Compartir
Publicidad
Ecos del pasado: no hay nada nuevo en la propuesta de Apple Card, según Bank of America
Servicios Apple

Ecos del pasado: no hay nada nuevo en la propuesta de Apple Card, según Bank of America

Publicidad
Publicidad

Con la presentación el pasado lunes de Apple Card, diferentes responsables de entidades bancarias han realizado declaraciones al respecto. Una de ellas ha sido Cathy Bessant, CTO y COO de Bank of America desde 2010. Bessant concedió una entrevista a la cadena CNBC en la que ha asegurado que no hay ninguna novedad en la propuesta de Apple.

Es precisamente este tipo de comentarios los que nos indican que Apple ha dado con algo de interés.

Funciones que ya tienen en Bank of America

Portada

Mi reacción cuando vi el anuncio fue, primero desde un punto de vista competitivo, todas las funciones que están en esa tarjeta las ofrecemos nosotros ya hoy. Desde la tarjeta física para pagar hasta la cartera electrónica y móvil. Cuanto más entrenemos a los consumidores en el uso de apps móviles,[...] creo que va a ser bueno para la industria.

Así opinaba Bessant acerca de la presentación de Apple Card. Según la ejecutiva, Bank of America tiene ya todo lo que ofrece esta nueva tarjeta lanzada entre Apple y Marcus, la marca de consumo de Goldman Sachs.

En general, cuando un banco analiza ofertas de este tipo de la competencia, se centra en el programa de puntos de fidelización. Cuántos puntos da, catálogo de recompensas, qué comercios o cadenas ofrecen más o menos puntos (gasolineras, supermercados, droguerías, etc.), si en vez de puntos da dinero en efectivo y demás factores del estilo.

En cuanto a la posibilidad de que esta tarjeta atraiga a generaciones más jóvenes como la millenial, la CTO del banco afirmó:

Vemos tarjetas nuevas en el mercado todo el tiempo. Creo que es un anuncio interesante. Le prestaremos mucha atención.

Acercar la banca de consumo a nuevas generaciones es imprescindible para crecer en este mercado. Dan una oportunidad de entrada muy importante a un segmento que después es probable que contrate otros productos tipo hipotecas, créditos al consumo o planes de pensiones.

Déjà vu: cuando Apple entra en un mercado nuevo

Este tipo de declaraciones recuerdan a las que solemos escuchar cuando Apple entra en un nuevo mercado y las empresas ya establecidas responden. Caen en el error de comparar ambas ofertas siguiendo un guión de funciones o características concretas y concluyen que Apple "no ofrece nada que no tengamos ya".

El error es pensar que ofrecen lo mismo. Pero en realidad no lo hacen de la misma manera. La diferencia está en el cómo se hace y no tanto en el qué se hace. El objetivo de Apple Card fue repetido varias veces por Jennifer Bailey, ejecutiva responsable de Apple Pay. Se trata de conseguir unas finanzas personales más sanas:

Jennifer Bailey

Con Apple Card hemos repensado por completo la tarjeta de crédito. Es una tarjeta que toma todo lo que ofrece el iPhone para una vida financiera más sana y pone un nuevo nivel a la privacidad y seguridad. [...] Comienza teniendo una mejor comprensión de tus gastos para que puedas tomar decisiones inteligentes con tu dinero.

Ofrece funciones comunes a las de otros bancos como qué es lo que gastas, dónde hiciste el pago y cuándo te pasan un cobro. Pero también utiliza aprendizaje automático para averiguar en qué establecimientos realizaste un pago, sustituyendo códigos ininteligibles que tienen los comercios para sus cargos en un TPV.

Agrupa los gastos por días, semanas, meses, categorías y ubicaciones que se pueden consultar con Apple Maps. Con comparativas de aumento o disminución del gasto semana a semana o mes a mes. El sistema de fidelización de puntos tradicional se sustituye por uno de saldo en metálico (varía entre un 1% y un 3% dependiendo de método de pago y lugar) que puede utilizarse para pagar compras, servicios de Apple o saldar deudas.

Apple Card también te ayuda a visualizar mejor tus deudas y el coste que te suponen. El objetivo según Bailey es ayudarnos a pagar menos intereses a través de varias opciones de pago regulares, siempre visualizando el interés que supone. Además, prescinden de cargos típicos de otras tarjetas.

Al final, Apple Card lo que hace es reflotar el coste y dando visibilidad a las finanzas personales para que sea el propio usuario el que tome mejores decisiones según su situación. Esto choca frontalmente con los intereses de los bancos tradicionales: mantenerte en deuda perpetua.

Veremos cómo es el recibimiento de Apple Card este verano en EEUU, pero desde luego que la iniciativa tiene muchísimo atractivo.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio