Compartir
Publicidad

El dock del primer iPhone no valdrá para el modelo 3G

El dock del primer iPhone no valdrá para el modelo 3G
48 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No se por qué, pero lo suponía. Una de las peores cosas que tiene Apple es que incita a ir renovando sus productos a pesar de que éstos se encuentren en perfecto estado de funcionamiento. Es como obligar al usuario a gastarse más dinero en algo que realmente ya tiene, pero que no podrá reutilizar en un nuevo producto debido a un ligero cambio en el diseño, que es lo más usual, o en el funcionamiento general a grandes rasgos del dispositivo.

Hablo del dock para el iPhone 3G, el cual ya vimos que no vendría junto con el aparato y que habría que comprarlo por separado por 29 dólares. Ahora bien, los que ya tenemos la primera generación del teléfono, ¿podremos reutiilizar el dock?. No. Según palabras de iPhoneAtlas, un empleado de Apple les ha dicho que debido a la nueva forma redondeada del modelo 3G, la base no será compatible. Vergonzoso.

Estoy completamente seguro de que los diseñadores lo han hecho a posta por órdenes venidas de arriba. Estaremos de acuerdo en que es una empresa que está aquí para ganar dinero, pero una cosa es ganar dinero a base de bien, con productos interesantes, y otra reírse de los clientes racaneando de donde no se debería racanear, ya que estamos hablando de un dispositivo que viene a costar 200 o 300 dólares según versión, que suben vertiginosamente por motivo del contrato mensual (viene a salir por unos 1000 euros aproximadamente, dependiendo de la opción del contrato de O2 elegido).

Y no soy el único que lo piensa, aunque en ese caso Antonio lo enfoca desde el punto de vista del software, donde quizá pueda llegar a tener sus ventajas (un sistema cerrado y movido por una gran empresa implica que dicha empresa tiene el control total sobre ese sistema, lo cual a su vez conlleva una optimización máxima pero limitada debido a que se aísla del mundo exterior).

En cuanto al hardware ya hemos visto otros casos en los que Apple sigue manteniendo su idea de cerrarse a si misma: el propio iPhone y la batería que no se puede cambiar por el usuario, esa vergüenza de conectividad llamada bluetooth, la batería del MacBook Air, la App Store (que sin duda alguna ha llegado gracias al Installer del jailbreak del primer iPhone, un éxito), e incluso todos esos contratos de exclusividad con diversas teleoperadoras a lo largo y ancho del mundo, que obligan a algunos usuarios interesados a llegar a contratar un servicio con quien quizá no quieran de antemano. Al fin y al cabo todo se traduce en dinero, de una forma u otra.

Es quizá la principal desventaja que Apple tiene como compañía. Esa idea de yo me lo guiso, yo me lo como y tú no puedes entrar a jugar conmigo que he de reconocer que me enerva hasta límites insospechados.

Imagen | Flickr de Gadget the Ale.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos