iMac G4, "lamparita" [Especial Macs PowerPC]

Sigue a

imac-g4.jpg

Apple inició en 1997 una carrera, una carrera interna por salir de un abismo en el cual muchas otras compañías se habrían quedado para el resto de sus vidas. Sin embargo Apple supo plantearse el negocio de otra manera, un nuevo enfoque no visto hasta el momento.

Ese enfoque era radicalmente distinto a todo lo conocido hasta el momento en el mundo de la informática. Apple quería empezar por lo básico, quería entrar por los ojos a los usuarios. En un mundo rodeado de maquinas impersonales de color gris, Apple quería apostar por el diseño y la calidad, algo que hasta el momento no se había tenido en cuenta.

Apple insistió con este “tándem” de diseño+calidad durante varios años y desde mi humilde punto de vista alcanzo la perfección y los máximos con la llegada del iMac G4, también conocido comúnmente como iMac Lamparita o simplemente Lamparita.

El principio del fin


Ve el video en el sitio original.

El iMac G4 fue presentado en una de las siempre sorprendentes MacWorld, un 7 de Enero del año 2002. Hoy en día más de siete años después de aquella presentación sorprende como el diseño del ordenador continua siendo completamente actual y atractivo, cumple al 100% una frase “Un buen diseño es vigente en el tiempo”

Apple tenía una difícil tarea: Mejorar un diseño ya de por si sorprendente como el iMac G3. La idea de un ordenador integrado en su totalidad en una carcasa llevaba en la cabeza de Apple desde la presentación del primer Macintosh en 1984.

Aunque el iMac G4 no lo elevó a la máxima expresión, sí marco el camino a seguir para el iMac G5. La idea era sencilla al menos sobre el papel, incluir todo el ordenador sobre la peana de una “lampara” y que la pantalla fuese la “lampara”. De ese símil viene el sobrenombre de “lamparita”.

Los problemas eran más que evidentes. La “peana” tenía que tener unas dimensiones proporcionales al resto del conjunto para mantener la estética y el diseño, es decir, tenía que ser lo suficientemente pequeña como para entrar en una zona completamente acotada y para más inri de forma redonda.
dedicatoria-02.jpg

Hay que tener en cuenta que estamos hablando en torno al año 2001 o 2000 y de la arquitectura PPC, la cual precisamente no era una arquitectura eficiente con los temas de termodinámica. La solución empleada por Apple es toda un ejemplo de buen uso de los flujos de calor.

Partimos de una placa base situada en zona más inferior de la base, cosa por otro lado lógica (es la zona más grande), con una infinidad de ranuras para la entrada del aire. El aire caliente pesa menos que el frío de entrada, por eso el único ventilador que incluye este ordenador esta situado en la parte más alta de la base, de esta forma el aire frío entra por la parte inferior para enfriar los componentes y por efecto del calor sube para terminar siendo expulsado por un ventilador que en lugar de introducir aire lo extrae. En términos de ingeniería y termodinámica es un diseño muy bien pensado.

Lógicamente este diseño tan especifico lo hacen todo un rompecabezas a la hora de montar y desmontar el equipo. De hecho nuestro compañero Pedro Aznar, el cual montó mi ordenador, puede dar buena cuenta de lo difícil que es volver a ensamblar el equipo.

El hardware, una pieza fundamental

Apple en esa época contaba con componentes exclusivos como placas hechas a medida, procesadores exclusivos y diseñados casi bajo pedido, memoria RAM especifica etc. Lógicamente esto tenía cosas buenas y cosas malas, por un lado permitía a Apple dejar volar su imaginación a la hora de diseñar equipos aunque era un autentico engorro para el usuario final.

De esta época nacen los problemas de incompatibilidades de RAM, yo lo he vivido en mis carnes. Es hasta curioso ver como memorias compatibles al menos en teoría no eran reconocidas por el equipo sin razón aparente.

El iMac también es considerado desde mi punto de vista un ordenador bastante moderno. Equipaba un procesador de nueva generación, una gráfica muy interesante, memoria RAM, incluía una pantalla plana TFT e incluso podía equipar en opción Airport y SuperDrive. Casi lo mismo que un ordenador actual.
portezuela-del-dvd.jpg

Este modelo fue presentado con las siguientes especificaciones:

  • CPU: Incluía un G4 con “Velocity Engine” y velocidades de 700 y 800 Mhz.
  • GPU: Nvidia GeForce 2 MX con 32Mb de memoria dedicados.
  • USB, FireWire, Ethernet, Modem y preparado para incluir una Airport.
  • Microfono integrado para conversaciones con iChat.
  • Altavoces Apple Pro Speakers
  • Pantalla TFT de 15” con resolución 1024X
  • Superdrive.

Tal y como comentaba antes era un ordenador realmente moderno para el época y de hecho Steve Jobs declaró la muerte al CRT en la presentación de este ordenador.

Hoy en día sigue teniendo un rendimiento bastante aceptable y de hecho funciona realmente bien con Tiger. En mi caso concreto lo uso como servidor de impresión. El único problema a día de hoy es que los puertos USB son 1.0 por lo que su uso queda casi reservado a situaciones muy concretas.

Curiosidades

Los altavoces incluidos con la versión tope de gama del ordenador son los llamados Apple Pro Speakers. Aunque fueron diseñados directamente por Apple y el equipo de Jonathan Ive para combinar y encajar a la perfección con el diseño del iMac, aunque realmente el estudio de sonido y tecnología empleada es de Harman Kardon.

Una empresa bastante pionera en el ámbito del sonido y con productos de altísima calidad. De esta forma no es de extrañar que suenen tan bien dos pequeños altavoces con apenas 10wts por canal. Otra curiosidad es que el amplificador de los altavoces se encuentran en el interior del ordenador y su conector es especial por lo que únicamente se pueden usar en un iMac G4.

Jonathan Ive además hizo un cameo en Harman Kardon diseñando los conocidos SoundsSticks de la compañía.
pro-speakers.jpg

Otra curiosidad del equipo, bastante rara por cierto, es que aunque incluye dos slots para memoria RAM pero tienen especificaciones diferentes. Incluye un slot interno con memoria RAM DDR de tamaño estandar de ordenador de sobremesa.

Pero la segunda bahía se encuentra situada fuera de la placa, es accesible con apenas quitar una tapa, y encima tiene tamaño de portátil. Puede que sea uno de los pocos ordenadores del mundo en incluir slot de portátil y sobremesa a la vez.

Bonito, pero poco más

Es una pena que Apple no continuara más tiempo con este diseño, en apenas dos años y medio el iMac G5 llegaría y con él, un nuevo modelo completamente distinto y desde luego mucho más impersonal.

No soy el único que lo piensa, el iMac G4 es la cumbre de diseño conseguida por Apple. Su acabado, diseño, realización, concepto son ciertamente lo mejor que ha conseguido Apple hasta el momento y lógicamente Jonathan Ive tiene parte de la culpa.

Y es que no todos los ordenadores ostenta el poder estar en el MoMA, el museo de arte moderno de Nueva York, y exhibirse como si de una gran pieza de arte se tratase, aunque en el fondo lo es y por esto está ahí.

En el mercado, este ordenador aunque no fue un gran hits de ventas, su alto precio no era precisamente una razón para comprarlo, si causó un gran impacto e incluso hoy en día lo sigue haciendo. Es bastante difícil encontrar un modelo de segunda mano y los pocos que hay se tasan por valores sorprendentemente altos para el ordenador que es.

En Applesfera | Imagen de la semana: iMac G4 en el Museo de Arte Moderno de Nueva York

Deja un comentario

Ordenar por:

47 comentarios