Compartir
Publicidad
Publicidad

Withings, análisis de la báscula con Wi-Fi para maqueros y usuarios de iPhone

Guardar
31 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace un par de meses os hablé de Withings, un sorprendente báscula con Wi-Fi que bien podría haber sido diseñada por los chicos de Apple en Cupertino y que nos permite seguir la evolución de nuestro peso desde donde quiera que estemos, simplemente accediendo a nuestro perfil desde el Mac, el iPhone o el iPod touch. Hoy, tras haberla probado exhaustivamente, os traigo un videoanálisis en el que descubrimos todos los secretos de este futurista invento.

¿Buscáis un regalo de última hora con el que sorprender a vuestra tecnófila pareja? ¿Ha llegado el momento de jubilar vuestra vieja báscula? (Sí, esa que no es capaz de calcular tu índice de masa corporal, no hablemos ya de conectarse a Internet mediante la red Wi-Fi de tu casa) Pues echadle un ojo al vídeo de más arriba y seguid leyendo nuestro análisis para descubrir si Withings es lo que estáis buscando.

Diseño

Lo primero que salta a la vista nada más sacarla de la caja es su excelente diseño. La báscula es sencilla y llanamente preciosa, con un diseño extraplano de bordes redondeados en colores negros y metálicos muy actual. La parte superior es de cristal, lo que le confiere un aspecto moderno y distinguido al tiempo que acarrea el inevitable inconveniente de ensuciarse con extrema facilidad. Afortunadamente, limpiarla no supone ningún esfuerzo.

Su parte inferior tampoco se ha descuidado, y aunque solo la veremos en esta posición cuando la enlacemos por primera vez con nuestro equipo o sustituyamos las cuatro pilas AAA con las que funciona (con una autonomía que ronda el mes y medio con las pilas suministradas, más con otras de mayor capacidad), sirve como muestra del esfuerzo que se ha dedicado a su diseño. El detalle del hueco con la forma exacta del iPhone para que lo coloquemos ahí durante el proceso de instalación no tiene precio y demuestra a los más escépticos que la báscula ha sido pensada con los usuarios del teléfono de Apple bien presentes.

Puesta en marcha y panel de control

Antes de empezar a utilizarla necesitamos crearnos una cuenta en la web de Withings y conectar la báscula a un punto de acceso Wi-Fi para que guarde automáticamente todas las mediciones en nuestro perfil. El proceso completo tan solo lleva unos minutos y es realmente sencillo gracias a su asistente, el cuando nos va indicando en cada momento (y en nuestro idioma) los pasos que debemos seguir tanto si vamos a realizar la instalación desde nuestro equipo como desde el iPhone.

Una vez completado el trámite no necesitaremos volver a tocar nada en la báscula. Sencillamente comenzar a pesarnos con la regularidad que deseemos y acceder a la la web my.withings.com para visualizar todas nuestras mediciones y curvas de seguimiento, una página en flash también en perfecto castellano que destaca por su facilidad de uso y buen número de funciones.

El portal no solo nos permite gestionar cuentas privadas de usuario, sino que también admite gestionar hasta ocho perfiles dentro de una sola cuenta (tenéis que ser una familia realmente numerosa para necesitar más) y clasificar automáticamente las mediciones de cada uno donde corresponda sin ninguna intervención por nuestra parte. Así, al crear un perfil e indicar nuestro nombre, apodo (que aparecerá en la pantalla de la báscula), peso inicial, altura, edad y género, la báscula será capaz de distinguirnos de nuestra pareja, padres o hijos, y si por algún motivo detecta un valor que no cuadra con ningún perfil, nos informará de ello invitándonos a asociarlo a uno ya existente o crear uno nuevo.

Como digo, la web es realmente completa, y además de la información relativa a nuestro peso (que diferencia entre la grasa y la masa magra gracias al impedanciómetro de la báscula), nos facilita consejos (como que es mejor pesarnos por la mañana, unos 30 minutos después de despertarnos), nos permite definir objetivos, escribir comentarios y aunque suene algo delirante, hasta compartir nuestras mediciones a través de una web o blog, Twitter y Google Health.

También desde el iPhone

La aplicación web es fantástica pero como está realizada en flash queda fuera del alcance del iPhone o el iPod touch. Por suerte, esto no es ningún problema gracias a WiScale, su propia aplicación para iPhone disponible gratuitamente en la App Store.

WiScale permite hacer básicamente lo mismo que la web, solo que a golpe de dedo y utilizando el acelerómetro para alternar entre la vista detalle de cada medición y el modo apaisado con las curvas de seguimiento. Las opciones de configuración de la aplicación son muy completas y además del asistente de instalación de la báscula, el selector de perfil o las diferentes unidades para las mediciones (kg, libra, stones, masa, porcentaje) cuenta con un apartado de importación capaz de obtener las mediciones de WeightBot, otra aplicación de iPhone de finalidad similar y una interfaz muy pero que muy cuidada.

Conclusiones

Withings es un producto innovador, muy bien diseñado y con unas características que la hacen única en su especie. Al margen de su propensión a las huellas (algo a lo que los usuarios de iPhone ya estamos más que acostumbrados), su único defecto es el precio, 129 euros que la alejan de determinados bolsillos pero que no deberían pesar (nunca mejor dicho) a aquellas personas interesadas en su salud y forma física que sepan apreciar todas las cosas que hacen especial a esta báscula.

Sitio oficial | Withings

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos