Compartir
Publicidad
Samsung y Google responden por fin a Apple Pay. Así es como contraatacan
Analisis

Samsung y Google responden por fin a Apple Pay. Así es como contraatacan

Publicidad
Publicidad

Apple no lidera el mercado de smartphones fuera de Estados Unidos, pero el iPhone tiene el camino bastante despejado para conquistar los pagos móviles a nivel global. Con la apuesta decidida por un sistema de tokens y NFC, la fiabilidad y facilidad de uso de Touch ID y especialmente la última alianza de la compañía, Apple Pay ya está en una posición dominante que sólo puede reforzarse aún más cuando llegue al resto del mundo.

No nos sorprende que Samsung y Google estén preparando sus propias plataformas. El MWC 2015 nos ha desvelado sus nombres y no son muy originales: Samsung Pay y Android Pay. ¿Qué es lo que proponen? ¿Debería Apple estar preocupada?

Samsung Pay

La tecnología MST permite pagar en datáfonos antiguos

Loop Pay Logo

A días de su evento anual, Samsung anunció que había comprado LoopPay, una startup especializada en pagos móviles con MST. Esta Magnetic Secure Transmission es una tecnología inalámbrica que, desde el punto de vista del datáfono, funciona exactamente igual que la banda magnética de nuestra tarjeta de crédito, lo que la convierte en la opción de pagos móviles más universal.

¿Cómo es posible? Cuando usamos una tarjeta convencional, el lector lee la grabación magnética que contiene la banda; lo que propone LoopPay es un transmisor que modifica el campo magnético emulando la misma "señal magnética" que nuestra tarjeta. Así es como el datáfono interpreta que hemos pasado nuestra tarjeta, pero en realidad sólo hemos acercado el transmisor.

Hasta ahora esto era posible con un accesorio que LoopPay integra en una funda (tienen una para el iPhone, de hecho; llevan en esto desde 2013). Lo que ha hecho Samsung es integrar el transmisor en los nuevos Samsung Galaxy S6 y S6 Edge.

En definitiva, para pagar con los nuevos Galaxy sólo tendremos que ingresar los datos de nuestra tarjeta (una vez), deslizar el dedo para abrir Samsung Pay y acercar el teléfono al lector de la tienda, aunque éste no sea compatible con NFC. Por eso en LoopPay dicen que son "la cartera móvil más aceptada".

Si es un sistema tan universal, ¿por qué no lo usó Apple?

Porque las bandas magnéticas están abocadas a la extinción. MST es ideal para esos pequeños comercios que no van a actualizar su tecnología hasta que se vean obligados a ello, pero en general lo tiene complicado en un mundo donde ya se estaba imponiendo el microchip y ahora empieza a extenderse el NFC.

Apple apostó por el futuro, consiguió dar un golpe sobre la mesa y ahora las grandes financieras como Visa están moviendo ficha hacia la "tokenización" de los sistemas de pago. Es decir, los números de las tarjetas van a ser reemplazados por tokens criptográficos y los pagos por NFC como Apple Pay serán algo global.

Por eso, Samsung Pay funcionará también con NFC además de con MST.

No empezará a funcionar hasta el verano

La adquisición de LoopPay es muy reciente, así que podemos suponer que el desarrollo está en pañales. No obstante, Samsung nos promete que comenzarán a desplegar el sistema este verano. En un principio estará disponible sólo en Estados Unidos y Corea del Sur, pero Europa y China serán los siguientes mercados.

En cuanto a socios, Samsung ya tiene en el bote a los dos más importantes: MasterCard y Visa. Y dicen que están en conversaciones con American Express, Citi... y muchos otros.

Android Pay

Google Wallet por sí solo no era suficiente

Google Wallet Logo

Android sí que lidera el mercado mundial de smartphones, con más de un 80% de cuota. Esto es gracias al gigantesco ecosistema de fabricantes, a los que Google no puede obligar a usar Google Wallet como sistema de pagos. (Pero sí que lo está consiguiendo con algunas operadoras: AT&T, Verizon y T-Mobile van a preinstalar Wallet en dispositivos Android).

Aparte de esta complicada estrategia de favores, Google está desarrollando una API del sistema operativo: Android Pay. Se trata de un entorno que cualquier compañía podrá utilizar para ofrecer pagos móviles, por ejemplo la propia Google: Google Wallet se convertirá en un cliente de Android Pay.

Al igual que Apple Pay o Samsung Pay, Android Pay funcionará con transacciones "tokenizadas" y hará uso de NFC. Y para hacerlo todo tan fácil como con Apple Pay, tendrá soporte para sensores biométricos (véase lector de huellas dactilares).

Poco más... ¿hasta mayo?

Eso es todo lo que sabemos, extraído de lo poco que ha soltado Sundar Pichai durante su conferencia del MWC. También ha dicho que no ve Samsung Pay como un competidor sino como una alternativa, "a los usuarios les encantan las opciones".

Es posible que Android Pay se lance oficialmente durante el Google I/O de mayo, como apuntan en Xataka.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio