Sigue a Applesfera

escogiendo manzanas

Las personas adquirimos productos. No keynotes, anuncios, estrategias de mercado, avances, folletos. Simplemente productos. Esto, aunque pueda parecer una perogrullada, es la base de una reflexión personal que quiero compartir con vosotros en esta entrada. Tras una keynote siempre se comentan las novedades, lo que se ha presentado, lo que no se ha presentado, lo que se tenía que haber presentado, … etc. Y muchas veces se nos olvida que nosotros, compradores si los productos nos roban el corazón para luego robarnos nuestra cartera, no alcanzamos a ver los designios de las empresas. Steve Jobs dijo que los puntos se conectan hacia atrás, no hacia delante. Pero como tenemos tantas ganas de que nos sorprendan intentamos inventarnos el camino inverso. Y es que las empresas, y ahora viene la segunda presunta perogrullada, no son ONG, sino entidades para ganar dinero. Por ello presentan sus cartas cuando ellas quieren, como ellas quieren, y donde ellas quieren. E incluso me atrevería a decir que pierden prototipos a posta para aumentar las expectativas del resto de los mortales. Vaya usted a saber.

El SIMO está celebrando una nueva edición en Madrid. Recuerdo haber ido muchas veces con mi padre cuando era pequeño. Muchas empresas esperaban a presentar sus novedades en el mismo, porque era “el SIMO” y mucha gente iba allí a eso, a ver novedades. Esto tiene toda la lógica del mundo desde el punto de vista de las personas, pero como estrategia comercial es una apuesta malísima. Porque mientras una empresa espera a presentar sus novedades, otra ya los ha presentado y está “haciendo caja” con las ventas. Apple, como una de las empresas más poderosas del mundo, al menos en cuanto a valor en bolsa, puede presumir de ser la empresa que mejor conoce a los presuntos usuarios finales de sus productos. No hace falta que os diga que la usabilidad es lo que ha puesto a Apple donde está. Todos sabemos la diferencia entre utilizar un reproductor de MP3 marca “nisu”, o uno de la empresa de la manzana. Pero es que Apple también ha demostrado en estos últimos años conocer el ritmo del mercado, y ese es un punto que parece que se nos olvida a menudo. Conseguir una cuota de mercado de ordenadores personales a más de un 10% no es moco de pavo, como tampoco lo es los 300 millones de iPods vendidos en todo el mundo desde su aparición.

iPod Family by Zerocustom1989

Hablando del iPod. Cuando salió la primera generación había otros reproductores. Pero ninguna compañía grande supo interpretar el mercado, las posibilidades de los formatos electrónicos de contenidos en lugar de los formatos físicos. Tampoco ninguna supo aplicar el minimalismo bien entendido a un producto. Sólo una empresa. Apple. El iPod salió allá por el mes de octubre de 2001, era bastante limitado, cuadradote, y sólo funcionaba con ordenadores Mac para la sincronización de canciones. Pero a partir de ahí fue creciendo en funciones y disminuyendo en tamaño y en peso, hasta llegar a lo que es hoy, el reproductor portátil por excelencia. No sé si al resto de los reproductores alguien les llama iPods, al igual que a los pañuelos de papel les llamamos Kleenex, independientemente de la marca que sean. Y, como decía antes, Apple no esperó a ninguna feria o a ver cómo estaba el mercado. Tampoco esperó mucho a mejorar o a pulir su producto. Lo lanzó y lo fue mejorando con el tiempo.

En el caso del tablet de Apple, los rumores de la salida del tablet fueron insistentes. Incluso Jobs dijo que Apple no iba a lanzar ningún tablet. Vamos, “que no dijo toda la verdad”. Y todo eso mientras estaban desarrollando el iPad. Y como las otras empresas no son precisamente hermanitas de la caridad, se lanzaron a preparar su desembarco en el mundo de los tablets. E hicieron una apuesta muy arriesgada, que puedo resumir en: Apple va a sacar un tablet caro y de calidad. Nosotros nos esperamos a que lo saquen, nos “inspiramos” en lo que hayan sacado, lo hacemos más barato que ellos y nos quedamos con el mercado. ¿Acertaron? Claro que no.

Presentación del iPad 2

Apple controla desde hace tiempo el mercado de los componentes electrónicos, haciendo grandes pedidos y rebajando luego las cifras para abaratar los mismos. Al hacer grandes pedidos, se queda con el mercado ya que otras empresas se las ven y se las desean para conseguir dichos componentes, retrasando su producción y encareciendo sus productos. Y al hacer bajar los precios, se queda con el mercado del usuario final, ya que puede jugar con el margen de beneficios hasta dar con el precio justo. Y todo esto nos ha llevado a que el iPad tenga una cuota de mercado de aproximadamente el 70%. Tan sólo llevamos dos hornadas de iPads, por lo que es pronto para ver cómo van a ser las siguientes. Pero lo que creo que está claro es que, en algún momento en el tiempo pasará lo que pasó ayer. Romper el calendario para sacar un producto “fuera de fecha”.

Y es que los anteriores iPhone habían salido en verano. Pero Apple, conocedora del mercado, casi siempre (por no quemarme si digo siempre) saca una actualización de hardware alineada con una actualización importante de software como puede ser la salida de una nueva revisión de sus sistemas operativos. Será por el hecho de que hay gente que es muy vaga, pero seguro que habéis oído (o dicho) eso de “cuando salga Lion, o Tiger, o … cambio de ordenador”. iOS 5 supone un salto cualitativo y cuantitativo. Tiene muchas novedades y mejoras, pero si viene con un nuevo iPhone 4S debajo del brazo, pues se vende mejor. O se compra mejor, que casi es lo mismo. Pero es que además, las navidades están a la vuelta de la esquina, y tener un producto atractivo ahora hace que las ventas en las fiestas aumenten los beneficios para cualquier empresa. Al igual que presentar portátiles a finales de agosto, antes de que comiencen las universidades, es un empujón a muchos estudiantes a cambiar su viejo ordenador por uno nuevo. Y ahora que la competencia de Android es bastante feroz, había que sacar algo antes de que fuera demasiado tarde.

Procesador A5

La pregunta que podemos hacernos ahora es: ¿Cuándo sacará Apple el iPhone 5? ¿Y el iPad 3? Lo que tengo claro es que acontecerá cuando sea el mejor momento para Apple. Con el iPhone 4S que se acaba de presentar, Apple da un paso importante para permanecer donde está, en una posición de liderazgo en cuanto a número de terminales inteligentes vendidos. A lo mejor ocurre lo mismo con el iPad, y sale un tablet con el apellido “S” allá por la primavera, y vemos el iPad 3 para otoño del año que viene. Como veis, ya estamos intentando conectar los puntos al revés. No tenemos remedio.

En Applesfera | iPad 2, Hail to the king
Foto | The Washington Times

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios