Entrevista en exclusiva a Fernando Rodríguez: " No sabemos muy bien a dónde llegaremos con la computación móvil, pero el viaje está siendo fascinante"

Sigue a Applesfera

Entrevistamos a Fernando Rodríguez para Applesfera

Hacía mucho que no publicábamos una entrevista en Applesfera, así que ya iba siendo hora de hacerlo. Hemos entrevistado a Fernando Rodríguez, desarrollador de aplicaciones y autor del blog Cocoa Mental, mientras estaba en el Big Nerd Ranch, uno de los centros de formación en Mac e iOS más importantes del mundo y gestionado por los mejores desarrolladores y formadores. En esta entrada podréis conocer mejor cómo es el mundo del desarrollo software y más detalles acerca del Big Nerd Ranch.

Hola Fernando, cuéntanos quién eres y a qué te dedicas

Definirse a uno mismo me parece siempre un desafío. Soy lo que suelo llamar de Nerdpreuner©, es decir, un amante de las tecnologías que se permite el lujo de vivir y emprender sobre su pasión. Las consumo, en todas sus facetas, con voracidad y, como si no fuera poco, me gusta conocerlas desde sus entrañas: la programación. Me dedico al desarrollo y a la comercialización de mi propio software y, desde hace ya algún tiempo, a enseñar sobre lo que más me gusta: aprender y probar las nuevas tecnologías aplicadas a la enseñanza.

¿Cuánto tiempo llevas dedicándote al desarrollo de software y de aplicaciones?

Esta es una pregunta que nunca se le debe de hacer a un nerd cuarentón so pena de deprimirlo. ;-) Echando cuentas, unos 20 años (casi ná). Durante mucho tiempo me dediqué fundamentalmente a Windows, con varios lenguajes como C++, Delphi y Visual Basic. También he hecho desarrollo Web con Python, Django y Seaside (una “framework” futurista para Smalltalk). Desde hace unos dos o tres años me dedico casi exclusivamente a iOS y OSX.

Exterior del Big Nerd Ranch

¿Qué es el Big Nerd Ranch?

Se trata de una empresa fundada por Aaron Hillegass, autor de algunos de los mejores libros de desarrollo para Mac e iOS. Aaron empezó como empleado de NeXT y Apple. Se dedicaba a la formación de clientes en las tecnologías de NeXT, y posteriormente de Apple (Cocoa). Al dejar Apple, fundó The Big Nerd Ranch para poner en práctica una metodología propia, que podríamos llamar de “retiro espiritual”. Te vas a un hotel en medio del campo y durante una semana te dedicas exclusivamente a aprender, sin ninguna distracción externa. Por lo que ya sabía y me confirmaron también otros alumnos del curso, está considerada en la actualidad la mejor formación informática del país y, probablemente, del mundo. Aunque su fuerte es Cocoa, también tienen otros cursos, de OpenGL, Python y Django, Ruby on Rails y más.

¿Cómo surge la idea de ir al Big Nerd Ranch?

Desde hace algún tiempo, además del desarrollo propio y para terceros, también imparto cursos de programación para iOS y lógicamente quería ver como lo hacen en el Big Nerd Ranch. No solo quería aprender tecnologías nuevas, sino también a enseñar como los mejores.

¿Hay muchas solicitudes? ¿Lista de espera?

No sé si habrá lista de espera, tal vez en el curso de iniciación para el cual hay más demanda, pero todos los cursos se llenan. Mientras hacía el mío, se estaban llevando a cabo otros dos (de iniciación) en Holanda y Singapur. Además hay que tener en cuenta que hice mi inscripción para el curso iOS Avanzado con más de dos meses de antelación y entonces ya era el alumno 19 de un total de 21.

En clase en el Big Nerd Ranch

¿Cómo es un día en el Big Nerd Ranch?

Los alumnos estamos instalados en cabañas alrededor del edificio principal del Historic Banning Mills. A las 8:30 nos reunimos en el comedor para desayunar todos juntos, con los 3 instructores (el principal y dos ayudantes). El desayuno es de tipo buffet y casi siempre había alguna opción típica sureña. A las 9:00 pasábamos al aula y empezaban las clases. A menudo se nos dejaba elegir aquello que queríamos ver entre varias opciones. Me imagino que en los cursos más básicos el temario sea más cerrado. Una vez elegido lo que íbamos a ver en las próximas horas, normalmente el instructor, en nuestro caso Jonathan Saggau, nos daba una idea general de los principales conceptos, antes de entrar a fondo con algún ejemplo. A partir de ese momento, teníamos que ir implementando la aplicación de ejemplo, mientras Jonathan y los demás instructores iban resolviendo las dudas que iban surgiendo.

Ejercicio en Clase del BNR

Normalmente se hacían dos ejemplos o uno largo por la mañana. A las 12:30 parábamos para comer. El almuerzo era también de menú, y al contrario del desayuno, solía ser muy ligero: una ensalada y algo más. A eso de las 13:00, volvíamos a clase hasta las 16:00. En esos momentos, el cansancio ya había hecho mella, y parábamos para dar un paseo por el bosque de los alrededores, con frecuencia hasta unos antiguos batanes del tiempo de la Guerra civil. Vuelta a clase, y más caña hasta las 18:30, cuando parábamos para la cena. La cena no era de buffet, sino que podíamos elegir entre 4 o 5 platos, a cada cual más contundente (hay que alimentar las neuronas). Después de la cena, muchos bajábamos a clase para seguir trabajando en nuestros proyectos y resolver dudas, a menudo hasta las 23:00. Un día en el Big Nerd Ranch es un día muy intenso, pero provechoso.

Cuéntanos algo más de los profesores y de cómo son las clases

Como decía, los profesores son 3. El principal es Jonathan, que da la mayoría de las clases. Tiene una empresa de desarrollo de iOS en NY, y uno de los productos que ha desarrollado para clientes, precisamente fue destacado en la AppStore durante el curso. Es increíble lo que sabe de iOS este hombre, sobre todo en el campo de audio, video y optimización. Como nota curiosa, él es músico de formación y solo posteriormente se dedicó al desarrollo OSX e iOS. Empezó estudiando programación por su cuenta. Posteriormente hizo el curso de introducción a Cocoa del Big Nerd Ranch. Ahora desarrolla para empresas como Random House (uno de las principales editoriales de EEUU). Los otros dos, Steve y Jay, nos dieron cada uno una clase. Steve se encargó de seguridad y Jay de CoreGraphics. Con el que más traté fue con Steve, que se sentaba a mi lado, lo cual venía muy bien para freírlo a preguntas. Ambos extraordinariamente atentos a la hora de ayudarnos con los ejemplos.

¿Algo que esté por encima de tus expectativas y algo que se haya quedado por debajo de ellas?

La verdad es que no hay nada que me haya decepcionado. Algo de lo que muchos se quejaron fue de que el curso requería escribir mucho código, pero yo creo que no solo era inevitable sino bueno. Lo que superó con mucho mis expectativas, y también impresionó a los del Big Nerd Ranch, fue el nivel del grupo de este curso. Teníamos a históricos de Apple, incluso a la coautora de la biblia de CoreGraphics (tengo foto y autógrafo ;-), la plana mayor de desarrollo iOS de eBay, a un empleado de Amazon que había trabajado con obidos (el avanzadísimo servidor de aplicaciones que usó Amazon durante años), gente de Wallstreet, etc… Un lujo poder estar en semejante compañía.

Banning Mills

¿Alguna anécdota o algo divertido que te haya pasado?

Bueno, me temo que la anécdota andante era yo: parece ser que era el primer español en pasar por allí. Dejando eso de lado, sí que hubo varias cosas curiosas. Uno de los principales atractivos del hotel, era su red de tirolinas y los alumnos teníamos incluido un recorrido por algunas de las líneas. Antes de subirte, te hacían firmar un documento en el que te prohíben llevar objetos de valor en los bolsillos o “iPads ajustados al pecho”. Por supuesto, tuve que preguntar a qué venía eso. Al parecer, en un curso anterior, a un alumno no se le ocurrió nada mejor que grabar su descenso con el iPad pegado al pecho con cinta de embalar. No debió de sujetarlo muy bien y la cosa terminó muy mal…para el iPad.

Fernando Rodríguez y Aaron Hillegass

Tampoco puedo dejar de mencionar la cena con Aaron Hillegass. Creo que todos los que vamos por allí tenemos la expectativa de poder ver y estar con el autor del libro que casi todos hemos usado para empezar con el desarrollo para iOS. Tenía claro que él ya no impartía las clases, pero es sabido que siempre intenta acercarse ni que sea un día para cenar con los participantes de cada convocatoria. En esta edición, sin embargo, todo indicaba que no iba a poder ser puesto que estaba a tope de viajes y otros compromisos. No obstante, en mi tercer día allí, al llegar a la cena me encontré con un tío que me resultaba familiar. Me acerqué a preguntar, y en efecto era el susodicho. Es más joven de lo que pensaba y una de las pocas personas que me han hecho sentir bajito. Ah, y no lleva sombrero. Según me contó en nuestra charla, conoce España. Ha estado hace poco, ya que tiene amigos en Valencia a los que ido a visitar y también conoce Madrid.

¿Volverías al Big Nerd Ranch?

Definitivamente sí y lo volvería a hacer en Atlanta. El curso de OpenGL tiene muy buena pinta.

Además de tu blog, ¿Qué recomendarías a todo aquel que quiera desarrollar su primera aplicación en iOS? ¿Libros? ¿Recursos Online?

Como libros, los más recomendables son precisamente los del Big Nerd Ranch, que están en su mayoría traducidos ya al Español (aunque no son la última versión). Tenemos los cursos online de la Universidad de Stanford, que son excelentes, aunque hay que tener muy buen nivel de Inglés para seguirlos. El curso básico del Big Nerd Ranch es una muy buena opción, aunque también hay que tener muy buen nivel de Inglés. Por último y en Español, están los cursos que imparto yo, tanto para desarrolladores con experiencia previa como para aquellos que jamás han programado en su vida y quieran desarrollar su app.

Un paseo por el río para despejar las ideas

¿Qué es lo mejor y lo peor de desarrollar para iOS?

Lo mejor es que se trata de una tecnología que se está abriendo continuamente nuevos caminos y creando un nuevo mercado de la nada. Participamos de una revolución, similar al lanzamiento del PC en su día. Además, es una tecnología para la cual hay muchísima demanda de profesionales a nivel mundial en estos momentos, razón, por la cual considero una gran inversión conocerla y, sin duda alguna, es una de aquellas oportunidades que dicen siempre existir en tiempos de crisis. Stevenson, uno de los grandes exploradores de África del siglo XIX, dijo en su día: “No viajo para llegar a ninguna parte, sino para ir”. No sabemos muy bien a donde llegaremos con la computación móvil, pero el viaje está siendo fascinante. Lo peor en mi opinión es la burocracia de certificados y demás historias que hace falta para publicar en la AppStore y para usar iCloud. Tengo poca paciencia para esas cosas. ;-)

¿Qué planes tienes cuando vuelvas a España?

Sonará a topicazo, pero: comer jamón, pescado, aceitunas y desayunar tostadas con ajo y aceite. Son muchas las cosas de EEUU que me gustaron, pero su comida me resulta indigesta. ;-) Una vez resuelta la prioridad número 1 (jamón), pienso retomar mis cursos de desarrollo de iOS, y empezar a trabajar en las versiones online del básico y el que llamo “De la nada a la AppStore”, aquél destinado a los que NO tienen ninguna experiencia previa de programación. La idea es publicarlos en un formato online de máxima calidad en los próximos meses y ofrecerlos en Español, Inglés, Francés y Portugués.

¿Te vas a comprar el iPad 3? ¿Qué esperas del mismo en cuanto a potencia gráfica?

Sí, sin duda, aunque lo cierto es que lo que espero de él, no es tanto potencia de cálculo (gráfica o no). Un iPhone 3GS ya tiene más potencia de cálculo que todos los ordenadores que usó la NASA para enviar el hombre a la Luna: con lo que tenemos deberíamos de ser capaces de hacer cosas más interesantes que lanzar pájaros contra cerdos. ;-) Creo que uno de los aspectos más interesantes es la pantalla retina en el iPad. Puede representar una seria amenaza al Kindle de Amazon, cuya gran baza siempre ha sido la facilidad de lectura que proporciona su pantalla de “tinta electrónica”. De todas formas, sospecho que el iPad 2 a 399 dólares termine siendo más “revolucionario”, al permitir un acceso mucho más fácil a la plataforma, aumentando así la cuota de mercado, tanto las tabletas como del iPad dentro del conjunto de tabletas.

Nos esperan años interesantes, y el día en que se publique una API pública para Siri, empezará otra revolución más, la primera de la era post Jobs.

Fernando, muchísimas gracias por concedernos esta entrevista y te deseamos todo tipo de éxitos profesionales.

Más información | Cocoa Mental

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

22 comentarios