Los mapas de Apple todavía no aprueban, y Google Maps ha dejado el listón demasiado alto para el resto de rivales

Sigue a Applesfera

mapas iphone apple ios

La competencia ha reaccionado muy bien aprovechando el vacío que han dejado los mapas de Apple y su bajón de calidad respecto a los de Google. Pero una buena reacción no implica que las plataformas alternativas llenen ese vacío. Todos los competidores han querido presumir de sus mapas pretendiendo convertirse en el sucesor, pero ninguna de ellos llega a conseguirlo.

La metida de pata de Apple fue no sólo porque sus mapas no tenían tantos datos como Google Maps, sino que además muchos de esos datos eran incorrectos. La compañía ya está trabajando en ello (siendo el último ejemplo el de los motoristas perdidos en un parque natural australiano), pero todavía queda mucho trabajo que hacer. Así que la competencia no perdió tiempo: OpenMaps, Nokia Here, la sección especial de la App Store con menciones a Waze, Tom Tom y otros… ahora tenemos multitud de opciones. Pero ninguna de ellas consigue destacar.

Puedes estar muy especializado en la tecnología de mapas, pero eso no es suficiente

openmaps Da igual que seas novel o experimentado: estos mapas no son cómodos de usar.

Pongamos el ejemplo de Nokia Here, por ejemplo. Miguel Michán ya le echó un buen ojo a esta aplicación y enumeró sus carencias: no está en castellano, falta de integración… tiene una base de datos que no está mal, donde incluso se detallan las salidas de las paradas de metro individualmente como ya sucede en Googe Maps; pero el rendimiento y la interfaz se resienten muchísimo.

¿Y la alternativa libre? OpenMaps también puede ser una opción, pero su aspecto tampoco invita a un uso frecuente. En esta alternativa hay incluso menos datos que en los mapas de Apple, aunque el rendimiento es algo mejor que en el caso de Nokia. Las imágenes por satélite no pueden ni compararse. En este caso Apple sí que tiene buenos recursos con sus vistas tridimensionales, aunque está limitado a las grandes ciudades.

google maps mapas

Google nos ha acostumbrado demasiado bien, y ahora queremos mapas que:

  • Tengan un aspecto limpio y sus gráficos se basen en vectores para conservar su calidad a cualquier tamaño y poder rotar los mapas a nuestro antojo.

  • Tengan información de todo el transporte público, incluyendo horarios, trazo de las rutas sobre el mapa y opciones adicionales a la hora de calcular rutas.

  • Tengan datos de todos los locales y negocios posibles, y que además se integren con las redes sociales hiperlocales como Foursquare o Yelp.

  • Y, cómo no, que funcionen en cualquier plataforma y guarde cierta información con una cuenta de usuario.
  • Sólo falta pedir que cuando usemos esos mapas se nos quede el pelo más suave. Pero no exageremos: hay un hecho y es que Google lleva años de ventaja sobre el resto de la competencia, competencia que no ha sabido ponerse a su nivel por muy especializada que esté en el arte del mapeado.

    A donde quiero llegar con esto es que la competencia no ha sabido revisar la calidad de sus plataformas adecuadamente. Pueden pasar dos cosas a partir de aquí: que Apple vaya solucionando sus errores y complete la información de los mapas terminando como una opción realmente útil para los usuarios, o que Google Maps consiga pasar las barreras de la App Store y se convierta en la aplicación de mapas por defecto.

    Desgraciadamente, para cualquiera de estos dos caminos, vamos a tener que esperar un tiempo. Es una lástima, ya que la competencia debería beneficiar a los usuarios en vez de perjudicarlos.

    En Applesfera | Cinco cosas que Apple necesita mejorar de Mapas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios