Primeros pasos al configurar un nuevo iPad: consejos y buenas prácticas para empezar en el ecosistema de Apple
Tutoriales

Primeros pasos al configurar un nuevo iPad: consejos y buenas prácticas para empezar en el ecosistema de Apple

Configurar un iPad por primera vez es todo un ritual, mucho más si es la primera vez que estamos usando un dispositivo de Apple. Si ayer hablábamos de cómo configurar un nuevo iPhone y nos centrábamos en que ya teníamos uno y en cómo transferir la información, hoy planteamos configurar un nuevo iPad desde cero.

Un proceso de lo más simple, sin duda, pero para el que siempre son bienvenidos algunos consejos y recordatorios de buenas prácticas. Empezar en el ecosistema de Apple no es algo que hagamos todos los días, y teniendo claros algunos consejos, podemos hacerlo de la mejor forma posible. Empecemos.

Cómo configurar nuestro primer iPad

Antes de nada, y solo como recordatorio, si ya contamos con un iPad anterior, todo lo que tenemos que hacer para configurar el nuevo es restaurar la copia de seguridad —en iCloud o en un Mac o PC— del antiguo al nuevo. Supondremos, pero, que este no es el caso. Así que encenderemos nuestro flamante nuevo iPad y comenzaremos el proceso de configuración.

La primera parte no tiene secreto, escogeremos región, idioma y nos conectaremos a una red Wi-Fi. Configuraremos Face ID y luego deberemos introducir nuestro Apple ID. Es gracias al Apple ID que podremos sincronizar toda, toda, toda nuestra información. Desde las compras o suscripciones de aplicaciones, hasta las citas en las Apple Store pasando por los contactos o las fotos, todo depende de esta dirección.

Si no tenemos una cuenta ya, para crearla lo mejor es que, en lugar de usar un correo anterior, creemos una nueva dirección @icloud.com. Tomémonos el tiempo necesario para escoger una que nos guste, pues luego no podremos cambiarla. Después de crear la contraseña, asegurémonos de apuntar ambas a buen recaudo, por lo menos hasta que nos las hayamos aprendido de memoria.

El resto de la configuración, como la gama de colores clara u oscura, la visualización con zoom o sin o el compartir analíticas con Apple para mejorar los productos, dependerán de nuestras preferencias. Y sin casi darnos cuenta ya estaremos ante la pantalla de inicio de nuestro iPad.

Miercoles 30 Nov 2022 09 00 02

Llegados aquí, hay varias formas de empezar a hacernos con nuestro nuevo iPad. Siendo este el primero de nuestros dispositivos Apple, lo mejor es que nos dirijamos al App Store y descarguemos las aplicaciones que más usemos. Sin descargar decenas de ellas, ya lo iremos haciendo con el tiempo, empecemos con las más básicas. Aplicaciones de redes sociales que usemos, de mensajería y cosas similares.

Miercoles 30 Nov 2022 08 59 43

Lo siguiente que podemos hacer es configurar la app Mail para recibir nuestros correos. Basta con que entremos en la app Ajustes, toquemos en Mail y luego en Cuentas para añadir cuantas deseemos. Fijémonos en que, una vez añadidas, podemos marcar también que se sincronicen los contactos, recordatorios y notas. Usemos estas opciones con moderación, pues demasiada información sincronizada al mismo tiempo puede ser contraproducente.

Evidentemente, podemos personalizar nuestra pantalla de inicio, la que tiene las apps y los widgets. Antes de empezar a mover apps, pero, permitidme que sugiera que investiguemos con un poco de calma qué nos ofrece cada una. Por supuesto que podemos instalar de la App Store nuestra app de notas de referencia y dejar la de Apple en una carpeta escondida, pero seguramente lo mejor será que conozcamos qué nos ofrecen las apps del sistema y, solo posteriormente, decidamos cuáles usar.

Miercoles 30 Nov 2022 08 59 51

A partir de aquí una visita a Safari para organizar nuestros favoritos, suscribirnos al período de prueba gratuito de Apple Music, investigar un poco en la app Ajustes o cambiar nuestro fondo de pantalla, ya es algo que sucede de forma natural. Cuando estemos ya un poco más familiarizados con el sistema llegará la hora de transferir nuestra información al iPad. Podemos pasar las fotos desde Google Photos a Fotos, la información de Dropbox a la app Archivos, importar los contactos en la app Contactos o mover los calendarios a la app nativa, por citar algunos ejemplos.

Hay miles de formas de tener un primer contacto y configuración con un iPad y con el ecosistema de Apple en general. Después de acompañar a muchas personas en este proceso durante mis formaciones, mi recomendación personal es que nos aproximemos a los nuevos dispositivos con curiosidad y disponibilidad de cambio. Querer forzar nuestros antiguos hábitos en un nuevo dispositivo puede llevar a desengaño. Y si preferimos esos antiguos hábitos —ya sea en forma de aplicaciones o servicios que usamos o en cuanto a ajustes— que sea por haber evaluado qué nos ofrece el propio sistema y preferirlos. A partir de aquí… ¡a disfrutar de nuestro nuevo iPad!

Temas
Inicio