Síguenos

iPhone 5

Como casi todo en la historia de Apple, las decisiones de la compañía guardan un gran estudio, trabajo y en muchas ocasiones multitud de curiosidades e historias ocultas. Apple no deja nada al azar y especialmente en la época de Jobs, la decisión más mínima se tomaba como algo crucial para la compañía.

Es el caso del tono por defecto del iPhone, Marimba, y los 24 tonos restantes que formaron el conjunto de sonidos con los cuales veríamos la primera versión de iOS y por lo tanto el primer iPhone lanzado al mercado.

Marimba, mucho más que un tono.

Steve Jobs, como en casi todo, decidió que los tonos del iPhone deberían de ser una característica muy importante del dispositivo, Steve estaba a estas alturas bastante cansado de escuchar el sonido por defecto de los equipos Nokia, el cual definía como horrendo.

Por eso mismo la decisión de los 25 tonos con los cuales el iPhone sería lanzado fue tomada como una decisión casi personal de Jobs. Dichos tonos deberían de contar con una característica muy concreta:

  • El tono debe de estar comprendido entre las frecuencias de 2 a 4 kHz y un rango dinámico entorno a los 96dB.

Según comentan en algunos estudios la mayor parte del ruido “ambiente” se desarrolla bajo dichas características y es por eso mismo por lo que el ser humano ha desarrollado un gran facilidad para ser eludido ante sonidos con dichos parámetros, ya que estamos más alerta a los mismos.

Otro tema importante, además de las características puramente técnicas, radica en la musicalidad de la melodía. Mientras que algunos tonos son fáciles de reconocer pero estridentes, otros resultan agradables al oído y al mismo tiempo llaman nuestra atención.

La persona encargada de dar dicha cualidad a Marimba fue un medico alemán llamado Dr. Lengeling. Esta persona, completamente desconocida para la mayoría de nosotros, es un medico con vocación musical e informática que terminaría desarrollando una compañía de software que posteriormente sería comprada por Apple.

Aunque seguramente no hayas escuchado nada de esta persona antes, hablamos en realidad del Ingeniero jefe de sonido detrás de programas como GarageBand y Logic, además de la mayor parte de sonidos utilizados en versiones modernas de OS X.

El Dr. Lengeling recibió un extraño encargo por parte de Jobs a mediados del 2005, crear un tono musical agradable, fácil de reconocer y que marcará una diferencia con todo lo visto hasta el momento en dispositivos móviles, recordar que por aquella época lo más normal eran los sonidos MIDI en teléfonos avanzados y politonos en el resto de equipos.

Y aunque nunca se a podido confirmar, ni desmentir, todos los estudios apuntan a que Marimba fue creado en un Mac haciendo uso del “Jam Pack 4: Symphony Orchestra” lanzado en 2005 para GarageBand.

Querer lo imposible: tonos basados en nuestra música

iPhone 5

Una pequeña curiosidad que poca gente conocía hasta el momento es que Steve, al contrario de lo que mucha gente piensa, pretendía que cualquier persona pudiera utilizar su música en el iPhone para crear un tono de llamada personalizado y ajustado a nuestros gustos.

Como muchos sabréis, esta característica no fue implementada en la primera versión del iPhone y lógicamente levantó más de una critica cuando empezaba a ser una característica bastante común en casi todos los equipos de la época.

La razón de ello fue, como casi siempre en estas situaciones, un impedimento legal. La música vendida en la iTunes Store incorporaba una licencia DRM que no permitía el uso de música para la difusión, y aunque por un periodo breve de tiempo, eso es precisamente lo que el iPhone realiza al reproducir un tono de llamada.

Nada que no se pudiese solucionar con un poco de tiempo, de forma que GarageBand se actualizaría a mediados del 2007 para integrar dicha función y ya de paso subir la iTunes Store a la distribución de tonos, un mercado ya en capa caída en ese momento…

Una idea que empezó hace casi 100 años

Si algo resulta aún más interesante de toda esta historia es que las ideas en las cuales se basa Marimba no son nuevas ni mucho menos, fueron ideadas por los Laboratorios Bell unos 100 años antes de lanzar el iPhone.

El estudio intentada comprobar cuales eran los mejores tonos para utilizar a la hora de hacer sonar un teléfono, lógicamente en aquel momento no existía la tecnología suficiente para crearlos, pero el estudio reflejaba como un tono debe de estar comprendido en el rango de frecuencias “normal” de nuestro mundo, ser los suficientemente molesto para llamar nuestra atención pero al mismo tiempo lo suficientemente “alegre” para no terminar con nuestra paciencia.

Marimba aglutina todas esas ideas bajo un sofisticado timbre musical compuesto con 18 notas, lo cual lo convierte en una partitura relativamente compleja, teniendo en cuenta su duración, pero sofisticada y simple al mismo tiempo. En el fondo la idea detrás de ella refleja bastante la actitud de Steve ante la vida y como una característica menor de un teléfono se convirtió para él en un proyecto personal que empezó dos años antes de lanzar el terminal y que reflejaría claramente su estilo personal.

Vía | Quora
En Applesfera | Cleartones, los tonos para iPhone que los minimalistas siempre han querido tener

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios