Clash of Clans: las claves para que un juego de iOS te mantenga enganchado durante meses

Sigue a Applesfera

clash of clans

Hoy en día, y más con la agenda que tengo y que seguro que tenéis muchos de vosotros, soy muy exigente con los juegos para iOS. O me atraen desde el segundo uno, o no permanecen instalados en mi iPhone y/o mi iPad durante mucho tiempo. Y juegos que hayan pasado esta barrera hay muy pocos: Plants vs Zombies, los juegos de los Angry Birds y Metal Slug… pero hay un título que aún es relativamente reciente en la App Store y ha batido toda clase de récords. Ese título es Clash of Clans.

Apareció en la tienda de aplicaciones de Apple el 2 de agosto del 2012, y desde entonces no ha parado de subir. Siempre está en los destacados de la Apple Store por su cantidad de descargas, y es una aplicación gratuita pero genera medio millón de dólares en ingresos cada día. ¿Cómo? Pues de la misma forma con la que los usuarios gastan dinero en otros juegos como Plants vs Zombies 2: con la impaciencia de los jugadores.

El “Age of Empires de iOS”

clash of clans comienzo Así comienza Clash of Clans: una aldea desde la que poco a poco ir mejorando utilizando los recursos que recolectamos.

Para entender la estrategia de monetización de Clash of Clans hay que saber su modo de juego. Básicamente empiezas con una aldea muy simple, con un ayuntamiento, la casa de un constructor (que es el único que puede construir edifcios) y edificios para extraer recursos naturales. Poco a poco, con los constructores que tengas, vas subiendo el nivel de los edificios, creando defensas y tropas para atacar a otros jugadores… se parece mucho al Age of Empires, aunque aquí los constructores son fuertemente limitados y puedes tener hasta un máximo de cinco. Y conseguirlos es tremendamente difícil… o tremendamente caro.

Cada vez que queremos subir el nivel de un edificio o una tropa, tenemos que esperar. Los edificios más básicos tardan meros minutos en completarse, pero a medida que avanzas en el juego esas esperas se convierten en horas, días e incluso pasan a ser de más de una semana en cuanto empiezas a tener un nivel alto. Lo mismo pasa con la creación de tropas: las más simples tardan segundos en entrenarse mientras que las más fuertes exigen una espera de una hora.

clash of clans aldea pasar de la fotografía anterior a esta comporta más de un año de juego, o gastarse miles y miles de dólares. No exagero. Ésta, por cierto, es la aldea del mejor jugador de España.

Pero hay una moneda de cambio: las gemas. Conseguimos una media de dos gemas a diario quitando arbustos y piedras de nuestra aldea, y nos sirven para acelerar la mejora de edificios y el entrenamiento de las tropas. Al principio el modelo parece equilibrado, pero a medida que subimos de nivel vemos que los precios se disparan. La solución: comprar más gemas con dinero real, a través de una compra in-app. Compras el ahorrar esperas, es el freemium en todo su esplendor.

Y aquí no estamos ante las inocentes compras del Plants vs Zombies 2 para desbloquear niveles antes de tiempo: subir de nivel una aldea desde sus inicios hasta lo más alto nos cuesta, literalmente, decenas de miles de dólares. Una trampa mortal para todo jugador, aunque afortunadamente la desarrolladora Supercell lanza avisos en cuanto se hacen repetidas compras in-app en prevención de que las esté haciendo un menor sin darse cuenta de que está vaciando una cuenta bancaria.

Lo mejor no es la meta, sino el camino que recorres

clash of clans gemas

Supercell ha procurado que la mejor manera de disfrutar del juego es no comprando esas gemas y sencillamente disfrutar viendo cómo nuestros constructores están ocupados mejorando alguno de los edificios de nuestra aldea. Esa es, precisamente, una de las claves que han permitido a Clash of Clans tener el éxito que tienes.

A esto hay que añadirle también el factor de que puedes tardar tranquilamente más de un año, o incluso más de dos, en subir al máximo toda tu aldea. Y cada momento de todos esos meses, con ataques a diferentes jugadores con aldeas de diferentes niveles, es completamente distinto. Y por supuesto, cada vez más difícil. Con todo, también hay que decir que los desarrolladores del juego procuran actualizarlo una vez al mes para que la carrera hasta el final se alargue y nadie pierda las ganas de seguir jugando una vez ha llegado arriba del todo.

Resumiendo: actualizaciones muy frecuentes, un juego que dura literalmente años y que te consigue que jamás te olvides de él a menos que te simplemente te hartes. Pocos han conseguido algo así, en especial el punto de la duración que no igualarían ni miles de niveles de Plants vs Zombies o de Angry Birds unidos. Clash of Clans es uno de los juegos más adictivos no sólo de iOS, sino de todas las plataformas a las que he podido jugar.

Por eso os recomiendo tanto que lo probéis como que tengáis cuidado con él sin caer en el error de calificarlo como un timo. Recordad: lo mejor de todo es no comprar nada y disfrutar del entretenimiento que nos da.

Descarga | Clash of Clans en la App Store

Deja un comentario

Ordenar por:

27 comentarios