Compartir
Publicidad
¿Merecen la pena los Airpods?
Analisis

¿Merecen la pena los Airpods?

Publicidad
Publicidad

No hay nada peor que la ansiedad de un producto que se espera con gran expectación y que finalmente se retrase tantas veces que las ganas de hacer clic y reservarlo se disparen. Sí, me refiero a los AirPods y su agónico recorrido a la campaña navideña a la que ha llegado por los pelos, por cierto. Ha sido tan elevado el hype que merece la pena detenerse un momento y reflexionar sobre la idoneidad de este producto según el perfil de usuario.

Sin haber podido probarlos todavía (nuestro boss ya lo ha hecho, no te pierdas sus conclusiones), yo he ido deshojando la margarita sobre la conveniencia de hacerme con unos o no. Vaya por delante que en la actualidad estoy (casi) encantado con unos Bose QuiteComfort 35, pero la tecnología y la integración de los AirPods me están haciendo replantearme todo.

1366 2000 12

Lo mejor es, como casi siempre en estos casos, escribir en un papel los pros y contras de unos y otros para intentar salir de dudas. Evidentemente, cada usuario es un mundo y cada cual utiliza los auriculares para situaciones diferentes (música, podcasts, radio, televisión…).

1366 2000 11

Por qué sí me compraría los AirPods

  • Integración con el ecosistema: Puede parecer una tontería para muchos que opinarán que en unos buenos auriculares lo que se espera es una calidad de audio óptima. Sin embargo, en mi caso, son muchos años ya siendo usuario de Apple y comprendiendo que la integración con el ecosistema puede ser determinante. Hablo de Mensajes, FaceTime o Mapas, entre otros, unas aplicaciones que por su sencillez, al final terminas por utilizarlas aunque no sean las mejores en su segmento.
  • Sencillez: Una derivada de lo anterior, pero que no deja de ser importante. Abrir la caja de los AirPods y que salte el pop up en el iPhone con un solo botón que ponga “conectar”, y que acto seguido estén conectados a todos los equipos iCloud… Amigo, más fácil no se puede. El uso de los auriculares alternando los distintos equipos bajo la misma cuenta iCloud es, demás, coser y cantar, algo que los distancia de sus rivales.
  • Tecnología al servicio del usuario: acelerómetros, micrófonos, procesador W1... Si estamos compartiendo este espacio es porque nos encantan los avances, sobre todo cuando están para facilitar las cosas al usuario. Tonterías como quitarse un auricular y que pare la música, o que la interacción sea a través de una superficie táctil y sin botones, son cosas que, personalmente, son argumentos suficientes para plantearme la compra.
2560 3000

Por qué no me compraría los AirPods

  • 179 euros: Empecemos por el argumento que más nos va a retener a la hora de plantearnos la compra. ¿Son caros o tienen un precio razonable? Una vez más, depende del prisma desde el que se miren. Si uno los ve desde el punto de vista más 'melómano', por ese precio o un poco más seguro que hay alternativas que ofrezcan un sonido más puro. Pero si los que den más valor al uso cotidiano, los AirPods tienen más boletos, a priori, de acompañarnos a todas partes. En cualquier caso, la económica es una barrera de entrada importante, sobre todo habida cuenta de que el propietario de un iPhone ya tiene auriculares.
Apple una vez más ha seguido su propio camino en lo que toca al diseño de sus productos
  • Estética: Pedro Aznar lo explica de forma muy gráfica en su análisis: los AirPods no pasan desapercibidos, y los que los conocen te mirarán con curiosidad y ganas de hacer preguntas, pero los que no tengan ni idea de qué va la guerra, pensarán que vas con auriculares con los cables cortados. Sin llegar a ese extremo cómico del asunto, Apple una vez más ha seguido su propio camino en lo que toca al diseño de sus productos, y en realidad conocemos el final de esta historia: en la mayoría de las ocasiones, marcan tendencia, lo que sucede es que hasta que llegue ese momento, puede despertar reticencias de algo que llevas de manera tan visible. Cuestión de gustos (o personalidad).

  • Calidad de audio: Sobre este punto quiero aclarar que me considero un usuario muy poco exigente en lo que respecta a la calidad del sonido. Para mí los EarPods sonaban ya de maravilla... hasta que me enfundé los QuiteComfort 35. Es cierto que se trata de formatos distintos de auricular (in ear y externos), pero disfrutando de una película o un largo viaje en avión, la cancelación activa de los segundos puede marcar la diferencia. En este sentido, Apple nos explica que los AirPods cuentan con "tecnología beamforming se centra en el sonido de su voz y filtra el ruido exterior de forma que sus palabras suenen más claras que nunca", pero no se emplea mientras escuchamos música. Una vez más dependerá de dónde quiera colocar el listón cada uno, pero no cabe duda que en este terreno muchos tendrán que sacrificar parte de sus exigencias si optan por los AirPods.

¿Qué hacer al final? En mi caso, he optado por mirar hacia atrás y ver qué ha sucedido en situaciones similares con otros productos de la casa y seguro que no estoy solo en esto: siempre acabo comprándolos porque en definitiva Apple hace productos de gran calidad y rara será la situación en la que nos decepcione la compra. Sabiendo esto ¿Para qué esperar?...

En Applesfera | Análisis AirPods, ciencia ficción inalámbrica

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos