2011 y 2012, los años que marcaron a Apple para siempre [Especial Historia WWDC]

Sigue a

Tim Cook

Seguimos con nuestro especial Historia de la WWDC, y llega el momento de echarle un vistazo a los años más recientes del evento de desarrolladores por excelencia de Apple: el 2011, el 2012 y lo que nos puede traer esta WWDC 2013 que llega mañana junto con el futuro.

Son años en los que la explosión de iOS está más fuerte que nunca, y en los que la compañía estaba ya centradísima en lanzar nuevos iPhone. Pero más que las novedades, estos años han sido marcados por algo mucho más importante: la última WWDC con Steve Jobs y la primera sin él. Se acababa una era y comenzaba otra que ahora ya podemos valorar como bien diferente.

2011: la llegada de la nube y el adiós de Steve

El evento WWDC del 2011 agotó las entradas en dos horas, algo que parece una eternidad en comparación con los dos minutos de este año. En ella, un débil y cansado Steve Jobs cedía las presentaciones de productos a sus vicepresidentes y se encargaba de hacer que iCloud calara bien en el público.

Las claves de ese evento, además de la llegada de iCloud y el comienzo del fin de MobileMe, fueron iOS 5 y OS X Lion con el primer intento de dejar de vender el sistema operativo en formato físico. La Mac App Store ya había hecho mella en Snow Leopard, y era la hora de poner todas las cartas sobre la mesa.

Ese verano también vimos la llegada de iMessage, el servicio de mensajería instantánea exclusivo para iOS y OS X. Y justo por ese detalle y por su funcionamiento en ocasiones errático, no es un servicio que haya caído demasiado bien ante la tremenda competencia de WhatsApp y los actuales Hangouts.

Mirando la keynote, podemos comprobar que la presentación de iCloud de la mano de Steve Jobs fue la mejor baza de esa WWDC. Los usuarios no confiaban en el servicio de MobileMe, y necesitaban que alguien como el cofundador de Apple volviera a dar ánimos. Cuatro meses después, Steve fallecía tras años de batalla contra su cáncer pancreático. Fueron los días más duros que hemos vivido en Applesfera.

2012: cambios, avances y errores

La WWDC 2012 fue la primera que condujo Tim Cook. En ella se presentó iOS 6 y la fecha de lanzamiento de OS X Mountain Lion, se mejoró el MacBook Air y el MacBook Pro, y llegó la joya de la corona: la pantalla retina en un MacBook Pro. Le dijimos adiós al MacBook Pro de 17 pulgadas, y le dimos la bienvenida a uno de los errores más sonados de Apple: los mapas de iOS 6.

Para muchos, lo mejor de esa keynote fue el nuevo MacBook Pro con pantalla retina. Cambiaba para siempre las resoluciones de los ordenadores e iniciaba una tendencia en la que la carrera ya no era para ser el que más resolución ofrecía, sino el que más buenos gráficos se ofrecían.

Tim pudo respirar hondo después de esa keynote. Se demostró que la confianza de los desarrolladores seguía vigente aún sin Steve Jobs marcando el camino. Sirvió también de precursor antes de otra gran keynote unos meses después, en la que se renovaron prácticamente todos los productos de la compañía. Dejó contento a todo el mundo, aunque eso iniciaría una sequía que todavía dura ahora y afortunadamente acabará mañana.

¿Y el futuro?

WWDC 2013

El futuro, como todos sabemos, empieza mañana con la keynote de la WWDC 2013. Veremos iOS 7, veremos OS X 10.9, veremos la mano de Jonathan Ive en el diseño de las interfaces y quizás con algo de suerte veamos nuevo hardware. ¿Pero qué podemos esperar a nivel más general y a largo plazo?

Tim Cook tiene grandes planes para Apple, eso seguro. E implicarán cambios importantes en el modo con el que las WWDC se celebrarán. Este mismo año, por ejemplo, ya se han prometido varias charlas alrededor del mundo para aplacar la ira de todos los desarrolladores que se han quedado sin entrada. Ya es una cosa que Apple no había hecho nunca sin depender de otro evento o feria de desarrollo externa.

Los lugares pueden cambiar, las presentaciones pueden variar, pero estoy seguro de que todas las WWDC de Apple empezarán con un Tim Cook preparando buenas sorpresas. Y quizás el evento se tenga que distribuir más debido a la gran demanda, pero la base seguirá siendo la misma: dar a los desarrolladores las herramientas más preparadas para crear aplicaciones en el ecosistema móvil más popular del mundo.

En Applesfera | Especial Historia WWDC

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios