto es lo que podemos deducir de una reciente patente.

Una patente que abre puertas a cambios muy interesantes

La patente titulada "Laptop computing device with discrete haptic regions", descubierta por Patently Apple, se centra en investigar cómo se podría introducir una respuesta háptica más precisa en determinadas zonas de los Mac. Un sistema que podría facilitar las interacciones con el ordenador sin tener que dirigir la mirada a una zona concreta.

Por ahora la única respuesta háptica que proporcionan los Mac la encontramos en el trackpad. El trackpad hace años que dejó de ser un componente mecánico para pasar a ser una superficie sensible a la presión que responde con una pequeña vibración a nuestros clics. Este sistema nos permite, por ejemplo, alinear elementos en pantalla y sentir un leve feedback justo cuando están en el centro, entre otros usos.

Localized Haptics Patent Macbook Hands

En la patente Apple investiga la posibilidad de incluir feedback háptico en las regiones donde apoyamos las manos al escribir. Unas regiones que podrían activarse a derecha o izquierda para darnos información de diversos efectos del sistema. Gracias a lo que Apple llama "hápticos localizados espacialmente", los motores de vibración serían capaces de concentrar la respuesta en un punto concreto y que esta no se sintiera fuerza de la zona donde debe percibirse. Dicho en otras palabras, que no vibraría todo el Mac, sino solo la zona escogida para ello.

Una superficie táctil casi completa en el Mac dotada de varias zonas en las que interactuar y con la capacidad de ofrecer una respuesta háptica localizada e imperceptible fuera de la zona designada.

Junto a esta implementación, Apple también investiga la posibilidad de convertir las zonas adyacentes al trackpad en sensibles a la presión. Un cambio que podría convertir estas superficies en un sistema capaz de recibir inputs y actuar en consecuencia. ¿Cabe imaginar un trackpad gigante que abarca del extremo derecho al izquierdo del Mac? Lo cierto es que sí. La patente menciona que esta superficie podría ser lo suficientemente grande como para contener varias zonas táctiles en las que actuar de forma simultánea e independiente.

Localized Haptics Patent Areas

De aquí a un teclado totalmente electrónico del estilo del que vemos en la pantalla del iPad, pero con su feedback háptico correspondiente, parece haber poca distancia. Sin embargo, es importante recalcar que no todas las patentes llegan a materializarse en un producto acabado. Además, en las imágenes de la patente, aunque es una práctica común para no revelar más información de la conveniente, vemos siempre el teclado claramente representado.

En todo caso, está claro que Apple es consciente de que la interacción con nuestros dispositivos va más allá de simplemente la visual. El componente táctil del Apple Watch, la pequeña vibración al girar la corona digital y la confirmación no visual de que hemos llegado al final de una lista en nuestro iPhone son algunos de los muchos ejemplos que encontramos en los sistemas de Apple.

Temas
Inicio