Publicidad

Apple explica por qué el iPhone 11 Pro usa datos de ubicación a pesar de que estén desactivados

Apple explica por qué el iPhone 11 Pro usa datos de ubicación a pesar de que estén desactivados
22 comentarios

Publicidad

Publicidad

Esta semana hemos visto cómo Apple se ha enfrentado a un nuevo tema de privacidad. Los iPhone 11 Pro han estado recopilando la ubicación del usuario incluso cuando esta estaba desactivada. Ahora, desde Apple han respondido al problema explicando por qué ocurre y mostrando cómo es necesario para la nueva función de ultra banda ancha del chip U1.

Todo surgió el pasado mes de noviembre cuando el experto en seguridad Brian Krebs descubrió que el iPhone seguía utilizando la ubicación en los modelos 11 Pro y 11 Pro Max a pesar de que esta estuviese desactivada. Al contactar con Apple y explicarles el error que había encontrado, desde Apple le respondieron indicándole que "No vemos ninguna implicación de seguridad real" y que es un "comportamiento esperado".

s

Cuestión de cumplir con la ley

En una declaración a TechCrunch, desde Apple han explicado por qué los iPhone tienen acceso a la ubicación incluso cuando se desactiva. Tiene que ver con la nueva tecnología de ultra banda ancha que incorporan y que le permite ubicar el dispositivo en lugares cerrados y pequeños. Por ley hay sitios donde no está permitido utilizar esta tecnología, para que el dispositivo sepa si se encuentra en uno de estos lugares para desactivar la tecnología de ultra banca ancha... necesita tener acceso a la ubicación.

En otras palabras, con tal de cumplir con la ley, Apple debe saber siempre dónde se encuentra el iPhone para desactivar la ultra banda ancha en caso de estar en un lugar donde no se permite su uso. En palabras de Apple:

La tecnología ultra banda ancha es una tecnología estándar de la industria y está sujeta a los requisitos regulatorios internacionales que requieren que se apague en ciertas ubicaciones. iOS utiliza los servicios de ubicación para ayudar a determinar si el iPhone está en estas ubicaciones prohibidas con el fin de deshabilitar la ultra banda ancha y cumplir con las regulaciones. La gestión del cumplimiento de la ultra banda ancha y su uso de los datos de ubicación se realiza por completo en el dispositivo y Apple no está recopilando datos de ubicación del usuario."

Teniendo en cuenta el empeño que ha puesto Apple en la privacidad como uno de los pilares de su marketing, es de esperar que cualquier mínimo posible fallo sea sujeto de críticas. En este caso, como indica Apple, es necesario por ley y no se recopilan estos datos. Sin embargo el usuario no estaba avisado, y tampoco hay opción para desactivar por completo la ubicación, aunque eso implique desactivar la ultra banda ancha también. Indican que esto último llegará en una futura actualización de iOS.

Vía | TechCrunch

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios