Compartir
Publicidad

Análisis iMovie para el iPad

Análisis iMovie para el iPad
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Ya has instalado tu versión de iMovie en tu iPad de primera generación? Como habrás podido comprobar el funcionamiento de la aplicación es casi perfecto y apenas existe ningún problema en usar la misma, aunque Apple no lo permita oficialmente.

iMovie, al contrario que Garageband, es una actualización de la que ya había disponible en la App Store desde hace meses y que se presentó con la salida del iPhone 4.

Así que en lineas generales nos encontramos ante una versión “grande” del programa y las opciones que ya conocíamos desde hace meses. Aunque hay que decir la verdad, la aplicación es mil veces más sencillas y útil desde el iPad que desde el iPhone gracias a la diferencia de tamaño de pantalla.

iMovie para el iPad, lo mismo pero mejor gracias al tamaño


iMovie iPad

La aplicación es ahora universal, funciona en cualquier dispositivo iOS compatible del mercado, así que cuando digo “las mismas opciones” no hablo de una adaptación o variaciones, realmente nos encontramos ante las mismas posibilidades y opciones pero con un uso diferente.

El diseño ha cambiado radicalmente tomando, al igual que Garageband, el diseño de la aplicación de escritorio que todos conocemos como base para crear esta nueva versión del editor de vídeos.

Ese cambio de diseño, sin necesidad de añadir nuevas opciones, es lo que convierte la versión del iPad en una muchísimo más interesante que la que podemos usar desde una pantalla de 3,5 pulgadas. No sólo hablamos de la comodidad de una pantalla mayor, también de las diferencias de uso.

Los botones, ajustes, opciones y en general todas las opciones son heredadas de la versión de escritorio de Mac OS X, así que no necesitas ningún tutorial ni ayuda para entender como funciona, puedes empezar a editar vídeo desde el minuto cero.

Mis quejas son principalmente enfocadas a los pocos ajustes que podemos realizar en la creación de vídeos. Así como los temas son variados e interesantes, las transiciones incluidas son muy pocas (únicamente una por tema más disolución), los efectos de audio son nulos y a excepción del detalle de fusión de vídeo el resto de opciones son bastante simplonas.

Así como Gargeband da esa sensación de aplicación completa, pero sencilla de usar, iMovie peca de simple en casi todos los aspectos del programa.

Son entendibles las limitaciones del programa debido al tipo de equipo del que hablamos, aunque la mayor parte de estas quejas son debido a la variedad más que a la sencillez de sus opciones. Es decir, no costaba mucho más añadir nuevas transiciones, algún que otro efecto de audio o incluso la posibilidad de editar el audio como lo hace Garageband

iMovie para iOS, conclusiones


iMovie iPad

Si ya tenías la aplicación para el iPhone, no te preocupes, esta versión para tu iPad no te ha costado nada así que en cualquier caso has ganado algo, aunque la aplicación sea simple.

El mayor problema es que lo que parecía increíble en un móvil, se queda algo corto viendo de lo que es capaz el iPad en Garageband y muchos otros programas de edición.

La parte positiva se la lleva su precio de sólo 3,99 euros. Si quieres una aplicación para crear vídeos rápidos desde tu iPad es una solución simple, aunque te aviso, el pase de diapositivas del iPad con efecto “origami” es casi más espectacular que cualquier otra cosa que puedas hacer desde está versión de iMovie.

En Applesfera | iMovie para iPhone ya disponible en la App Store española

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio