Publicidad

Cómo saber qué memoria y disco usa tu Mac para ampliarlo

Cómo saber qué memoria y disco usa tu Mac para ampliarlo
37 comentarios
HOY SE HABLA DE

Los actuales equipos de Apple admiten cada vez menos ampliaciones por parte del usuario. Ahora, en los nuevos MacBook Pro Retina y Macbook Air la memoria RAM está soldada en placa, junto a la gráfica, y la unidad de almacenamiento SSD no es un disco tradicional de 2,5“. Igualmente, en los iMac, sólo el modelo de 27” tiene accesible las ranura. Para el de 21.5" debemos desmontar la pantalla y no es sencillo.

Pero bueno, dejando de lado los equipos actuales, lo cierto es que sigue habiendo un gran número de usuarios a los que sus “viejos” Mac le dan un buen rendimiento. Y pueden obtener más con unas sencillas ampliaciones de memoria ram y disco, incluso añadiendo una segunda unidad en lugar de la Super Drive. Un tema que ya hemos tratado en Applesfera. Por ello, lo que hoy veremos es ¿cómo saber qué memoria RAM y qué disco instalar?

Las características del Mac

Características
Conocer las características de nuestro Mac es algo tan sencillo como ir al menú de Apple y hacer clic en Acerca de este Mac. Veremos una ventana que nos muestra información sobre nuestro equipo. En esa primera pantalla ya podemos ver que tipo de memoria RAM usa, en este caso DDR3 a 1600Mhz.

Si hacemos clic nuevamente en más información podremos acceder a una pantalla donde ver más detalles como la gráfica, procesador, unidades de almacenamiento, etc. Bien, ahí también tendremos acceso a Informe del sistema que nos aporta información más detallada.

Informa del sistema
Por ejemplo, nuevamente en mi equipo, si hacemos clic en Informe de sistema y luego seleccionamos SATA/SATA Express veremos las unidades disponibles y un dato llamado Velocidad del enlace. Ese valor puede ser 1,5 Gbps, 3 Gbps y 6 Gbps que corresponden respectivamente a SATA, SATA II y SATA III.

Así, tendremos que comprar una unidad SSD como mínimo capaz de trabajar a la velocidad máxima. Luego, si ofrece una velocidad superior se adaptará al máximo de nuestro Mac. Es decir, si tenemos un Mac con SATA II y compramos un disco SSD SATA III, porque por precio nos sale más económico y para un futuro poder aprovecharlo en otro equipo, la velocidad de enlace será de 3 Gbps.

Pero ojo, que si nuestro Mac tiene SATA III y compramos un SSD STA II estaremos desaprovechando la velocidad de transferencia máxima por lo que notaremos una mejora pero no toda la posible.

MacTracker
Pero no es la única opción, también tenemos una aplicación magnífica aplicación llamara MacTracker. Nos da información detallada de todos los Mac que Apple ha fabricado así como sus respectivas generaciones. Podremos conocer las diferencias entre un iMac Mid 2009 y Late 2009.

Así que ya sabéis, dar una nueva vida a tu Mac es fácil, no resulta una inversión económica excesiva y tendréis Mac para unos años más.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Inicio