Máxima privacidad y cero spam. Así consigo un email distinto para cada servicio y suscripción
Servicios Apple

Máxima privacidad y cero spam. Así consigo un email distinto para cada servicio y suscripción

Cuando Apple presentó el servicio de Ocultar mi correo de iCloud+ en la WWDC del año pasado, aplaudí. La forma de conseguir que mi bandeja de entrada estuviera totalmente libre de spam, mejorar la seguridad de todas las cuentas y al mismo tiempo proteger al máximo mi privacidad acababa de llegar. Poco después de su lanzamiento, la dirección de correo de todas mis cuentas, servicios y suscripciones era distinta.

Tres motivos: Privacidad, correo no deseado y seguridad

Antes de entrar en el cómo, hablemos del porqué. Hay tres motivos principales para, gracias a iCloud+ y al servicio de Ocultar mi correo, usar diferentes direcciones en los diferentes servicios y suscripciones.

El primer motivo es la privacidad. Gracias a que todas las direcciones son diferentes, nadie puede relacionar las cuentas. Ni el servicio ni nadie externo puede saber si tengo cuenta en Disney+ y en Netflix, pues la identificación, el correo electrónico, es distinto. Encontrar un comentario en un foro, por ejemplo, ver el correo y buscar a esa persona en LinkedIn o Twitter ya no es posible.

El segundo motivo es acabar, del todo, con el spam. Siempre he sido muy cuidadoso con dar mi correo personal. Desde que se presentaron, he usado varios alias de iCloud para nunca revelar mi Apple ID. El motivo de ello es que no puedo cambiar el correo del Apple ID, pues termina en @icloud.com, por lo que si este cayera presa del spam, poco podría hacer. Así, a lo largo de los años, he usado diferentes alias, uno para uso personal y otro para suscripciones.

Captura De Pantalla 2022 04 22 A Las 8 34 23

Siempre he tenido la tranquilidad de que, si en algún momento empiezo a recibir demasiado correo no deseado puedo cancelar el alias y crear uno nuevo, pero el trámite de tener que cambiar la dirección en todos y cada uno de los servicios hace que tolerara cierto grado de spam. Ahora, con las direcciones de Ocultar mi correo, desactivar cualquier de ellas y cambiarla en un solo servicio es mucho más simple.

El resultado neto de todo ello es que tengo mi cuenta totalmente libre de spam. Y eso usando muchos más servicios. Antes nunca se me hubiera ocurrido dar mi correo para que me enviaran un boletín, ahora, con la tranquilidad de poder desactivar la dirección, me muevo de una forma distinta. Sé que no tendré que buscar el botón de "aquí" en gris, dentro de la frase "Si no quiere recibir más correo, haga clic aquí", si es que lo hay. Sé que voy a los ajustes de mi Apple ID y me desuscribo en un solo toque.

Dar de bajo un correo comercial es tan fácil como desactivar la dirección, nada más.

El último motivo, muy relacionado con el primero, es la seguridad. Utilizo la autenticación de doble factor en todas las cuentas que lo ofrecen, pero hay demasiados servicios que no me dan esa opción. Con esto hablamos de que la seguridad de las cuentas tiene bastante que ver con el secreto. Por supuesto, todas mis contraseñas son distintas, pero ahora, un hipotético atacante tendría que adivinar la dirección de correo electrónico de un servicio antes de siquiera plantearse probar un ataque de fuerza bruta o de phishing.

Y ¿cómo tengo direcciones distintas? Muy fácil. Como ya hemos dicho, gracias a Ocultar mi correo. Con este servicio podemos crear una dirección en la que recibir todos los mensajes que queramos, contestar cuantos deseemos y todo sin nunca dar nuestra dirección real.

Temas
Inicio