Compartir
Publicidad

Tutorial para usar nuestro Mac con un monitor externo y sus posibilidades

Tutorial para usar nuestro Mac con un monitor externo y sus posibilidades
Guardar
66 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ahora que la mayoría de personas suelen optar por la posibilidad de comprar un portátil en lugar de un ordenador de sobremesa, de hecho en las ventas de Apple representan la mayor parte de las mismas, conocer todas las posibilidades que contamos para usar dicha característica es bastante interesante.

Pero antes de que pienses que esta entrada no es interesante para ti ya que no piensas comprar nunca un monitor externo para tu portátil, piensalo dos veces ya que puede resultar igual de interesante si quieres conectar tu ordenador a la TV de tu casa o incluso usar un Mac antiguo como media center contectado a dicha TV.

Dos tipos de uso: compartido y extendido

Antes de saber que opciones tenemos disponibles para usar con nuestro ordenador hay que tener en cuenta que uso queremos hacer con nuestro ordenador. En total contamos con tres opciones:

  • Pantalla extendida. Es la opción más normal, y por defecto de OS X, si lo que queremos es usar nuestro ordenador en un escritorio en el cual podemos aprovechar al máximo las dos pantallas disponibles.
  • Pantalla duplicada. Es el “típico” caso de la gente que no puede hacer uso de más de un monitor al mismo tiempo, entre los cuales me incluyo, haciendo uso de la pantalla duplicada verás el mismo contenido en ambos dispositivos.
  • Pantalla duplicada para TV. En el caso de OS X Lion el sistema incluye por defecto resoluciones nativas para las pantallas de TV más comunes con resoluciones de 720p y 1080p. El funcionamiento es idéntico al de las pantallas duplicadas, la única mejora o ayuda es que será más sencilla la selección de resoluciones.

Para acceder a estas opciones deberemos de abrir las Preferencias del Sistema y navegar hasta la opción: Pantallas. Si contamos con un monitor externo conectado, al abrir dicha opción nos mostrará una doble ventana: una para cada pantalla conectada con sus diferentes opciones. Las diferentes opciones disponibles son:

  • Pantalla. Desde este apartado accedemos a las opciones de resolución, brillo, la posibilidad de ajusta el mismo de forma automática y además podemos elegir la opción “Mostrar pantallas en la barra de menús” para poder acceder de forma rápida a dichas opciones sin necesidad de acceder las preferencias del sistema.
  • Alineación. Esta pestaña, que únicamente se activa si tenemos un segundo monitor activado, nos permite modificar la distribución de las pantallas (derecha/izquierda), la posibilidad de decidir cualquier será el monitor principal o seleccionar la opción de mostrar el mismo contenido en ambas pantallas.
  • Color. Esta opción nos permite modificar el perfil del color del monitor y calibrar los mismos, lo más inteligente es no jugar con ellos si no sabemos para que sirven, aunque siempre podemos probar como se ve nuestro monitor con un perfil del color diferente.

Algunos trucos para usar con nuestro monitor

Además de las típicas opciones, aquí tienes unos cuantos trucos que pueden servirte para personalizar aún más el comportamiento de las pantallas y además mejorar el uso de las mismas.

  • Si inicias tu ordenador la pantalla bajada pero un monitor conectado, la pantalla por defecto será la externa y la de tu portátil quedará apagada.
  • Para modificar cual es la pantalla principal deberás acceder a la pestaña “alineación” y arrastrar la barra de menús a la pantalla que desees que sea la principal.
  • En dicho menú puedes modificar la alineación, pero también la altura. De esta forma puedes organizar los monitores a alturas diferentes o alinearlos a tu gusto.
  • Si no eres capaz de de acceder a una de las ventanas de ajuste, pulsa el botón “Detectar pantallas” en la pantalla que si que puedes ver el menú para reunir en ella ambos paneles y ajustas las opciones.
  • Si seleccionas una resolución no compatible y tu monitor se apaga, no te preocupes en cuestión de unos segundos (si no tocas nada) el sistema devolverá la resolución por defecto al mismo. Si no lo hace, usa el truco anterior.
  • En caso de reiniciar tu ordenador con el monitor externo conectado, para activar el monitor interno simplemente deberás de desconectar el monitor externo.

En Applesfera | Problemas con algunas pantallas externas y Mac OS X 10.5.7

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos