Cinco cosas que Apple necesita mejorar de Mapas

Sigue a Applesfera

Apple Maps

Siri fue una gran novedad en 2011 que ha sufrido el problema de no evolucionar con la rapidez que exigen los usuarios y la competencia. El problema de Mapas es completamente diferente. Hasta iOS 5 la aplicación apenas si habían evolucionado desde su primera versión de 2007 y pese a utilizar los datos de Google Maps y gozar de Street View, carecía de funciones tan básicas en pleno 2012 como la navegación por voz.

La nueva aplicación de Mapas de iOS 6 le dio un vuelco a la situación, añadiendo la mencionada navegación paso a paso, integración con Siri, una espectacular vista 3D y preciosos mapas vectoriales, pero en el proceso de eliminar a Google de la ecuación, también renunció a la comodidad de utilizar una de las mejores bases de datos cartográficas de la actualidad.

No vamos a discutir si ir al examen de la opinión pública antes de tener los deberes hechos fue lo más inteligente o no. Lo hecho, hecho está. Lo que vamos a analizar son las cinco cosas que Apple necesita mejorar de Mapas para limpiar su imagen y demostrarnos que pueden codearse con los mejores.

1. Cartografía y reporte de errores

Editor de Nokia Here

Aunque en muchas ciudades y poblaciones de Europa la cosa está más o menos igualada (al beber todos de la misma fuente, la filial de TomTom, Tele Atlas) y en China parece que los Mapas de Apple incluso llevan la delantera, en EE.UU. y algunas de las principales capitales los errores y los datos desactualizados son una realidad innegable. Apple necesita aprender las lecciones que a Google le han llevado siete años descubrir.

El primer paso es ampliar sus alianzas y, hablando en plata, “aflojar la pasta”. La flota de coches de Google recorre 8 millones de kilómetros al año, capturando imágenes para la vista Street View, cartografiando nuevas vías y corrigiendo los cambios en las antiguas. Pero Apple ni tan siquiera necesita lanzar a la calle sus propios coches siempre que encuentre un socio como el que utiliza Nokia: UPS y FedEx, cuyos camiones de transporte y furgones de reparto conectados por GPS recorren más de 5.300 millones de kilómetros generando 12 millones de puntos de exploración al mes. Sabemos que Apple ya recopila información procesada de forma anónima de sus usuarios, pero claramente no es suficiente a corto plazo.

El segundo paso, y uno muy importante, es poner en manos de los propios usuarios herramientas sencillas, rápidas e intuitivas no solo para reportar errores, sino para editar los mapas y contribuir a ellos. Quizás solo sea cuestión de implicarse de lleno en OpenStreetMap, o quizás apostar por su propia solución como ya hace Google con Map Maker o Nokia con el nuevo Map Creator.

2. Imágenes Satélite / Flyover

Vista satélite de los mapas de Apple, Google y Nokia

Seguro que habéis escuchado (o lidiado) con los problemas en este campo: ciudades completamente cubiertas por una densa capa de nubes, fotografías satélite de baja resolución, pobre calidad, antiguas, o una combinación de todo lo anterior. De nuevo, y sin ánimo de repetirme en algunos de mis pensamientos del artículo anterior sobre Siri, no es de recibo que Apple tenga 100.000 millones de dólares en el banco y no se rasque el bolsillo para hacerse con el barrido de alta resolución más reciente llevado a cabo por la empresa que corresponda.

El panorama de las ciudades mapeadas en 3D desde avión y helicóptero para la vista Flyover se encuentran en el otro extremo de la escala, con un nivel de detalle palpablemente superior al de la competencia y el aliciente de poder cambiar la perspectiva a nuestro antojo. Mis dos únicas pegas: se echa en falta una fotografía aérea plana mientras que se cargan las imágenes 3D (la vista 3D en baja resolución es cuanto menos… extraña), y una mayor cobertura de ciudades (y parajes naturales). Sé que es algo que llevará su tiempo y que se están ampliado todos los meses, pero me gustaría que Apple fuese más decidida y transparente sobre el progreso. Por falta de recursos no será.

Vista satélite de los mapas de Apple, Google y Nokia

3. Modo off-line

Aunque la aplicación actual de mapas ya incluye de forma “accidental” algo parecido a un modo off-line gracias al funcionamiento de su caché y lo poco que ocupan sus mapas vectoriales, sólo hay que mirar a la competencia para ver que esta opción es un must have en toda regla.

Precisamente la semana pasada regresé de un viaje a París en el que utilicé los mapas de iOS 6 a todas horas para orientarme y moverme como un local por sus calles. Llegaba al hotel, me conectaba al Wi-Fi, me movía por las zonas de la ciudad que iba a recorrer y voilà, ahí estaban al día siguiente sin gastar ni un euro en roaming. Quiero lo mismo, pero automático, como una opción al pulsar sobre el nombre de una ciudad.

4. Negocios, puntos de interés, transporte público…

Apple Maps

Si en el primer punto pongo sobre la mesa la necesidad de confiar en la comunidad de usuarios, en este me toca tirarles de las orejas por pretender depender únicamente de ella. Los negocios mal posicionados de los Mapas de Apple no están mal posicionados por Apple, están mal posicionados por los usuarios de Yelp, la red social de reseñas locales con la que decidieron aliarse los chicos de Cupertino.

Google también acepta las contribuciones de los usuarios, pero no las ubica en el mapa hasta que no son verificados, ya sea por su propio equipo o por el propietario del negocio (un proceso que incluye el envío de una carta postal a la dirección especificada con un código de validación). Esa es la forma de proceder.

En cuanto al tema del transporte público, la situación no es tan dramática como se ha pintado, existiendo información sobre la situación de estaciones y abriendo las puertas a terceros para integrar sus propias aplicaciones (aunque de un modo algo escondido, con el icono del autobús en Cómo llegar). Y aún así es mejorable: ¿por qué no integrar de verdad esas aplicaciones de terceros en la app de Mapas como una especie de plugins y no al contrario? Nadie como Renfe, Metro de Madrid o Metro Barcelona (por citar algunos) para proporcionarnos sus datos, pero eso es lo que quiero, sus datos, no su interfaz de usuario.

5. Viejas ideas, nuevas ideas

He dejado para el final algo que debe de ser la menor de las preocupaciones de Apple hasta que solucionen los problemas anteriores pero que espero sea el mayor beneficio que lleguemos a obtener los usuarios a medio y largo plazo de la entrada de Apple en el mundo de los mapas: un brote de ideas nuevas y una vuelta de tuerca a las viejas.

Empezando por una necesaria versión web accesible desde cualquier ordenador que se atreva a ser diferente (como las página de resumen de Nokia Here) con la que aumentar su base de usuarios y agilizar la gestión de favoritos, y terminando por su propia propuesta de Street View (si Nokia puede, gracias a la adquisición de EarthMine, ¿por qué no Apple?) quizás combinando la vistas a nivel de calle con sus vistas aéreas 3D en un todo.

Indicaciones por voz para rutas a pie, integración de funciones sociales, visualización sobre el mapa de nuestras fotos geolocalizadas (y, conectado con lo anterior, de nuestros amigos), planificación de itinerarios, gamificación… Las posibilidades son infinitas. Pero primero, lo primero.

En Applesfera | Cinco cosas que Apple necesita mejorar de Siri
En Applesfera | Ideas para iOS 7

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios