Defender of the Crown, o cómo los juegos legendarios de Amiga empiezan a llegar a iOS

Síguenos

defender-of-the-crown-ios-ipad.JPG

La época del lanzamiento de Defender of the Crouwn fue emocionante: La tecnología que hoy utilizamos apenas había comenzado a asomarse al mundo, y los programadores disponían de medios muy limitados para hacer cualquier cosa. Estoy hablando de la mitad de los años 80, cuando ocurrió casi todo lo que debió ocurrir para que hoy tu estés leyéndome desde el dispositivo con el que lo haces, y yo esté escribiendo sobre ello.

Pero esto no es un recuerdo sobre las máquinas de la época, sino sobre lo que los programadores consiguieron con ellas. Todos recordamos que en 1984 nació el Macintosh, pero no conviene olvidar tampoco una de las máquinas más increíbles que la informática ha conocido: El Commodore Amiga.

Las relaciones entre ambos ordenadores son increíbles: Un mundo entrelazado de actos y consecuencias que, como si de dos vidas paralelas se tratara, dio lugar a algunos de los momentos más emocionantes de la tecnología moderna. Con destellos que, de vez en cuando, paralizaban la industria y marcaban un nuevo nivel. Así conoció el mundo a Defender of the Crown.

Defender of the Crown para iOS, la leyenda en todo su esplendor

defender-of-the-crown-ios-iphone-justa.jpeg

Este juego marcó tanto a una industria de los videojuegos que apenas estaba naciendo, como el ordenador donde fue lanzado por primera vez. El Amiga era una obra de ingeniería pensada para tener capacidades multimedia que dejaban atrás a la mayoría de sus competidores, aunque evidentemente había limitaciones de la época.

Defender of the Crown asombró tanto, por su desarrollo cinematográfico como por el alcance de su guión, que la gente que lo veía por primera vez se daba cuenta de que estaban con algo completamente nuevo. Las revistas de la época lo calificaban incluso de “revelación”, y que sus gráficos y sistema de juego no tenía precedentes.

El juego nos traslada a la Inglaterra medieval, donde los señores feudales luchan y se defienden para mantener sus dominios. Es la época de los combates de justas, de las doncellas en apuros, de las luchas sin cuartel. Nuestra misión es conseguir ser los mejores estrategas y los mejores luchadores en este juego que combina tintes de RPG, estrategía y acción, todo ello aderezado con secuencias cinemáticas y cambios de plano.

¿Cómo se ha conseguido?

defender-of-the-crown-ios-iphone-castillo.jpeg

Es el primer juego de Amiga portado oficialmente a iOS. Nos lo ofrece Manomio, una compañía dedicada a traernos los mejores juegos clásicos a iOS – su lema “in retro we trust” los retrata – y que ha comercializado Defender of the Crown asociándose con Cinemaware, la compañía que originalmente lanzó el juego para Amiga.

En iOS, Manomio ha empleado el motor de emulación UAE4All, licenciado mediante GPL, y con modificaciones propias para funcionar de forma eficiente en iOS. Esto hace que se haya adaptado la interfaz táctil de los dispositivos de Apple para emular el ratón de dos botones del Amiga, y que se ofrezcan botones de Ayuda o Reset siempre visibles.

Defender of the Crown utiliza este motor de emulación personalizado y la ROM original del juego como una aplicación combinada, manteniendo intactos los gráficos, sonidos y jugabilidad del original. Es por tanto, una adaptación perfecta, sin ralentizaciones ni defectos que nos harán disfrutar 100% del juego original. Quizás por requerimientos de dicho emulador, este juego sólo funcionará en iPhones 3GS o superiores o iPods touch de tecera generación. Eso sí, en cualquiera de los dos modelos de iPads funcionará sin problemas.

Salvando doncellas, luchando en castillos y todo lo demás

defender-of-the-crown-ios-iphone-isla.jpeg

La mecánica del juego, para quienes no hayáis tenido la oportunidad de jugarlo aún, consiste en conseguir el mayor control sobre los territorios de Inglaterra que podamos, luchando contra otros señores, conquistando castillos, adquiriendo riqueza y honor en justas y salvando a damas en apuros, secuestras por las hordas normandas que asolan la isla.

Para cada acción, el juego desarrolla una mecánica de juego distinta. Por ejemplo, si participamos en una justa, tendremos una perspectiva de primera persona montados a caballo, mientras que si tratamos de conquistar un castillo, habrá una perspectiva lateral para poder guiar a nuestras tropas en la incursión.

Durante el transcurso del juego, veremos escenas cinemáticas representado la escena o como introducción a la acción que haremos. Todo ello con unos gráficos espectaculares para un juego de 1986. La música también contribuye a crear ambiente con melodías medievales sencillas pero efectivas.

Nostálgicos y arqueólogos del software, id a por él

defender-of-the-crown-ios-iphone-lucha.jpeg

Para los nostálgicos que todavía recuerden este título, es absolutamente imprescindible que lo descarguéis de la App Store. No sólo está magníficamente adaptado, además la app es universal y os permitirá jugar tanto en vuestros iPod touch o iPhone, como en iPad, cuya versión está incluída también en ella.

Quienes recordamos aquella época, hoy es prácticamente magia ver un juego de este tipo en un dispositivo como el iPad, por ejemplo. Algo de ciencia ficción hace 25 años, y que hoy podemos disfrutar en nuestros tablets o en nuestros bolsillos. Si os gustó entonces, os encantará ahora.

Si pertenecéis a la generación de “Infinity Blade” y esperáis encontrar un clásico actualizado con avanzados gráficos 3D y la jugabilidad adaptada a los juegos actuales, quizás lo encontréis un poco tosco. Eso no quiere decir que no le sepáis encontrar la magia que este título destilaba en su momento y que hoy, gracias a esta magnífica conversión de Manomio, podemos disfrutar de nuevo.

Sitio oficial | Manomio
Descarga | Defender of the Crown (App Store, 2,39€)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

31 comentarios