Compartir
Publicidad
El Apple Car se parecerá más a este Fiat Multipla de 1957 que a un Tesla
Apple

El Apple Car se parecerá más a este Fiat Multipla de 1957 que a un Tesla

Publicidad
Publicidad

¿Un Fiat Multipla de 1957 como base de inspiración del rumoreado Apple Car? Eso parece, a juzgar por el hecho de que una compañía fantasma asociada con Apple importó una desde Reino Unido en noviembre de 2014, según MacWorld. SixtyEight Research sería el nombre de esta compañía, la elegida por Apple para realizar las pruebas automotivas del llamado Project Titan.

En cuanto a la elección de este singular vehículo como única compra conocida nos lleva a hacernos varias preguntas. Desde luego, contar con este modelo como fuente de ideas es algo que levanta mucho el interés sobre los planes de Apple y el transporte personal. Mientras esperamos a la llegada del primer bólido de Apple, tendremos que contentarnos con conjeturas. 

Un diseño diferente a todo lo anterior

Multipla 1957

Si hay algo que Apple ha ido demostrando con cada producto que inauguraba una nueva categoría para la compañía, es que el diseño era diferente a todo lo existente. Todas las primeras versiones de sus productos eran únicas: el iMac original de 1998, el iPod de 2001, el iPhone de 2007, el iPad de 2010 y el Apple Watch de 2014.

Como indican en la web sobre noticias del automóvil Jalopnik, la elección del Fiat Multipla ayudaría a inspirarse al equipo de Jony Ive debido a que:

No sienten la necesidad de limitarse al diseño de automóviles convencionales.

El Fiat Multipla no fue un coche convencional en 1957 ni lo fue la renovación que sufrió cuarenta años después. Aquí, el inolvidable anuncio del Multipla con Michael Schumacher:

El Apple Car seguirá una línea de pensamiento similar en el sentido de que tendrá un diseño diferente a lo normal. Pero, tal como ha dicho Jony Ive otras veces, no será diferente por el hecho de hacerlo distinto. En otras palabras, Apple no buscará introducir cambios forzosos con tal de separarse del resto.

Repensará el interior del vehículo

Coche

De la misma manera que el Fiat Multipla de 1957 prescindía de elementos y redistribuía el interior gracias a su motor trasero, el Apple Car deberá volver a pensar cómo debe ser el interior de un vehículo en el mundo conectado actual. Un coche de la marca de la manzana no se limitará a ponerle un motor eléctrico a una carrocería, conectarle un sistema operativo y poner un par de puertos de conexión para el iPhone.

El Apple Car es una oportunidad para repensar un producto que apenas ha sufrido cambios radicales desde hace un siglo

Necesitará repensar todos los elementos internos desde cero, plantearse su existencia y naturaleza. ¿Qué papel juegan los asientos? ¿Hay alguna manera de ganar más espacio para los viajeros? ¿Cómo podemos aplicar la tecnología para reducir el número de elementos en el cuadro de mando y simplificarlo? ¿Podría Siri encargarse de regular la temperatura y evitar estas distracciones al conductor?

Aunque la tecnología que convierte al coche en totalmente autónomo está aún lejos, plantearía aún más preguntas. ¿Necesito un volante? Si es así, ¿debería ir siempre a la vista o sólo cuando sea necesario? ¿Serán necesarios los retrovisores o puedo prescindir de ellos?

No es un coche, es un "transportador" de personas

Car2Go

El Fiat Multipla de entonces y el más actual estaba pensado para transportar personas con comodidad. El Apple Car también centrará sus valores en ello y no tanto en proporcionar un coche rápido o potente. Es por ello que la experiencia del viajero será más importante que el tiempo que tarda en alcanzar los 100 Km/h.

No son nuevos los rumores que afirmaban que el coche de Apple tendría forma de mini-van. En estos vehículos, el espacio es clave para proporcionar una mejor experiencia de viaje. Al igual que en el resto de productos de la compañía, la experiencia de usuario será el mayor atractivo del coche de Apple. Esta es la razón de que la compañía de Cupertino tendrá que enfrentarse a otras compañías que están revolucionando el transporte personal y no tanto a los fabricantes de coches convencionales, incluido Tesla.

Uber, Car2Go y otras empresas similares como Blablacar serán los verdaderos competidores del Apple Car

Uber está cambiando la forma de entender el transporte de personas, pero mientras sigue batallando por volver a operar en España, otras compañías cubren su hueco. Una de ellas es Car2Go, que nuestro compañero Javier Pastor probó hace unas semanas para Xataka. Estas empresas ofrecen micro-alquileres a pie de calle y aun precio muy competitivo, haciendo que tener un coche en propiedad sea una decisión mucho menos atractiva.

Ni Tesla ni otras marcas con vehículos eléctricos más asequibles serán la competencia del coche de Apple. Lo serán aquellas que desafíen la experiencia de viaje de una manera novedosa, incluyendo las que replanteen la propiedad del coche.

En Applesfera | Por qué los fabricantes de coches deberían temer (mucho) al Apple Car.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos