Compartir
Publicidad
Publicidad
¿Compensa usar una funda en el iPhone?
iPhone

¿Compensa usar una funda en el iPhone?

Publicidad
Publicidad

Lo recuerdo como si fuera ayer. Llevaba apenas una semana con el iPhone 4 en mis manos, y disfrutaba fascinado de todo lo que daba el dispositivo. Me había costado un dineral, pero qué demonios, en esos pocos días ya le estaba sacando chispas al móvil y estaba francamente satisfecho con la compra. Todo era de color de rosa hasta que una mañana, mientras caminaba por el centro de la ciudad y tras atender una llamada, el iPhone se me escurrió de entre los dedos y terminó en el suelo, golpeándose contra el adoquín.

Por fortuna, no fue una caída directa, sino que conseguí amortiguarla como pude con el pie. Y aún y todo, ahí quedó esa marca en el lateral del chasis, una herida de guerra que lo acompañó hasta que acabó en manos de otro dueño. Menudo disgusto, pero me consolaba pensar que todavía podía haber sido peor: conviene recordar que esa versión del iPhone no tardó en ser considerada en los diferentes tests como la que más caídas accidentales sufría entre los usuarios.

Image

El dilema de la funda

De aquel incidente salí escarmentado y con un iPhone marcado de por vida. Lógicamente, lo primero que hice fue comprar una funda y lamentarme por no haberlo hecho antes. Desde aquella caída hasta hoy, todos los iPhone que he poseído han ido convenientemente protegidos con sus fundas y... ¿lo adivinas? Desde que uso fundas nunca se me ha caído el móvil al suelo, lo que ha hecho que me vuelva a plantear usar o no una funda. En realidad, ese dilema, en lo personal, lo tengo resuelto, pero no ha resultado fácil.

Optar por poner una funda supone ciertos sacrificios que no todo el mundo parece dispuesto a asumir, y por otro lado, de alguna manera, emplear algún tipo de protección en un smartphone desnaturaliza su diseño y por mucho que los fabricantes de accesorios se esmeren, el dispositivo pierde gran parte de su personalidad. Visto lo cuál... ¿Quién utiliza una funda y por qué?

Proteger el iPhone con una funda aumenta su valor de reventa

Un 75% de los usuarios usa algún tipo de funda

Lo cierto es que a la postre, la gran mayoría de los propietarios de un smartphone utiliza algún tipo de funda: un macro estudio llevado a cabo por NPD reveló que el 75% utilizaba funda en su móvil, pero atentos a esto, porque en el caso de los propietarios del iPhone, esta cifra se disparaba al 87% (aunque un estudio interno de Apple rebajaba esta cifra al 78%), de lo que se deduce que los propietarios de Android parecen menos dispuestos a proteger sus equipos. O si quieres verlo de otra manera, los dueños de iPhone valoran más su inversión y están más dispuestos a protegerla.

En lo que respecta al género y ya ciñéndonos exclusivamente al iPhone, las féminas son más proclives a proteger sus dispositivos (un 90% utiliza funda), frente a los varones (un 82% opta por ella) y no nos sorprende descubrir que el grueso de los encuestados lo hace para proteger sus dispositivos, aunque también una buena parte de ellos usan funda por una cuestión estética, en especial, las mujeres. Hay que destacar además que casi una cuarta parte confiesa tener más de una funda para sus iPhones.

Image

Argumentos de los que no usan funda

Sí, los motivos que llevan a los propietarios del iPhone a utilizar una funda parecen lógicos, pero ¿cuáles son los que esgrimen que es mejor llevar el móvil sin protección?

  • Una cuestión de tamaño: Es evidente que colocar una funda en el iPhone hace que éste sea más grueso y ocupe más espacio en nuestro bolsillo (aunque algunas marcas casi consiguen pasar desapercibidas), y esta es la causa mayoritaria por la que gente no usa funda.

  • Respetar el diseño: Sí, el iPhone es precioso y para muchos supone un auténtico crimen borrar de un plumazo las semanas de duro trabajo de Jony Ive y su equipo, cubriendo el dispositivo por un plástico de origen desconocido y cualquier diseño. La estética pesa, y de hecho es la segunda gran justificación de los que se la juegan a diario llevando sus iPhones 'desnudos'.

  • "Me da igual que se rompa": Vaya, uno no se esperaba encontrar este tipo de respuestas, pero la tercera causa de los defensores del 'no a la funda' es simplemente un 'me da igual'. Aunque sí hilamos más fino, podremos deducir que es gente que tiene asumido que cambiará de iPhone cada año, y evidentemente, el dinero no parece un problema (y asumen ese riesgo).

En conclusión, se trata al final de una elección personal de cada uno, pero considerando lo costoso de la inversión, un servidor vive más tranquilo sabiendo que su iPhone está protegido por una funda (una Silicon Case de la casa, en mi caso). De esta manera, se minimizan los daños en caso de caída, pero también se elevan las posibilidades de una eventual reventa del dispositivo.

Imagen | Flickr

En Applesfera | Todo sobre fundas

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos