Compartir
Publicidad
Los mejores pasos para empezar con buen pie estrenando un iPhone, iPad o un Mac
Tutoriales

Los mejores pasos para empezar con buen pie estrenando un iPhone, iPad o un Mac

Publicidad
Publicidad

Cuando estrenas un nuevo dispositivo de Apple, ya sea con iOS o macOS, siempre tienes esa sensación de estar utilizando un dispositivo perfectamente limpio y optimizado antes de empezar a importar todos tus datos e instalar aplicaciones y datos. Se da por sentado que a medida que eso vaya ocurriendo se perderá velocidad y eficiencia, y que ningún dispositivo va a funcionar como el primer día siempre.

Eso último es cierto (sólo hace falta que hablemos sobre la vida útil de las baterías que llevan los terminales iOS y los portátiles), pero eso no significa que no podemos sentar una buena base para mantener nuestro dispositivo en buenas condiciones desde el primer día. Vamos con algunos consejos para evitar problemas mayores a largo plazo.

Tu dispositivo perfectamente configurado en pocos minutos

Lo primero a hacer si no lo has hecho ya en el asistente de primera configuración es iniciar sesión con tu cuenta de Apple. De esta forma todos tus datos como contactos, calendarios y notas se sincronizarán y Apple sabrá que este nuevo dispositivo es tuyo. Algo muy aconsejable también es abrir la App Store y probar a descargar una aplicación gratuita, ya que es la forma de verificar que la cuenta no está esperando algo como una reconfirmación de los términos de uso o del método de pago (a veces pueden surgir problemas si eso queda pendiente).

Después, tanto en los Mac como en los iPhone o iPad, elimina todas las aplicaciones que estás seguro que no vayas a utilizar. Conservar algunas como Garageband o iMovie en un iPhone ya requiere entre 4 o 5 GB de espacio, espacio que en el teléfono puede llegar a ser esencial. Haz una buena criba y quédate sólo con lo que realmente vayas a necesitar, con la tranquilidad que siempre vas a poder descargar cualquier aplicación de nuevo gratuitamente si algún día cambias de opinión.

Nada más hayas configurado tu Apple ID y hayas eliminado aplicaciones que no vas a utilizar, haz la primera copia de seguridad

Una vez hayas hecho eso, otro consejo es que hagas la primera copia de seguridad en el dispositivo (usando Time Machine en un Mac o la copia en iTunes o iCloud con un dispositivo iOS). Recuerda que si haces la copia de seguridad de un iPhone o iPad nuevo en iCloud quizás tengas que eliminar las copias del dispositivo antiguo para poder hacer espacio. Recuerda que esa primera copia de seguridad, sobre todo en el caso de los Mac, puede durar bastante ya que tiene que hacer una copia de absolutamente todos los archivos del sistema.

Ahora que ya tienes el iPhone, iPad o Mac configurado con tus credenciales de Apple y con una copia de seguridad hecha, ¿cuál es el siguiente paso? Pues actualizarlo a la última versión del sistema operativo, para estar cubiertos respecto a todas las vulnerabilidades de seguridad que pueda haber. Lo ocurrido con las conversaciones de grupo en FaceTime es un ejemplo perfecto de esto.

A partir de aquí, el Mac o dispositivo iOS ya está en perfectas condiciones para que empieces a copiarle todos tus archivos e instalarle las aplicaciones. Puede que durante las primeras horas su velocidad no sea la máxima ya que se indexa todo el nuevo contenido, pero en cuanto ese proceso termine ya podrás disfrutar de toda su potencia.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio